Descripción
Los políticos representan las opiniones, los intereses y las preocupaciones de la población de su territorio a nivel local, nacional o europeo.

Pueden trabajar tanto independientemente como para un partido político y ocupan un cargo político determinado como, por ejemplo, concejal, alcalde, diputado, senador, ministro, vicepresidente o presidente del Gobierno.

Algunos también pueden participar en el desarrollo e implantación de la ideología política del partido, por ejemplo, en materia social, económica y de política exterior.
Actividades laborales
En democracia, la ciudadanía elige a los políticos para que les representen en el Gobierno, para que actúen en su nombre y protejan sus intereses. Las elecciones se realizan periódicamente, se organizan mediante distritos electorales y los votantes deben elegir a un único candidato. 

La gente espera que los políticos se preocupen a fondo de las cuestiones sociales, económicas y de política exterior que les afectan.

Los políticos trabajan bajo la mirada del “ojo público”, por ejemplo, en sesiones televisivas del Congreso. Aquí tienen la oportunidad de debatir asuntos de importancia y proponer cambios en las leyes.

Este intercambio de opiniones es una parte esencial de la democracia. A veces, puede ser  pueden darse situaciones de gran intensidad, con los políticos de partidos de la oposición atacando las políticas de los otros y discutiendo cuestiones complejas.

Los periodistas de prensa y televisión a menudo entrevistan a políticos, especialmente si ocupan puestos de importancia en el Gobierno o en los partidos de la oposición. Algunos políticos también pueden aparecer en las noticias de televisión y en programas de actualidad.

No obstante, gran parte del trabajo de los políticos no se muestra públicamente a través de los medios de comunicación. Los políticos pueden formar parte de varias comisiones distintas, responsables de una parte concreta de la política del partido o del Gobierno en la que deben examinar cada asunto detenidamente.

Con la ayuda de políticos investigadores, obtienen información, así como documentos de análisis y estadística, lo que les ayuda a hacer su aportación a las comisiones y responder a las preguntas que les plantean otros políticos, los medios y el público.

Los políticos asisten a reuniones de su partido político para debatir y decidir qué ideas deberán poner en práctica como política. Pueden tener la oportunidad de expresar sus puntos de vista, pese a que en ocasiones deben amoldarse a la línea ideológica del partido o a los acuerdos de los miembros del partido. 

Para resolver un problema, o prevenir que suceda algo una vez más, los políticos en ocasiones trabajan estrechamente con los representantes de la comunidad local, las autoridades locales o la policía.

Los políticos viajan tanto por el territorio que les corresponde como por todo el país, y en ocasiones pueden viajar al extranjero.
Perfil profesional
Para ser político, se necesita:
  • Estar comprometido en ayudar a la gente y representar los intereses de las personas que le hayan elegido como las que no.
  • Estar preparado para trabajar constantemente por estar informado de las opiniones, preocupaciones, problemas y necesidades de la comunidad.
  • Estar al día de los temas de actualidad.
  • Pensar con rapidez, ser capaz de localizar el punto débil del argumento de tu oponente y sacar ventaja de ello ante una cuestión delicada o una observación desafiante.
  • Ser flexible y capaz de encajar las críticas y enfrentar las quejas.
  • Estar preparado para despertar un vivo interés en los medios, incluido el propio estilo de vida o los asuntos personales. Esto a veces sucede cuando hay aspectos que parecen contradecirse con las políticas, mensajes o imagen oficiales expresadas por el partido.
  • Ser capaz de tomar decisiones difíciles o impopulares si se considera que va a ser lo mejor a largo plazo.
Asimismo, hay que tener:
  • Habilidades comunicativas para explicar tus ideas y las políticas de tu partido, clara y concisamente, a los demás.
  • Capacidad para escuchar, por ejemplo, para conocer los problemas de la gente durante las sesiones abiertas de la circunscripción que te corresponda.
  • Aptitudes para el trabajo en equipo y la relación interpersonal, para trabajar estrechamente con otros políticos, investigadores y personal de la campaña.
  • Seguridad en uno mismo, puesto que deberá hablar ante grandes multitudes o aparecer en programas de televisión para responder al ser entrevistado.
Esta profesión implica llegar a tener un poder considerable y, por lo tanto, mucha responsabilidad en la sociedad. En los países democráticos, es la gente quien elige a los políticos y, por tanto, quienes le permiten tener ese poder respetando el compromiso hacia la ciudadanía. En consecuencia, los políticos son responsables ante la gente, quienes tendrán grandes expectativas sobre el modo en que los políticos deben comportarse.
Competencias
  • Actitud responsable.
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Ayuda a los electores.
  • Capacidad para formular preguntas relevantes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de encajar críticas y rechazo.
  • Capaz de expresar ideas con claridad.
  • