La hora de la formación no reglada

Noticia

El mundo está cambiando y formarse constituye una excelente oportunidad para estar preparado. ¿Qué papel ocupa la formación no reglada en este contexto? ¿Cuál es su valor, sus oportunidades y sus retos? No te pierdas uno de los monográficos con más participación de los últimos tiempos

  • 05/05/2021

  • Valora

  • Deja tu comentario
Eva Jiménez Gómez. Redacción de Educaweb
Contenido

Formación no reglada: una oferta diversa, pero invisible

Ventajas de las enseñanzas no regladas

Desafíos de la formación no reglada

Criterios para elegir estudios no reglados
 
 
 
Hace tiempo que organismos internacionales y expertos de prestigio constatan las implicaciones que conlleva vivir en un mundo caracterizado por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad (VUCA, en inglés). El COVID-19 ha acelerado estos fenómenos y la formación resulta clave para afrontarlos.  

Existe, por tanto, un consenso prácticamente universal en que la educación y la formación son imprescindibles para superar los retos a los que nos enfrentamos como personas, como sociedad y como humanidad. No en vano, "garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos" es el objetivo número 4 de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible aprobada por la Organización de Naciones Unidas en 2015.

Ahora bien, las últimas crisis están poniendo a prueba la capacidad de las instituciones educativas tradicionales a la hora de preparar a la ciudadanía para responder a los desafíos locales y globales,  glocales, poniéndose cada vez más el énfasis en la formación por competencias. Así lo ha entendido la Unión Europea, que a mediados de 2020 presentó una Agenda para las Capacidades (Skills Agenda) para los próximos cinco años con el fin de hacer frente al impacto del coronavirus, pero también para garantizar la transición ecológica y digital y contribuir así al desarrollo de las personas y las economías.

La adaptación al cambio no está resultando fácil para instituciones educativas tradicionales como, por ejemplo, las universidades, algo que los centros de formación que imparten enseñanzas no regladas están aprovechando para poner en valor su oferta educativa y dar respuesta a las necesidades del momento. Ahora bien, ¿cuál es el valor de esta formación actualmente? ¿Cuáles son sus beneficios y riesgos? En este monográfico de Educaweb encontrarás información y opiniones para dimensionar el valor de esta formación.
 

Formación no reglada: una oferta diversa, pero invisible

 
La formación no reglada se entiende como aquella enseñanza que no está regulada por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, es decir, no está contemplada por las leyes educativas vigentes y, por tanto, no tiene validez académica oficial.

Tras esta definición genérica y aparentemente sencilla se encuentran numerosos tipos de formación no reglada, entre los que se pueden destacar los siguientes:
 
  • Las actividades formativas extraescolares que se imparten en los centros educativos o fuera de ellos en centros especializados.
 
  • Los cursos generalistas o especializados ofrecidos por centros privados, colegios profesionales o asociaciones.
 
  • Los cursos de perfeccionamiento, especialización, MOOC, y posgrados y másteres propios (no oficiales) impartidos por las universidades y centros de formación superior.
 
La gran diversidad de enseñanzas no regladas que cada año cursan numerosos ciudadanos y ciudadanas no se corresponde con la información oficial sobre ella. Resulta difícil encontrar estadísticas sobre este tipo de formación en los diferentes ministerios. Este hecho permite valorar en su justa medida el  Observatorio Educaedu de la Formación, una iniciativa del Grupo Educaedu, al que pertenece Educaweb, que busca visibilizar este sector con el fin de aportar evidencias que contribuyan a la toma de decisiones de estudiantes y centros de formación.

En el próximo número de la publicación online del Observatorio, a la que se puede suscribir cualquier persona de manera gratuita, se analiza el sector de la formación no reglada en 2020 a partir de los datos facilitados por la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística. Según este análisis, unas 2.658.000 personas entre 25 y 64 años realizaron algún tipo de formación no reglada durante el último trimestre del año 2020, la cifra más alta alcanzada desde 2019.  Y cada año se incorporan unas 80.000 personas que cumplen 26 años que cuentan como máximo con la primera etapa de la ESO, algo que supone una oportunidad para las instituciones de formación no reglada, advierten desde el Observatorio.

La Subdirectora General de Orientación y Aprendizaje a lo largo de la Vida de la Secretaría General de Formación Profesional del Ministerio de Educación y Formación Profesional, Asunción Manzanares Moya, también se basa en el INE y destaca en su artículo para Educaweb que la participación en actividades de formación entre la población de 25 a 64 años "no supera el 9,5%".  

