Científico

Descripción
Los científicos desarrollan nueva información acerca del mundo que nos rodea, a menudo con el propósito de resolver problemas o mejorar aspectos de la vida moderna. En sus investigaciones, los científicos necesitan un enfoque lógico y sistemático. Diseñan cuidadosamente, realizan el seguimiento y analizan experimentos para llegar a conclusiones. Asimismo, deben explicar sus hallazgos a los demás con claridad y concisión.
Actividades laborales
Los científicos diseñan, planifican y dirigen ensayos e investigaciones tanto básicas como aplicadas al ámbito de los avances científicos. Algunos ejemplos de investigación aplicada al avance científico son:
  • Desarrollar un nuevo medicamento para tratar una enfermedad.
  • Encontrar materiales más fuertes y ligeros para construir aeroplanos con ellos.
  • Mejorar el color y el sabor de los alimentos.
  • Desarrollar fuentes alternativas de energía, como la eólica o la solar.
El tipo de experimentos realizados y la tecnología aplicada variarán en función del ámbito de investigación.

Sin embargo, todos los científicos necesitan garantizar la exactitud de sus resultados, por lo que piensan detenidamente el número de pruebas requeridas para alcanzar una conclusión precisa, el tamaño de la muestra de la investigación (por ejemplo, cuántos voluntarios serán necesarios en una prueba), así como todos aquellos factores que puedan afectar a los resultados o distorsionarlos.

A menudo trabajan con otros científicos que poseen conocimientos especializados diferentes a los suyos.

Los científicos suelen tener a su cargo un grupo de técnicos, quienes se ocupan del funcionamiento diario del laboratorio.

Los científicos utilizan diversos métodos para recoger y analizar datos, y a menudo también estadísticas. Analizan resultados y presentan sus hallazgos en forma de gráficos, maquetas o diagramas. Usan ordenadores para diseñar y hacer el seguimiento de los experimentos, crear modelos y analizar resultados.

Durante una investigación, los científicos emplean métodos tradicionales, como, por ejemplo, observar cambios a simple vista, así como tecnología muy sofisticada, como usar un microscopio electrónico para estudiar microorganismos.

Los trabajos de investigación y desarrollo pueden implicar la realización de pruebas rutinarias durante un largo periodo de tiempo. Por ejemplo, el proceso de desarrollo de un nuevo fármaco puede prolongarse diez años desde su descubrimiento y ensayo hasta que esté disponible y a la venta en una farmacia.

Los científicos necesitan ser capaces de explicar sus resultados clara y concisamente a los demás. Con frecuencia lo hacen a otros científicos, por ejemplo, mediante informes, presentaciones o artículos publicados en revistas científicas. Pero también pueden hacerlo a personas que no sean científicos, como por ejemplo, en el caso de un científico forense, que a veces tiene que testificar en un juicio.

Cada vez más, los científicos deben tener en consideración el impacto medioambiental de su trabajo, por ejemplo, tratando de garantizar que el polen procedente de sus pruebas experimentales de cultivos de plantel genéticamente modificado no entre en contacto con los planteles de las granjas que no están relacionadas con dicha prueba experimental.

Algunos científicos se dedican más a investigaciones analíticas que a trabajos de desarrollo.

Por ejemplo, los científicos analíticos investigan substancias para ver qué sustancias químicas contienen. Sus hallazgos ayudan a otros a garantizar la seguridad y calidad de los alimentos y bebidas, a controlar y proteger la salud pública y el medio ambiente, y a incrementar la eficacia y seguridad de los procesos de fabricación.

Además de trabajar en laboratorios, muchos científicos viajan para tomar muestras o realizar experimentos, lo que se denomina trabajo de campo. Por ejemplo, los geólogos viajan para cartografiar características físicas, a veces a zonas muy aisladas.

Los científicos utilizan sus conocimientos de productos y procesos en los departamentos de marketing y ventas. Así, pueden visitar a clientes para escuchar sus necesidades y explicarles los últimos avances.

En función del tipo de científico, podrán tener otra clase de contactos; por ejemplo, un biomédico puede trabajar con médicos, enfermeras y otros profesionales sanitarios, mientras que un científico acústico puede tener que trabajar con los empleados municipales para observar y controlar el ruido de un estadio.

Las tres principales áreas de la ciencia son la biología, la física y la química, pero están vinculadas entre sí a diferentes niveles en gran cantidad de áreas especializadas. Por ejemplo, la bioquímica es el estudio de la química en los seres vivos.
Perfil profesional
Para ser un buen científico, se necesita:
  • Disfrutar resolviendo problemas.
  • Un enfoque lógico para planear los experimentos.
  • Habilidades prácticas.
  • Imaginación y creatividad.
  • Ser metódico y bien organizado.
  • Paciencia, porque no deberá importarte repetir los experimentos varias veces.
Los científicos a menudo trabajan en grupo, por lo que es importante tener dotes comunicativas. Hay que ser capaz de expresarse con claridad, tanto verbalmente como por escrito.

Por el contrario, algunos científicos también pasan tiempo trabajando en solitario, especialmente durante el trabajo de campo. Por ejemplo, los científicos geólogos pueden viajar para cartografiar zonas remotas y pasar largo tiempo solos.
Competencias
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de expresar ideas con claridad.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Conocimientos en una variedad de instrumental de análisis.
  • Creativo.
  • Diseña, lleva a cabo y evalúa experimentos.
  • Habilidad para evaluar.
  • Habilidad para la observación.
  • Habilidad para realizar presentaciones.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades prácticas.
  • Investigador.
  • Metódico.
  • Observador.
  • Paciente.
  • Persistente.
  • Planifica y realiza trabajo de campo.
  • Sensato.
  • Supervisa y dirige un equipo de técnicos de laboratorio.
  • Utiliza herramientas de análisis estadísticas.
  • Utiliza modelos computarizados.
  • Utiliza sistemas de ensayo automatizados.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados