Orientación Laboral

Cómo definir el objetivo profesional

¿Qué es el objetivo profesional?

El objetivo profesional es dónde quieres llegar profesionalmente, este marca tu camino hacia tu futuro profesional y personal. Fijarte un objetivo te ayudará a encontrar la profesión que mejor se adecue a tus intereses y aptitudes, y también, en planificar tu trayectoria formativa y laboral para poder lograrlo.
Objetivo profesional
Para poder encontrar tu objetivo profesional, primero de todo debes realizar un análisis personal y del entorno que te rodea.

Actualmente existe una gran variedad de profesiones, y en el futuro aparecerán muchas más, por eso es importante que te analices e investigues todas las oportunidades que existen o podrían existir, y así encontrar la profesión que mejor responda a tus intereses y aptitudes.

A continuación puedes encontrar los aspectos clave que te ayudarán a construir tu objetivo profesional. Estos se pueden clasificar en dos categorías principales: 

Autoconocimiento

La definición del objetivo profesional empieza por el autoconocimiento, es decir, saber cuáles son tus: Conocerlos te ayudará a identificar qué trabajos puedes hacer, qué profesión te gusta y qué competencias profesionales deberías mejorar. 
 

Competencias 

Los competencias son los conocimientos y habilidades que posees y los puedes haber adquirido a través de la experiencia laboral, los estudios o actividades no formales.

Debes preguntarte qué hacías, qué era lo que más te gustaba hacer y en qué destacabas, tanto en trabajos anteriores como durante tus estudios. Y luego piensa en qué puesto de trabajo sería posible aplicar esas competencias adquiridas.

También es importante tener en cuenta lo que has aprendido realizando actividades fuera del trabajo o de los estudios, pues una afición podría convertirse en una profesión.

Algunas competencias que te permitirán desempeñar puestos de trabajos concretos son:

Habilidades para la gestión Habilidades administrativas
Habilidades para la comunicación Habilidades sociales
Habilidades creativas Habilidades artísticas
Habilidades técnicas Habilidades financieras
Habilidades matemáticas Habilidades manuales
Imaginación espacial Capacidades científicas
Idiomas Conocimientos TIC


Ten en cuenta que existen una serie de competencias que pueden aplicarse a diferentes empleos y empresas, estas son las competencias transversales. Algunas de estas ejemplos son: 

Adaptación y flexibilidad Inteligencia emocional
Análisis y resolución de problemas Orientación al cliente
Autonomía Liderazgo
Comprensión y expresión escrita Pensamiento crítico
Escucha activa Planificación y organización
Expresión oral positiva Trabajo en equipo
Espíritu emprendedor Visión estratégica


Actualmente hay muchos trabajos en los que estas capacidades son muy importantes, por lo que mencionarlas en una entrevista de trabajo o incorporarlas en tu currículum puede ser positivo.

Una vez identifiques tus competencias, te será más fácil elegir las habilidades sobre las que construir tu objetivo profesional.
 

Valores profesionales

Los valores profesionales son aquellos aspectos de un trabajo significativos para uno mismo, como la estabilidad laboral, desempeñar funciones creativas o la flexibilidad horaria. Los valores profesionales evolucionan constantemente, contribuyen al bienestar personal y son muy subjetivos.

A continuación tienes un listado de valores que te puede ayudar a identificar cuáles son los tuyos:
  • Valores profesionales relacionados con la creatividad y el desarrollo profesional: prestigio, independencia, responsabilidad, poder desarrollar nuevas ideas y teorías, etc.
  • Valores profesionales relacionados con el trabajo y sus características: variedad, trabajo rutinario, trabajo físico, trabajo intelectual, flexibilidad horaria, trabajar en equipo, trabajar de forma autónoma, cuidar a personas, cuidar animales, reparar objetos, etc.
  • Valores profesionales relacionados con la empresa: remuneración económica, reconocimiento del rendimiento en el trabajo, identificación con los valores de la organización, etc.
  • Valores profesionales relacionados con el ambiente y la gestión en el lugar de trabajo: buen ambiente, estabilidad laboral, empresa grande o pequeña, buena dirección, etc.


Intereses profesionales

Tus intereses son todo aquello que te gusta hacer, independientemente de que se trate de una actividad física, intelectual, creativa o de otra naturaleza. Los intereses determinan las elecciones profesionales.

Los intereses, al igual que los valores, son algo muy subjetivo. A unos les gusta manejar instrumentos o maquinaria, otros prefieren actividades que impliquen ayudar a los demás, habrá quien prefiera dedicarse a actividades artísticas y a quien le guste trabajar con datos y archivos.


Características personales

Existen una serie de rasgos de personalidad que favorecen el ejercicio de una profesión. Por ejemplo, si una empresa necesita trabajadores productivos que contribuyan a crear un buen ambiente laboral y sean capaces de solucionar problema, buscarán personas responsables, honestas, optimistas, flexibles y proactivas.

Pregúntate "¿cómo soy" y elabora un listado con las características personales que definen tu carácter. Aquí tienes algunos ejemplos que te ayudarán a definirte: honesto, ambicioso, creativo, comprensivo, leal, entusiasta, cuidadoso, optimista, generoso, amable, reflexivo, racional, competitivo, sociable, paciente o perseverante.

Conocimiento del puesto de trabajo

Una vez definido tu perfil, investiga sobre los puestos de trabajo que más te atraen y que mejor se adaptan a tus características, y averigua, para cada uno de ellos:

  • En qué consiste el trabajo: actividades, funciones, responsabilidades.

  • Qué título académico y experiencia laboral se precisa para realizar el trabajo.

  • Qué competencias profesionales y habilidades transferibles se requieren.

  • Qué ofrece: condiciones laborales generales, nivel salarial, oportunidades de desarrollo profesional, formación continua, etc.

  • Salidas profesionales: Cuántas vacantes de este puesto hay en el mercado laboral y qué nivel de competencia cabe esperar (es decir, cuántos candidatos hay para un mismo puesto de trabajo).

  • Dónde buscar trabajo en esta profesión.

  • Cómo tener éxito en una entrevista para ese puesto de trabajo.

¿Cómo puedes obtener toda esa información?

  • Accediendo a portales especializados en los que puedas encontrar la descripción de profesiones.

  • Estudiando la situación y preguntando. Puedes obtener la información que necesitas de las personas de tu entorno. Aunque quizás no conozcan todos los detalles, pueden facilitarte información para que contactes con alguien que se dedique a esa profesión que te interesa, así podrás conocer un caso real y comprobar si lo que opinas de esa profesión se ajusta a la realidad.
    También puedes ponerte en contacto con centros educativos que realicen formación sobre esa profesión concreta. Una buena idea es preguntar si ofrecen cursos adecuados para ti teniendo en cuenta tus conocimientos y tus circunstancias personales (horarios, distancia, desplazamientos, etc.). Te ayudará si preparas con antelación algunas preguntas sobre lo que más te interesa de esa profesión, y tomar notas de lo que te cuenten.

  • A través de la experiencia laboral en una empresa. Obviamente, la mejor forma de conocer un trabajo concreto es ocupando ese puesto. Para aproximarte a un sector profesional, comprueba si hay posibilidades de realizar prácticas, trabajar temporalmente en campañas de verano, de navidad, etc.

Una vez definido el objetivo profesional puedes empezar con el proceso de búsqueda de empleo. Puede que para encontrar el empleo deseado, primero tengas que mejorar tus competencias. Conoce el proceso que te ayudará a mejorar tu posición en el mercado laboral.