Cómo introducir la orientación en la Educación Infantil y Primaria

Redacción de Educaweb
05/02/2020

Diversos organismos, expertos en la materia y conclusiones de estudios internacionales abogan por que la orientación académica y profesional en estas etapas se centren en el autoconocimiento, la exploración del mundo laboral y las competencias para la construcción del proyecto de vida y profesional

Contenido


Los objetivos de la orientación en Infantil y Primaria
Las aportaciones de la orientación en edades tempranas
Ejemplos sobre cómo abordar la orientación en Infantil y Primaria
Los retos de la orientación en Infantil y Primaria en España

 
La orientación académica y profesional resulta más importante que nunca para las personas, incluidos los niños y las niñas, que en un futuro tomarán decisiones sobre su vida personal, académica y profesional. Esta es una de las conclusiones del informe Investing in Career Guidance (2019) elaborado por seis prestigiosos organismos internacionales, entre ellos la OCDE, la Comisión Europea y la UNESCO, que también recomiendan ofrecer esta orientación desde edades tempranas.
 
Tanto los expertos como las fuentes consultadas para llevar a cabo este nuevo monográfico de Educaweb coinciden en que las intervenciones orientadoras en Educación Infantil y Primaria deben centrarse en proporcionar a los estudiantes recursos que les permitan conocerse a sí mismos, sus talentos, intereses y potencialidades; que les ayuden a explorar el mundo del trabajo y las profesiones, y a adquirir habilidades para gestionar la construcción de su proyecto de vida y profesional futuro.
 
El 96,3 % de los docentes considera que el alumnado puede aprender desde la Educación Infantil competencias que les ayudarán a gestionar su vida profesional, por lo que es necesario ayudarles a desarrollarlas, según el estudio The Early Years Career Development for Young Children (2017), elaborado por investigadores australianos.
 
"Es muy importante que los estudiantes reciban orientación académica y profesional desde la Educación Infantil y Primaria. De esta forma pueden empezar a relacionar sus capacidades con las profesiones existentes y las que aparezcan, de modo que ello sirva para realizar una gestión eficiente de su carrera profesional en el futuro", afirma por su parte Elías Amor, presidente de Afemcual en su artículo para Educaweb.
 
Por su parte, la investigadora británica y experta en orientación Elnaz Kashefpakdel, cuyos estudios sobre el tema se mencionan en informes de la OCDE, afirma en entrevista a Educaweb que incluso "hay un abanico de atributos, habilidades y comportamientos que se pueden desarrollar en este punto de la vida de los niños y las niñas, y que les dejará en la mejor posición posible cuando empiecen la transición a la Educación Secundaria y a su vida profesional futura.".
   

Discrepancias sobre cómo denominar la orientación en Infantil y Primaria


Si bien los expertos coinciden en la importancia de la orientación a cualquier edad, discrepan sobre cómo denominar a la que permite a los niños y las niñas de Infantil y Primaria realizar un ejercicio de autoconocimiento, descubrir el mundo laboral e iniciar el desarrollo de competencias para la gestión de la carrera profesional.
 
Los orientadores y las orientadoras, así como la literatura sobre este tipo de orientación, la llaman de diferentes maneras, como: orientación académica y profesional, orientación vocacional, orientación para el desarrollo de la carrera, y aprendizaje relacionado con la carrera (CRL, por sus siglas en inglés de Career-related learning). Para la investigadora Elnaz Kashefpakdel, el último nombre es el que mejor describe a la orientación académica y profesional dirigida a alumnado de 5 a 12 años.
 
En concreto, el CRL comprende actividades en centros educativos de Primaria que están diseñadas para brindar a los niños y las niñas una amplia gama de experiencias y exposición a la educación, las transiciones y el mundo del trabajo, según el estudio Career-related learning in primary. The role of primary teachers and schools in preparing children for the future (2019), elaborado por la organización británica especializada en orientación profesional, Education and Employers, en la que también ha participado Kashefpakdel.
 
No obstante, más allá de cómo se designe este tipo de orientación, todas estas denominaciones tienen en común los objetivos que persiguen con relación al alumnado de Infantil y Primaria.
 