En todo caso, habrá que permanecer muy atentos a los fondos europeos de recuperación, ya que sus prioridades marcarán los ámbitos donde se recibirán más inversiones, como sugiere el director general de Educaweb, Josep Lluís Segú, en una entrevista para este monográfico: "Sectores como la transición ecológica y la transformación digital, la movilidad sostenible y las energías limpias van a recibir inversiones muy importantes y necesitarán trabajadores adecuadamente formados".
 

Ventajas de las enseñanzas no regladas

 
¿Cuáles son las ventajas o beneficios de la formación no reglada? Los articulistas que han participado en este monográfico de Educaweb coinciden en su mayoría a la hora de enumerar los puntos fuertes de las enseñanzas que no cuentan con el aval del Ministerio de Educación y Formación Profesional. He aquí algunos de los más consensuados entre la casi quincena de especialistas que han participado:
 
  • Requisitos de acceso más flexibles. La mayor parte de las enseñanzas no regladas permiten el acceso a cualquier persona de cualquier edad. Sólo hacen falta ganas de aprender, tiempo y más o menos dinero. Pueden apuntarse personas que no han podido o querido estudiar en el sistema educativo oficial, personas que necesitan reorientar su carrera profesional, personas de otros países que no pueden o no quieren convalidar sus estudios, personas que desean desarrollar nuevas competencias, aquellas que quieren formarse por el mero placer del conocimiento… Todos tienen cabida.
 
  • Rapidez de adaptación al entorno. Al no tener que depender de la aprobación de la administración, los centros que imparten formación no reglada pueden ofrecer formaciones que responden a las necesidades sociales, culturales, del mercado de trabajo, etc. que van surgiendo desde el mismo momento en que se detectan, algo que puede facilitar la empleabilidad de los estudiantes.
 
  • Contacto estrecho con el mercado laboral. El punto anterior presupone un conocimiento muy estrecho con la realidad socioeconómica, algo que también facilita la actualización y especialización de los programas, así como la función profesionalizadora de una gran parte de las enseñanzas no regladas.
 
  • Personalización del aprendizaje. Al contar con una mayor flexibilidad para seleccionar los contenidos, las metodologías o la calendarización de los cursos, la formación no reglada se adapta a las necesidades personales del alumnado, siendo capaz de facilitar la conciliación del estudio con la vida familiar y laboral, como apunta Cristina Mesa Ferrer, directora de Marketing de SEAS, en su artículo "Formación no reglada para avanzar profesionalmente".
 

Desafíos de la formación no reglada

 
La formación no reglada presenta numerosas ventajas, pero también es preciso tener en cuenta algunos retos importantes tanto para los centros como para el alumnado. Entre los principales mencionados por los expertos que han participado en el monográfico de Educaweb, destacan: 
 
  • Visibilidad. Las enseñanzas no regladas están presentes de muchas formas, pero en cierta forma se hallan invisibilizadas, como se ha comentado más arriba. El presidente de la Asociación Nacional de Centros de e-Learning y Distancia (ANCED), Arturo de las Heras, está convencido de ello y sostiene en su artículo que "en el ámbito educativo debe trabajarse desde las instituciones, los docentes o los orientadores, pero también desde las asociaciones que estamos en el sector y que debemos reivindicar su importancia si queremos ser una economía cada vez más competitiva".
  
  • Reconocimiento. Algunos articulistas también han indicado que, en general, las enseñanzas no regladas no se hallan bien valoradas, por inercia histórica, por motivos culturales e incluso por "miedo" por parte de quienes imparten estudios oficiales, como sugiere Irene Ranz, presidenta de Fundación Aprender y directora de Colegio Jara en su artículo "Una opción para llegar donde la educación formal no llega".
 
Dicho reconocimiento también se vería impulsado por establecer mecanismos que permitieran lo que la Subdirectora General de Orientación y Aprendizaje a lo largo de la Vida del MEFP plantea como analizar la viabilidad de referenciar las ofertas formativas a los marcos generales de cualificación. Ahora bien, matiza, "no con la intención de incrementar la regulación o de subvertir el sentido de buena parte de esta oferta, sino para favorecer que la persona pueda capitalizar la formación ya sea participando en un proceso de evaluación y acreditación de competencias adquiridas por experiencia laboral o vías no formales, o completando formación aprovechando la continuidad y/o complementariedad con la educación reglada".
 
 
  • Calidad. Este es uno de los retos más comentados entre los especialistas. Las enseñanzas de la formación no reglada deben aprovechar la flexibilidad para convertirse en referentes de calidad. Sólo así puede constituirse en un valor preciado por el alumnado y los reclutadores. Es por ello que Sergi Sánchez y Anna Rosell, director y responsable del Servicio de Psicopedagogía de FxAnimation en Barcelona, resaltan la importancia de la formación continua del profesorado de dichos centros en su artículo "Formación no reglada: ADN 100% innovador".
 
El reto de la excelencia también se puede traducir en un cuidado exquisito de las relaciones con las empresas, con el fin de mantenerse al tanto de las necesidades del mercado laboral y establecer convenios de prácticas realmente útiles, como se desprende del artículo de Marta Palacio, responsable de Innovación y Proyectos del Fondo Formación Euskadi, titulado "El aprendizaje basado en el trabajo como motor de la formación no reglada".
 
  
  • Orientación. Cuanto más se conozca, se valore y se ofrezca un alto valor añadido, más posibilidades existirán de que las enseñanzas no regladas puedan ser más valoradas por los profesionales de la orientación académica y profesional. En esto incide el director general de Educaweb en su entrevista cuando sostiene que "una buena orientación académica es clave para ayudar al futuro alumnado a seleccionar la institución y el programa más adecuado para ellos entre la gran diversidad de oferta disponible, especialmente cuando se trate de profesionales que están en fase de reorientación de su carrera profesional y que pueden haber perdido el hábito de la formación".
 

Criterios para elegir estudios no reglados

 
La enorme variedad de opciones formativas existentes en el campo de la formación no reglada requiere de una buena orientación académica y profesional. Es por ello que desde Educaweb ofrecemos consejos que también son compartidos por la mayoría de los expertos participantes en este monográfico. Algunos son extensibles a todo tipo de formación, como se puede comprobar a continuación:
 
  • Definir el objetivo profesional. Sin duda, no se puede elegir bien si no se sabe lo que se busca. Por eso, el primer paso es definir el objetivo de la formación buscada de forma clara y precisa. Para profundizar en esta cuestión, consulta esta sección de Educaweb con orientación al respecto.
 
  • Valorar la disponibilidad de tiempo, dinero y energía. Es preciso realizar un análisis realista del tiempo, dinero y energía disponibles, con el fin de poder concluir la formación escogida con éxito. Por tanto, conviene informarse bien de si existe un plazo para finalizar la formación, si es prorrogable, si existen becas y/o facilidades de financiación, si ofrece flexibilidad horaria, si la modalidad es presencial, online o blended,  etc.
  
  • Conocer los servicios que ofrecen los centros. Existen numerosos aspectos a tener en cuenta, como el tipo de atención facilitada al alumnado (presencial u online, en momentos concretos o en cualquier ocasión, etc). La realización de prácticas y la existencia o no de bolsa de empleo también constituyen aspectos muy importantes, ya que favorecen la empleabilidad del alumnado o, al menos, la oportunidad de realizar contactos con el mundo empresarial. Conviene ponerse en contacto con el centro para aclarar las posibles dudas y no limitarse únicamente a consultar la información de la página web, ya que en ocasiones es opaca o ambigua y puede generar confusión y malentendidos.
  
  • Analizar los programas y el profesorado. A menudo las formaciones se presentan con títulos parecidos, pero ofrecen contenidos y metodologías diferentes. Es por ello que conviene analizar cuidadosamente los planes de estudio y preguntar por el profesorado, para saber si cuenta con la formación y experiencia necesarias para ofrecer una formación de calidad.
  
  • Buscar criterios externos de calidad. Nadie suele hablar mal de sí mismo, así que es muy importante buscar referencias externas. Hoy en día es relativamente fácil saber dónde ha estudiado una persona y, por tanto, buscar opiniones de antiguo alumnado. También existen rankings y premios que pueden facilitar la toma de decisiones, si bien es prudente averiguar quién los elabora y en función de qué criterios.
 

¿Cuál es el valor de la formación no reglada hoy en día? O, como plantea Mariela Gómez, profesora universitaria y docente de diferentes programas de formación no reglada: "¿Quién puede decir a estas alturas que la formación oficial o reglada es mejor que otra?". En todo caso, desde Educaweb y con el planteamiento de este monográfico confiamos en haber puesto más luz en una opción formativa consolidada, para todos los públicos, sobre todos los temas y en todos los formatos.
 
 
Deja tu comentario