Orientación Académica

¿Cómo puedo estudiar Medicina si no tengo la nota de corte?

¿Cómo puedo estudiar Medicina si no he alcanzado la nota de corte?

El grado en Medicina es una de las carreras vocacionales más solicitadas y, por lo tanto, más difíciles de acceder. Año tras año la nota de corte de Medicina se sitúa entre las más elevadas, raramente encontrarás una nota inferior a 11 en cualquiera de las universidades públicas. Como se ha avanzado al inicio, el motivo de este fenómeno radica en la demanda, ya que los titulados en Medicina cuentan con la mejor tasa de inserción laboral.

Estudiar Medicina

Si tu vocación es la medicina y quieres emprender estos estudios, no te rindas. Es importante que tengas claro que el acceso a estos estudios no es fácil, pero si te esfuerzas, lo puedes conseguir.

El primer consejo que te damos es: ¡a por todas en el Bachillerato! Un buen Bachillerato es la base para conseguir una buena nota de acceso a la universidad. Pero si con esta nota no es suficiente, existen otras opciones para lograr entrar a Medicina.

Alternativas para acceder al grado de Medicina

  • Repite la EvAU o EBAU. Si tu nota se ha quedado a las puertas, puedes repetir la selectividad, tanto en la fase obligatoria como la específica, sabiendo que siempre te guardarán tu mejor nota. Es posible que con esta nueva calificación consigas entrar en el curso siguiente. Esta es una opción para las personas que poseen una muy buena media de Bachillerato y el motivo de no entrar ha sido por los malos resultados en la prueba de acceso a la universidad.

  • Matricúlate en otra carrera relacionada. Tienes la opción de matricularte a en una carrera de la rama de Ciencias de la Salud que tenga relación con los estudios de Medicina como, por ejemplo, Enfermería, Fisioterapia o Psicología. Una vez superado el primer curso, tienes dos alternativas:

    • Solicitar un cambio de carrera: siempre que cumplas con los requisitos que establezca la universidad (número mínimo de créditos convalidables, asignaturas superadas, etc.) y si ésta tiene plazas libres, puedes iniciar el trámite para cambiar de la carrera que hayas empezado a Medicina.

    • Volver a presentarte a la EvAU o EBAU: puedes realizar de nuevo las pruebas de selectividad, tanto la fase común como la específica, con el objetivo de conseguir mejor nota y acceder. Si es así, tendrás la opción de convalidar algunas de las asignaturas que ya hayas cursado y superado en la otra titulación.

  • Accede desde un ciclo formativo de grado superior. Los estudios de Técnico Superior permiten el acceso a la universidad. Si tu nota de acceso está muy por debajo de la nota de corte de Medicina, tienes la opción de cursar un ciclo formativo de grado superior de Formación Profesional de la familia de Sanidad, conseguir una buena media en estos estudios y, después, presentarte de nuevo a la fase específica de la selectividad, intentando sacar la mejor nota posible. Recuerda que no existen plazas reservadas para el alumnado de FP y, por lo tanto, la nota de corte de referencia es la misma tanto si vienes de Bachillerato como FP.

  • Accede a una universidad privada. Las universidades privadas tienen su propio proceso de admisión y, normalmente, no se rigen por nota de corte. De modo que tu acceso no estará condicionado por la nota de la EvAU o EBAU. Esta opción no es posible para todos los estudiantes debido al elevado coste que pueden tener estos centros, pero puedes consultar si el centro dispone de becas o ayudas para sus estudiantes. Si optas por cursar Medicina en una privada, siempre puedes solicitar un cambio de universidad.

  • Estudia en el extranjero. Cursar una carrera universitaria en otro país puede ser una experiencia desafiante, pero también muy enriquecedora a nivel personal y profesional. Es importante que te informes previamente de las opciones de homologación de tus estudios antes de empezar a buscar tu destino. 

Buscar alternativas requiere tiempo. Recuerda que a veces el camino que responde a tus necesidades no es el más directo, pero lo importante es que te permitirá llegar. Empieza a informarte ya de todas las facultades en las que puedes estudiar medicina.