 

Los objetivos de la orientación en Infantil y Primaria




El objetivo general de la orientación es prevenir y anticipar la aparición de desajustes en el proceso educativo y profesional del alumnado, así como sentar las bases para que tomen decisiones académicas y profesionales fundamentadas, según los expertos. "La orientación en estas etapas promueve la prevención en el abandono escolar, favoreciendo la ampliación del conocimiento de sus posibilidades y motivando al alumnado en su aprendizaje y formación", explica al respecto Henar Lázaro Candela, orientadora de la Asociación Profesional de Orientadores/as de Castilla-La Mancha (APOCLAM), en declaraciones a Educaweb.
 
Si bien la orientación académica y profesional en Infantil y Primaria debe abordar tres elementos clave: autoconocimiento; habilidades para la gestión de la carrera, y el descubrimiento del mundo laboral en cada etapa educativa se persiguen objetivos más específicos, señalan algunos expertos que han participado en este monográfico.
 
En la Educación Infantil, por ejemplo, el objetivo de la orientación se enfoca principalmente a introducir al alumnado en el mundo del trabajo y las profesiones, y estimular el autoconocimiento, así como trabajar la educación emocional, según los expertos. Esto no solo le permitirá alumna los estudiantes desarrollar habilidades que en un futuro les servirán para tomar decisiones académicas y profesionales, "sino que les dará la posibilidad de tener un concepto positivo de sí mismos", señalan en su artículo las estudiantes del Máster en Psicopedagogía de Blanquerna-Universitat Ramon Llull de Barcelona, ganadoras del Premio Educaweb en la categoría de Menores de 35 años.
 
En la Educación Primaria, los objetivos de la orientación son los siguientes, según apunta la Fundación Bertelsmann en la 2ª. edición de su Guía de Orientación Profesional Coordinada (2018): 
   
"La orientación académica tiene máxima importancia en los cambios de etapa", señala la orientadora de APOCLAM, Henar Lázaro. "Hay que planificarlos, llevarlos a cabo y evaluarlos. El hecho de que el alumnado de 6º conozca mejor qué le espera en 1º de ESO le ayuda a adaptarse y a tener unas expectativas más ajustadas, favoreciendo el éxito académico y personal".
 

Las 3 aportaciones principales de la orientación en edades tempranas

 
La orientación académica y profesional en Infantil y Primaria aporta diversos beneficios, según los expertos y las fuentes consultadas, entre los cuales destacan los siguientes.
 

Contribuye a disminuir los estereotipos de género en las profesiones




Los estereotipos de género se desarrollan desde temprana edad, asegura el informe Drawing the future: Exploring the career aspirations of primary school children from around the world (2019), desarrollado por la organización británica Education and Employers, UCL Institute of Education, the National Association of Head Teachers y la OCDE.
 
"Muchos niños a menudo no saben lo suficiente sobre el mundo del trabajo para tener ideas realistas de qué trabajos existen, pero se han expuesto a contextos sociales y familiares que les hacen creer que hay ‘trabajos de hombres' y ‘trabajos de mujeres'", según las conclusiones de dicha investigación en la que ha participado Kashefpakdel.
 
Por lo anterior, más de la mitad de los docentes participantes en otro estudio aplicado en Australia considera que los niños y las niñas deberían recibir orientación académica y profesional desde los 5 años, para así aprender sobre el mundo del trabajo y acabar con estos estereotipos de género, según el informe The Early Years Career Development for Young Children (2017).
 

Ayuda a ampliar las aspiraciones de los niños y las niñas

 
La orientación desde edades tempranas contribuye a que los niños y las niñas amplíen sus aspiraciones profesionales en el futuro. Y es que las expectativas profesionales de casi la mitad de los estudiantes españoles de 15 años se reducen a 10 profesiones, la mayoría de ellas en peligro de extinción, debido a que no han recibido una orientación académica y profesional efectiva y a edades tempranas, según se desprende del informe Dream jobs: Teenagers' career aspirations and the future of work (2019), elaborado por la OCDE.
 
Por ello, los expertos coinciden en que la orientación académica y profesional en estas etapas no debe enfocarse a informar al alumnado sobre las carreras que podrían desarrollar, ni siquiera preguntarles sobre a qué se quieren dedicar en el futuro, sino que debe centrarse en brindarles experiencias relacionadas con el mundo laboral y así mostrarles la amplia gama de posibilidades profesionales que existen.
 
"Si bien no se espera que los niños y las niñas tomen decisiones prematuras con respecto a una carrera profesional anticipada, existe la necesidad de proporcionar actividades de aprendizaje profesional que les ayuden a explorar posibles intereses profesionales", señalan al respecto los investigadores australianos Mark Watson y Mary McMahon en su libro Career Exploration and Development in Childhood. Perspectives from theory, practice and research (2016).
 

