Bromatólogo

Descripción
Los bromatólogos son expertos en la composición biológica, química i física de la comida y en cómo puede procesarse, almacenarse y preservarse.

Los bromatólogos aplican estos conocimientos a crear nuevos productos alimentarios y a garantizar su seguridad y su calidad.
Actividades laborales
Los bromatólogos trabajan para lograr el reto de ofrecernos comida gustosa, segura, nutritiva y sostenible. Desarrollan nuevos productos y mejoran los existentes, así como reducen los desechos y mejoran la eficiencia de los procesos.

Los bromatólogos controlan como cambian o se ven afectados los aspectos físicos, químicos y biológicos de la comida durante varias fases de producción.

Usan métodos y equipamiento analítico, incluidos los microscopios electrónicos y máquinas de pruebas automáticas para estudiar la composición química y microbiológica de diferentes tipos de comida.

Investigan métodos para mantener la comida fresca, segura y atractiva, y para producirla con el menor coste.

La bromatología es el uso práctico de la ciencia y la tecnología a la producción, el almacenaje i la preservación de la comida. Los bromatólogos convierten alimentos de materia prima a productos terminados.

Deben estar familiarizados con la calidad, la seguridad y les sistemas de gestión de desechos usados en la industria alimentaria.

A pesar de que lo más habitual es que algunos bromatólogos se especialicen en la investigación y otros en la producción, a veces esta división no queda muy clara. Pueden trabajar en investigación y desarrollo (productos y procesos), producción y gestión de la garantía de calidad.

En investigación y desarrollo, los bromatólogos trabajan en conservantes, colores y condimentos seguros y efectivos. También trabajan en nuevos productos alimenticios.

El trabajo de desarrollo pueden involucrar la cooperación de bromatólogos con personal técnico para discutir métodos de producción, la tecnología necesaria, y personas responsables de la compra y el suministro de materias primas.

También pueden trabajar con jefes de producción, ingenieros, nutricionistas y personal de los departamentos de ventas y marketing; así como aconsejar a agricultores sobre las variedades de cultivo que pueden plantar, o visitar a proveedores, empaquetadores y cultivadores para evaluar la calidad.

Los bromatólogos examinan muestras de materias primas para garantizar la seguridad y la calidad. Por ejemplo, comprueban los niveles de pesticidas en los alimentos con fruta y el contenido en grasa de la leche.

Usan análisis químicos para establecer información nutricional como, por ejemplo, el contenido en grasa. Utilizan equipos como microscopios electrónicos para identificar y contar microorganismos.

Los bromatólogos deben decidir, tras un minucioso examen, los métodos necesarios para procesar y almacenar el nuevo producto, como la mezcla, el calentamiento, la refrigeración y la congelación.

Deben establecer cuánto tiempo permanecerá el producto fresco y seguro para ser comido en diversas condiciones, así como comprobar los efectos de la temperatura en la forma, la textura, la calidad y el gusto de la comida.
El proceso de producción empieza con las pruebas de cocción iniciales. A continuación los bromatólogos supervisan la producción de una pequeña cantidad del producto y registran cualquier incidencia. Después de tratarlas y de discutir los resultados con otros departamentos, puede empezar la producción a gran escala.

El control de calidad y las comprobaciones de seguridad son una parte vital del procesamiento de alimentos, ya que garantizan que el producto no contiene contaminantes químicos ni microorganismos que puedan causar intoxicaciones alimentarias.

Esto comporta configurar, supervisar y mejorar los sistemas necesarios para controlar los productos durante el proceso de fabricación.

Los bromatólogos emplean un procedimiento de control muy estricto. Este procedimiento les permite analizar y evaluar cada paso de la producción alimentaria, identificar los riesgos involucrados en cada momento y establecer las medidas adecuadas para garantizar la seguridad de los alimentos.

Una vez el producto está completo, los bromatólogos pueden usar sus conocimientos para aconsejar a los departamentos de ventas y marketing, por ejemplo, si el producto puede publicitarse como «libre de grasas» o «bajo en grasa».

Estos profesionales deben considerar cada vez más el impacto medioambiental de su trabajo. Investigan nuevas forma de empaquetar los alimentos, reducir los desechos y el uso de materiales que pueden reciclarse.
Perfil profesional
Para ser bromatólogo deberá:
  • Disfrutar de la investigación.
  • Poseer sólidos conocimientos científicos, especialmente de biología y química
  • Tener habilidades innovadoras de resolución de problemas.
  • Tener buenas habilidades de trabajo en equipo.
  • Poseer la destreza de explicar sus descubrimientos de forma clara y concisa, también en informes escritos.
  • Tener paciencia y habilidades organizativas, con una aproximación lógica y metódica.
  • Poseer la habilidad de usar una variedad de instrumental y tecnología, incluidos ordenadores.
  • Tener sólidas destrezas matemáticas para analizar e interpretar los resultados de las pruebas y experimentos.

Competencias
  • Aconseja a los agricultores sobre la selección de cultivos.
  • Analiza cómo pueden verse afectadas las propiedades de los alimentos por los procesos de producción.
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Asesora en la selección y compra de materias primas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Comprueba la calidad y seguridad de las materias primas.
  • Conocimientos en cuestiones ambientales.
  • Creativo.
  • Desarrolla nuevas maneras de empaquetar alimentos, reducir los residuos y usar materiales reciclados.
  • Determina y dirige los procedimientos del HACCP (Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control)
  • Habilidad para la estadística.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Investiga y desarrolla productos alimenticios.
  • Investigador.
  • Metódico.
  • Observador.
  • Organizado.
  • Paciente.
  • Planifica y supervisa las primeras pruebas de cocinado.
  • Proporciona información nutricional a los departamentos de ventas y marketing.
  • Sensato.
  • Trabaja en colaboración con el personal técnico en métodos de producción.
  • Utiliza sistemas de ensayo automatizados.
  • Visita a proveedores, empaquetadores y productores para asegurar la calidad de la materia prima.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados