Orientación Laboral

Tendencias del mercado laboral

El mercado laboral evoluciona constantemente para adaptarse a las necesidades de la sociedad.

Factores como la globalización, el auge de las nuevas tecnologías, los nuevos hábitos de consumo, el cambio climático y las crisis sociales y económicas, hacen que el futuro del mercado de trabajo se transforme y sea cada vez más incierto.



A continuación, podrás conocer algunas de las tendencias del mercado laboral más importantes, las características de los futuros puestos de empleo, las nuevas formas de trabajo y el tipo de profesionales que se necesitarán.

¿Cuáles son las tendencias de mercado laboral?

En las últimas décadas, organismos internacionales y expertos han identificado diferentes tendencias laborales que harán que tanto empresas como trabajadores tengan que adaptarse si quieren seguir formando parte del mercado de trabajo.

1. Formación y adaptabilidad. Se requerirá más formación en competencias transversales, como liderazgo, pensamiento crítico, comunicación y gestión del cambio, y competencias digitales que permita adaptarse a los diferentes tipos de trabajo y a las demandas de cada sector.
 
2. Transformación digital permanente. Las empresas acelerarán la digitalización de sus procesos laborales y la automatización del trabajo. Estoy hará que se extingan algunos empleos y que los que se mantengan requieran nuevas habilidades y formas de trabajar.
 
3. Desaparición de los empleos rutinarios y repetitivos. El auge de las nuevas tecnologías hará que la mitad de los empleos los ocupen las máquinas. Las habilidades de alto nivel serán cada vez más importantes, en detrimento de las manuales y físicas.
 
4. Temporalidad y externalización de servicios. El empleo estable será poco frecuente y la búsqueda de nuevas oportunidades laborales será constante. Además, las empresas buscarán reducir el personal fijo contratando trabajadores autónomos cuando sea necesario.

5. Flexibilidad laboral. El teletrabajo, total o parcial, y los horarios flexibles serán medidas que permitirán compaginar de mejor manera la vida personal, familiar y laboral de los empleados. Consistirá en encontrar un equilibrio entre los intereses del trabajador y de la empresa en que ambas partes salgan beneficiadas.   

¿Cómo serán los futuros puestos de trabajo?

La automatización, la inteligencia artificial y la robótica comportarán la desaparición de algunos tipos de trabajo y la aparición de otros.

La idea de un trabajo para toda la vida dejará de existir, las personas trabajaran en varias empresas, distintos puestos de trabajo y sectores de actividad. Eso requerirá a profesionales con amplias competencias para adaptarse a las nuevas formas de trabajar y a las nuevas ocupaciones.

Las empresas buscarán a los trabajadores que mejor se ajusten con cada puesto de trabajo, teniendo en cuenta su perfil profesional y ofrecerán diferentes tipos de contratos que respondan a sus necesidades. Algunos ejemplos de ellos son:

  • Trabajos temporales. Los empleos temporales en que los trabajadores son contratados por un corto periodo de tiempo pueden ser de distintos tipos. Por ejemplo, los minijobs, contratos de baja remuneración con un número reducido de horas de trabajo que no requieren cualificaciones principalmente populares en Alemania, o los trabajos de fin de semana, se gestionan según la demanda puntual y están destinados a personas que desean trabajar de forma intensiva sábado y domingo.

  • Trabajos freelance. Ese tipo de contratos sirven para desarrollar actividades o proyectos específicos. La empresa contrata a un trabajador para un proyecto determinado y este consigue un elevado grado de especialización en un campo concreto. Permite poder trabajar para varias empresas y conseguir una mayor autonomía laboral. El teletrabajo es bastante común en este tipo de empleo permitiendo trabajar desde cualquier parte del mundo en la que haya conexión a Internet. 

  • Crowdsourcing, o colaboración abierta distribuida, consiste en externalizar tareas que originalmente realizaban los empleados en un grupo de personas cualificadas. La empresa presenta su necesidad y se abre una convocatoria a la comunidad, la cual ofrece sus ideas o servicios presentando su candidatura. A continuación, la empresa elige a las personas más aptas para resolver el objetivo planteado.

¿Cómo será la forma de trabajar?

Una de las características más destacable de la nueva forma de trabajar es la flexibilización del trabajo: trabajos a tiempo parcial, horarios y vacaciones más flexibles y oportunidades para poder trabajar fuera de la oficina, lo que supondrá una deslocalización del trabajo. Ello supondrá la necesidad de personas versátiles con gran capacidad para adaptarse al cambio.

Por otro lado, la tecnología se ha extendido en todas las empresas, y ofrece la posibilidad de trabajar de forma diferente lo que implica que los entornos de trabajo también variarán. Algunos de los modelos de trabajo flexible más comunes serán:

  • Teletrabajo. Este sistema consiste en trabajar de forma remota fuera de las instalaciones de la empresa. La tecnología e Internet permiten poder trabajar a distancia y de forma deslocalizada a muchos trabajadores. Esta forma de trabajar permite una flexibilización de la jornada laboral, como también, una mejora en la conciliación familiar de los trabajadores.

  • Sistemas mixtos de teletrabajo y presencialidad. Esta modalidad laboral combina el trabajo a distancia y el presencial. La asistencia física se produce determinados días a la semana o al mes y los demás se trabaja de forma remota.

  • Áreas de coworking. Modo de trabajo que permite a profesionales independientes de diferentes sectores compartir un espacio común de trabajo para desarrollar sus proyectos profesionales.  

  • Grupos de trabajo distribuidos. Equipos de trabajo cooperativo sin necesidad de mantener reuniones cara a cara, es decir, sin importar la ubicación geográfica de los miembros. Esta modalidad se apoya en herramientas online de tareas y gestión de equipos y en plataformas para videoconferencias.

¿Qué tipo de profesionales se requerirán?

Para cubrir los diferentes tipos de trabajo se requerirán a profesionales cualificados, polivalentes y flexibles con una serie de competencias, tanto técnicas como transversales, que les ayuden a desenvolver con éxito el trabajo.

La formación continua tendrá un papel clave. Formarse a lo largo de la vida será fundamental para que cada trabajador se pueda adaptar a todos los cambios que se producirán en el mercado laboral. Estar constantemente aprendiendo cosas nuevas permitirá a los trabajadores continuar siendo competitivos frente a un mercado de trabajo en el que las nuevas tecnologías supondrán un gran impacto ganando territorio y en la automatización de procesos.

Algunas de las competencias profesionales que deberán tener los trabajadores son:

  • Pensamiento crítico.
  • Habilidades comunicativas.
  • Competencia digital.
  • Adaptación al cambio.
  • Capacidad de aprendizaje.
  • Iniciativa.
  • Orientación a resultados.
  • Disponibilidad de movilidad profesional.
  • Conocimiento de idiomas.

Además, en la búsqueda de empleo será importante construir tu marca personal, trabajar en la red de contactos (networking) y ser cuidadoso o cuidadosa con las redes sociales.
 
Si deseas más información sobre esta temática, consulta nuestras secciones y conoce cómo serán las nuevas profesiones y los sectores emergentes.