Favorece la adquisición de habilidades transversales y de gestión de carrera

 
La orientación y la educación en estas etapas educativas ayuda a los estudiantes a adquirir "las competencias transversales clave que les ayudarán a desarrollarse como personas y ejercer su futura profesión", señala por su parte Ernest Iñesta, profesor y psicopedagogo, en su artículo para Educaweb. Algunas de estas competencias son: aprender a aprender, el liderazgo, la inteligencia emocional, el trabajo en equipo, el pensamiento crítico, etc.
 
Que los estudiantes de estas etapas descubran sus talentos y aprendan otras competencias transversales a través de la orientación es importante sobre todo cuando se sabe que entre los 9 y 13 años los niños y las niñas comienzan a eliminar las opciones profesionales que creen no se adecúan a sus habilidades, según el estudio Careers education: International literature review (2016), elaborado por Anthony Mann, que actualmente es investigador de la OCDE. "Para entonces, abandonan las ‘profesiones de fantasía' que deseaban realizar cuando eran más jóvenes y comienzan a tomar mayor conciencia sobre su verdadero potencial", asegura el informe.
 

Ejemplos sobre cómo abordar la orientación en Infantil y Primaria

 
¿Cómo se puede abordar la orientación académica y profesional en etapas educativas tempranas? Diversos estudios realizados en Reino Unido y Australia, así como expertos en el tema, plantean las siguientes propuestas, que deberían formar parte de un programa de orientación integral que implique a todo el centro educativo y que sean apoyadas tanto por los docentes, los y las profesionales de la orientación, y las familias.
 

 

1. Actividades lúdicas para practicar el autoconocimiento

 
Desarrollar en clase juegos o cuestionarios mediante los cuales los alumnos y las alumnas puedan descubrir cuáles son sus talentos y habilidades, como podría ser la prueba de inteligencias múltiples del experto en educación emocional Howard Gardner, o bien actividades lúdicas de autoconocimiento, como realizar dibujos que reflejen las cualidades de cada alumno o alumna. Ambas son propuestas que plantea el Cuaderno de Orientación de Educación Primaria (2018), elaborado por la APOCLAM.
 

2. Juegos de rol y cuentos sobre profesiones

 
En Educación Infantil, los juegos simbólicos o de rol y los cuentos infantiles, ayudan a los niños y las niñas a descubrir "el significado de cada profesión y los valores que conlleva formar parte de cada una", indican en su artículo para Educaweb las ganadoras del Premio Educaweb 2019 en la categoría Menores de 35 años con proyectos no aplicados.  
 
"Es interesante que el alumnado de estas etapas se encuentre con el mundo de las profesiones para que, a modo de juego, comience a experimentar y a situarse en roles profesionales", afirma por su parte Ana Cobos, presidenta de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (COPOE) en su artículo para Educaweb.
 

3. Visitas del alumnado a empresas, o de empleados a las escuelas

 
Que los estudiantes de Infantil y Primaria realicen visitas a empresas para observar el trabajo que desempeñan algunos profesionales, o bien que algunos de ellos ofrezcan charlas en las escuelas para hablar sobre su profesión y cómo llegaron a desempeñarla, les proporcionará información sobre cómo funciona el mundo del trabajo.
 
Este tipo de intervenciones deben formar parte de un marco de orientación profesional integral y sistemático en el que se informe a los estudiantes sobre el mundo de las oportunidades de trabajo y de las oportunidades profesionales. "Esto significa que las escuelas deben fomentar una comprensión del mundo del trabajo desde temprana edad, respaldada por las visitas a los lugares de trabajo y la experiencia laboral", destaca por su parte la OCDE en su estudio Learning for Jobs (2010).
 
Asimismo, estas visitas contribuyen a romper con los estereotipos de género que tienen algunas profesiones, según el 90 % de los docentes que han participado en una investigación realizada en Inglaterra, y que cita el estudio Career-related learning in primary. The role of primary teachers and schools in preparing children for the future (2019), elaborado por la organización británica Education and Employers y los organismos TeachFirst y AKO Foundation 
 

4. Visitas de padres y madres a los centros para hablar sobre sus trabajos

 
Una variante de la anterior propuesta es que las familias participen en la orientación vocacional de sus hijos e hijas compartiendo sus profesiones en clase.  En este sentido, involucrar a los padres y madres del alumnado en actividades orientadoras resulta imprescindible porque, "para poder llevar a cabo una correcta orientación académica, un pilar fundamental en su práctica es crear una buena alianza con las familias, especialmente en estas etapas tempranas, puesto que son el referente principal de los niños y las niñas, y su modelo a seguir", considera la orientadora Sandra Suárez en su artículo para Educaweb.
 
Otras ideas sobre cómo llevar a la práctica la orientación académica y profesional en Infantil y Primaria se pueden encontrar en recursos como el Cuaderno de Orientación de Educación Primaria, elaborado por la Asociación Profesional de Orientadores/as de Castilla-La Mancha (APOCLAM), o de estudios internacionales como ¿What works? Career-related learning in primary schools (2018), elaborado por expertos en orientación de la consultora británica The Careers & Enterprise Company, entre ellos Elnaz Kashefpakdel.
 
 

Dos buenas prácticas y un proyecto de orientación en Infantil y Primaria

 

Primary Futures

Primary Futures es un programa de orientación instaurado en Reino Unido desde 2014 mediante el cual se facilita que las escuelas reciban visitas de empresarios y trabajadores para que proporcionen al alumnado información de primera mano sobre empleos y opciones profesionales. Estos voluntarios y voluntarias ofrecen a los estudiantes experiencias sobre cómo dirigir una empresa o ser aprendices, o incluso los apoyan en el desarrollo de habilidades de Lectura o Matemáticas. La iniciativa ha sido desarrollada con el apoyo del gobierno británico y de los sindicatos de docentes.
 

JOBLAND: Teaching skills and resources for improving career learning at schools

Si bien se trata de un proyecto europeo en desarrollo, JobLand es una iniciativa que permitirá   identificar y desarrollar métodos y recursos de orientación en Primaria que faciliten que el alumnado conozca el mundo de las profesiones y adquiera competencias transversales y de autonomía. A través de esta iniciativa, en la que participa DEP Institut y socios de Rumanía, Italia, Dinamarca, Reino Unido, Turquía y España, se están desarrollando unidades didácticas de orientación académica y profesional dirigidas a docentes y alumnado de Primaria, que estarán disponibles próximamente.
 

Me escucho, me miro, me conozco y me quiero

Así se titula el proyecto ganador de la 12ª edición de Premios Educaweb, en la categoría Menores de 35 años con proyectos no aplicados. La iniciativa desarrollada por alumnas del Máster en Psicopedagogía de la Universitat Ramon Llull consiste en estimular el autoconocimiento entre el alumnado de 3 a 6 años de Educación Infantil a través de diferentes actividades de orientación. La iniciativa se ha desarrollado de momento como proyecto piloto.
 

Los retos de la orientación en Infantil y Primaria en España

 
Los expertos que han participado en este monográfico aseguran que en España no se realiza orientación académica y profesional en etapas educativas tempranas como se debería. "En el actual planteamiento que tiene el sistema educativo para las etapas de Educación Infantil y Primaria resulta difícil encajar la orientación vocacional", señala la presidenta de COPOE, Ana Cobos, en su artículo.
 
"En el contexto escolar, la orientación académica y profesional tiene una presencia prácticamente nula en la Educación Primaria", coinciden Montserrat Oliveras, cofundadora y directora de Educaweb; Josep Lluís Segú, director general de Educaweb, y Silvia Amblás, directora de DEP Institut, en el artículo L'orientació, un repte de país, incluido en Reptes de l'educació a Catalunya. Anuari 2018, de la Fundació Jaume Bofill, una publicación de referencia en educación que por primera vez aborda a la orientación como reto de país.
 
El trabajo mencionado analiza en profundidad los desafíos a los que se enfrenta la orientación en Catalunya y que resultan transferibles a toda España, entre los cuales destaca precisamente desarrollar un currículum de orientación en todas las etapas educativas, para que todos tengan acceso a ella.
 
Por otro lado, Cobos menciona que para que la orientación en estas etapas sea una realidad, se necesita reforzar la orientación en dos aspectos: disminuir la ratio de estudiantes por orientador u orientadora, que debería ser de un profesional de la orientación por cada 250 estudiantes, y establecer en el currículo un tiempo dedicado a las actividades de orientación y acción tutorial. Asimismo, otros expertos reclaman más investigación relacionada con esta disciplina y también señalan que los retos que se mencionan no solo corresponden a la orientación en Infantil y Primaria, sino de todas las etapas.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último