Descripción

El o la nutricionista o dietista-nutricionista es un profesional sanitario especialista en nutrición, alimentación y dietética humana. Cuenta con conocimientos profundos sobre los procesos de nutrición y las necesidades fisiológicas de las personas, en condiciones tanto de salud como de enfermedad; y sobre la composición de los alimentos y los procesos de producción y transformación.

Este profesional puede trabajar en diversos ámbitos. Principalmente desarrolla actividades de consulta dietético-nutricional y de atención sanitaria de nutrición clínica en ambulatorios y hospitales del Sistema Nacional de Salud, superando una serie de pruebas, y en centros sanitarios y consultorios privados.

Asimismo, puede realizar labores de desarrollo y control de productos en la industria alimentaria; actividades de investigación en departamentos de I+D+I en empresas de alimentación y farmacéuticas, y en centros de investigación, médicos y universitarios; así como impartir la docencia en centros educativos, formativos y universitarios, y formación de trabajadores en las empresas.

También está presente en organismos públicos realizando políticas de salud pública; y en servicios de restauración colectiva como restaurantes, hoteles, escuelas, hospitales, residencias geriátricas, centros sociales o empresas de cáterin.

Para acceder a esta profesión regulada, es necesario estudiar el Grado en Nutrición y Dietética, o bien, el Grado en Medicina cursando posteriormente la especialidad en endocrinología y nutrición en la formación MIR (Médico Interno Residente).

Funciones

Algunas de las tareas que puede realizar un dietista-nutricionista son:

  • Atender a personas o colectivos para examinar su estado nutricional en hospitales, consultas y domicilios o en centros como escuelas, prisiones o instituciones sociales.
  • Diseñar dietas personalizadas y educar en hábitos alimentarios saludables, tanto a personas sanas como a pacientes enfermos, atendiendo a sus circunstancias y preferencias personales.
  • Realizar controles de seguimiento de la evolución y explicar a la persona los cambios necesarios.
  • Instruir a personas que necesitan dietas especiales, como pueden ser usuarios vegetarianos o deportistas; o pacientes con enfermedades como la diabetes, la celiaquía o la anorexia.
  • Investigar sobre nutrición, tecnología alimentaria y salud para elaborar recomendaciones nutricionales, alternativas de consumo, desarrollar nuevos productos o mejorar tratamientos.
  • Supervisar la gestión y el control de la calidad en la industria y los servicios de alimentación.
  • Promover la alimentación saludable con campañas de nutrición comunitaria y de información y educación alimentaria para la población general o dirigida a colectivos vulnerables o específicos.
  • Controlar la calidad y seguridad de los alimentos y su tratamiento. Esto incluye su transporte, almacenamiento, preparación, transformación, distribución y conservación.
  • Programar menús equilibrados y adaptados a las necesidades nutricionales y preferencias de diferentes colectivos, como puede ser el escolar, el deportivo, el geriátrico, entre otros.
  • Asesorar y dar soporte a profesionales sanitarios y personal de cocina sobre nutrición y dietas especiales.
  • Formar a trabajadores en empresas sobre nutrición, manipulación e higiene alimentaria.
  • Participar en la elaboración de la información, promoción y venta de productos alimentarios en el departamento de marketing.
  • Estudiar los hábitos y consumo alimentarios de la población, así como sus necesidades nutricionales.
Perfil profesional

Intereses

Los nutricionistas suelen tener interés en:

  • Conocer el funcionamiento del cuerpo humano y la salud, particularmente sobre la alimentación.
  • Tratar con personas y ayudarlas a conseguir sus objetivos.
  • Trabajar en coordinación con otros profesionales y personal.
  • Indagar sobre los efectos de los alimentos en la salud.
  • Contribuir al desarrollo de conocimiento e innovación de productos en nutrición y alimentación.
  • Actualitzarse permanentemente en el campo de la alimentación sobre avances científicos, tendencias de consumo y políticas de promoción de la salud.

Competencias

Los dietistas-nutricionistas pueden necesitar de algunas capacidades técnicas para su desempeño profesional como:
  • Identificación de la composición nutricional de los alimentos.
  • Evaluación del estado nutricional de las personas.
  • Aplicación de procedimientos diagnósticos y terapéuticos clínicos.
  • Diseño de dietas terapéuticas.
  • Valoración nutricional de menús y dietas.
  • Interpretación de informes y pruebas médicas.
  • Comunicación efectiva de información.
  • Elaboración de materiales informativos y educativos.
  • Habilidades investigadoras.
  • Desarrollo de estudios epidemiológicos y sociales.
Para trabajar en nutrición, es conveniente disponer de las siguientes competencias transversales:
  • Análisis y resolución de problemas.
  • Aprendizaje permanente.
  • Autonomía.
  • Trabajo en equipo.

Según el ámbito laboral, puede ser relevante contar también con las siguientes habilidades transversales:

  • Escucha activa.
  • Expresión oral positiva.
  • Inteligencia emocional.
  • Diseño y gestión de proyectos.
  • Planificación y organización.
  • Orientación al cliente.
  • Orientación al logro.

Rasgos de personalidad

Algunos aspectos de personalidad recomendables para ejercer en esta profesión son:
  • Meticulosidad.
  • Responsabilidad.
  • Proactividad.
  • Creatividad.
  • Realismo.
  • Asertividad.
  • Curiosidad.
  • Sinceridad.
  • Sociabilidad.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Profesiones relacionadas