El acceso universal a la orientación académica y profesional, clave para mejorar la educación

Redacción de Educaweb
26/06/2019

La Fundació Jaume Bofill publica Reptes de l'educació a Catalunya. Anuari 2018, publicación que incluye un capítulo desarrollado por DEP Institut que propone establecer un acuerdo político sobre orientación, con dotación presupuestaria e implicación de todos los agentes de los ámbitos educativo, formativo y laboral
Establecer un acuerdo político sobre orientación académica y profesional entre todos los agentes de la comunidad educativa y las administraciones ayudaría a que los jóvenes tomaran mejores decisiones sobre su futuro y, en consecuencia, que se disminuyera el fracaso y abandono escolar. 
 
Esta es una de las propuestas que incluye la nueva publicación de la Fundació Jaume Bofill, Reptes de l'educació a Catalunya. Anuari 2018, que se ha presentado este martes 25 de junio y que pretende poner sobre la mesa las estrategias que ayudarían a transformar positivamente la educación.
 
El informe presenta 10 "palancas" para encarar y hacer posible los cambios que requiere el sistema educativo, que se han identificado y contrastado a través de un proceso de deliberación entre más de 100 autoridades y profesionales de la comunidad educativa.
 
Bajo la dirección científica de Jordi Riera, vicerrector de la Universitat Ramon Llull, la publicación cuenta con la participación de 17 autores académicos y/o profesionales de la educación. Entre ellos están Montserrat Oliveras, fundadora y directora de DEP Institut y Educaweb; Josep Lluis Segú, director general de DEP Institut y Educaweb, y Silvia Amblàs directora de DEP Institut, que han desarrollado el capítulo L'orientació, un repte de país (La orientación, un reto de país).
 
En este apartado, los autores señalan que Catalunya necesita un modelo de orientación que defina los criterios de actuación, contenidos y procedimientos básicos de evaluación.  También aseguran que la orientación continúa teniendo un carácter puramente paliativo e informativo, y solo se concentra en momentos puntuales del ciclo educativo.
 
"De la falta o poca orientación académica y profesional que recibe el alumnado se explica gran parte del fracaso y el abandono escolar de Catalunya, que actualmente registra una tasa del 17,1 %", ha señalado Ismael Palacín, director de la Fundació Jaume Bofill, durante la presentación de la publicación.
 
Es por lo anterior que se requiere un acuerdo nacional sobre orientación académica y profesional, "que abandone las viejas políticas de orientación puntual o paliativa, y que se transforme en una orientación integral y generalizada para todos y todas a lo largo y ancho de las etapas educativas, y así evitar que el alumnado tome decisiones equivocadas", ha añadido por su parte Oliveras.
 
Este acuerdo debería contemplar la definición de la figura del orientador u orientadora y su perfil profesional, garantizar la formación en orientación de los equipos directivos y de tutores de centros, así como crear una "ventanilla" única de orientación, establecida desde la administración y a la que puedan acceder las personas que necesiten recibir orientación académica y profesional en cualquier etapa de su vida. Así sucede actualmente en Göteborg, Suecia, ciudad ganadora de la Mención Ciudad Orientadora en la pasada edición de los Premios Educaweb de Orientación Académica y Profesional.
 
En este sentido, es importante incluir la orientación como contenido básico del currículum de todas las etapas educativas, inclusive desde la Educación Primaria, a través de la realización de actividades que permitan al alumnado "explorar del mundo del trabajo y las profesiones, así como poner en marcha un proceso de autoconocimiento de habilidades y preferencias", ha indicado Oliveras.

Presentación anuario de la Fundación Jaume Bofill

Ismael Palacín, director de la Fundació Jaume Bofill; Jordi Riera, director de la publicación; Miquel Àngel Prats, autor de uno de los capítulos y profesor de Blanquerna Universtitat Ramon Llull; Montserrat Oliveras, directora y fundadora de DEP Institut y Educaweb, y Judith Jacovkis, socióloga e investigadora de la Universitat Autònoma de Barcelona.


Otras propuestas para cambiar la educación

 
Entre las medidas o "palancas" para mejorar la educación en Catalunya y que incluye el anuario también se encuentran las siguientes:
 

Implantar una evaluación por competencias

 
Transformar la forma de evaluar al alumnado, para convertirla en un instrumento de aprendizaje y no solo en una herramienta para examinar lo que este aprende, constituye otra de las medidas para mejorar la educación. "Hay que conseguir que la evaluación sea una herramienta didáctica y examine al alumnado a nivel de competencias", ha señalado Riera, director de la publicación.
 
En este sentido, el anuario aboga por transformar las pruebas de selectividad en una evaluación que incorpore contenidos competenciales clave de las diferentes áreas, tal como sucede en las Pruebas de Aptitud Personal (PAP) que se desarrollan en Catalunya para el acceso a los grados en Educación Infantil y Primaria, y en las que se prueba la competencia comunicativa y razonamiento crítico, así como la competencia lógico-matemática.
 
Durante la presentación, Riera ha puesto en relieve la diferencia que existe entre el 40 % de los estudiantes que suspende las PAP, frente al 97 % que supera la selectividad: "Alguna cosa no estamos haciendo bien […]. Las PAP valoran conocimientos competenciales y la selectividad sigue siendo un examen memorístico que hipoteca dos años de Bachillerato".
 
 

Facilitar las transiciones educativas después de la ESO ampliando las opciones

 
Incorporar en el Bachillerato módulos de Formación Profesional e impartir en la ESO materias relacionadas con la FP son otras de las propuestas que el informe recomienda, sobre todo para disminuir el abandono escolar. "En las etapas de transición abandonan 2 de cada 10 estudiantes, y eso no nos lo podemos permitir", ha señalado Riera.
 
Por ello, también se debería implantar una mejor orientación académica y profesional, ofrecer opciones formativas más híbridas y conectadas, así como garantizar la conexión entre los Ciclos Formativos de Grado Medio y los Ciclos Formativos de Grado Superior de una misma familia.
 
 

Formar al profesorado novel con un programa de inducción práctico

 
El informe señala que existen diferentes estudios que demuestran que el factor escolar que más marca las oportunidades del alumnado es la calidad del profesorado. No obstante, el 52 % de los docentes en España no se siente bien preparado para afrontar los retos de su primer trabajo, según los últimos datos del informe TALIS de la OCDE, que Riera recordó durante la presentación del informe.
 
En esta línea, el anuario aboga por definir y aplicar un programa nacional de inducción como requisito para acceder a la docencia, esto es, una especie de prácticas profesionales en centros reconocidos por la administración que permitan a los futuros docentes adquirir las competencias que necesitan para desarrollar su trabajo.

 

Dotar al profesorado de competencias digitales aplicadas a la enseñanza

 
Otra de las "palancas" de cambio que propone la publicación es aplicar estrategias para que tanto el profesorado como el alumnado aprovechen las tecnologías educativas en el proceso de enseñanza-aprendizaje.
 
Para lo anterior, se requiere construir la competencia digital docente desde la formación inicial, así como financiar y definir criterios sobre las necesidades tecnológicas de los centros para evitar que se presenten desigualdades en el acceso de las escuelas y el alumnado a estos recursos.
 

Poner la investigación al servicio de las escuelas

 
La publicación pone de relieve la necesidad de que la investigación educativa que se realiza sea aplicada en la práctica de los centros educativos, por lo que es necesario que ambos "mundos" se unan y estén en constante comunicación.
 
Asimismo, en el anuario se propone elaborar un Libro blanco sobre el estado, impacto y potencialidades de un sistema catalán de I+D educativa con la participación de la administración, universidades y entidades que movilizan el conocimiento.
 
Estas han sido algunas de las 10 medidas propuestas por la publicación de la Fundació Jaume Bofill, Reptes de l'educació a Catalunya. Anuari 2018, que se puede descargar en la web de la entidad. A continuación, te mencionamos cuáles son todas ellas:
 
 

Un vistazo a las 10 palancas del anuario

 
  1. Consolidar la evaluación formativa y por competencias del alumnado
  2. Establecer estrategias para mejorar las competencias digitales docentes
  3. Incluir a la orientación como contenido básico a lo largo y ancho del ciclo educativo
  4. Facilitar las transiciones y las conexiones en la Educación Secundaria Postobligatoria
  5. Potenciar la capacidad de los centros para liderar los cambios educativos
  6. Hacer efectiva la participación de las familias dentro de la comunidad educativa
  7. Atender más a los centros socialmente desfavorecidos
  8. Reforzar las redes entre las escuelas, profesorado y administraciones
  9. Garantizar la calidad del profesorado novel mediante un programa de inducción a la docencia
  10. Instituir una política que ponga a la investigación educativa al servicio de las escuelas

Y si quieres saber más sobre las propuestas que recoge el capítulo L'orientació, un repte de país (La orientación, un reto de país), del anuario, no te pierdas el siguiente vídeo:
 
Vídeo: Fundació Jaume Bofill
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más leído
Lo último