Biomédico

Descripción
Los biomédicos recogen y analizan muestras médicas, por ejemplo, de sangre y tejido, para ayudar a los médicos a diagnosticar, tratar y controlar enfermedades. Utilizan sus conocimientos y los resultados de las pruebas para asesorar a los médicos y el personal de soporte médico. Los biomédicos necesitan un profundo conocimiento de áreas como la patología, la anatomía y la fisiología.
Actividades laborales
Los biomédicos recogen y analizan muestras médicas, por ejemplo, de sangre y tejidos, para ayudar a los médicos a diagnosticar, tratar y controlar enfermedades.

Trabajan en los laboratorios, utilizando máquinas automáticas de ensayo, microscopios, ordenadores y otros tipos de equipo especializado.

Sin los biomédicos, los médicos no serían capaces de identificar y decidir la mejor forma de tratar enfermedades graves y a veces potencialmente mortales como la diabetes, el cáncer y o el sida.

Analizan las muestras recogidas durante las pruebas de salud, programas de detección, donación de sangre y servicios de la cirugía. Además, estudian las muestras de tejido tomadas durante las autopsias.

Hay biomédicos especializados en las áreas biomédicas específicas, tales como:
  • Química clínica – Análisis de muestras de sangre, por ejemplo, para identificar la diabetes. Esta área incluye el análisis del funcionamiento de órganos como los riñones y el hígado.
  • Transfusión - Identificación de los grupos sanguíneos para la donación de sangre, para asegurarse de que coincide con el mismo grupo del paciente, y asegurarse de que hay suficiente sangre en el hospital para cubrir situaciones de emergencia, tales como accidentes de tráfico.
  • Hematología - Estudio de la sangre y las células sanguíneas, para ayudar a diagnosticar enfermedades como la leucemia y la anemia.
  • Histología - Estudio las muestras de tejido bajo un microscopio, por ejemplo, para el diagnóstico del cáncer.
  • Microbiología médica - Estudio de los microorganismos, bacterias y hongos que puedan ser causantes de enfermedades. También implica la investigación de tratamientos con antibióticos.
Hay otros biomédicos especializados en áreas como la virología, la inmunología y la citología (principalmente los frotis cervicales estudiando).

Los biomédicos exponen los resultados de sus experimentos, y a menudo lo hacen en equipo.
Perfil profesional
Para ser biomédico se necesita:
  • Un gran conocimiento científico.
  • La capacidad de utilizar equipos de laboratorio sofisticados.
  • Conocimientos de informática.
  • Capacidad de organización para ejecutar varias investigaciones a la vez y para manejar cantidades importantes de datos.
  • Habilidades de comunicación y trabajo en equipo para asesorar a los médicos y personal de soporte médico.
  • Paciencia, concentración, perfeccionismo y un enfocar su trabajo con profundidad.

Competencias
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de expresar ideas con claridad.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Especializado en citología.
  • Especializado en hematología.
  • Especializado en histología.
  • Especializado en inmunología.
  • Especializado en microbiología médica.
  • Especializado en química clínica.
  • Especializado en trasfusiones.
  • Especializado en virología.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Lleva registros con precisión.
  • Metódico.
  • Organizado.
  • Paciente.
  • Realiza investigación.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados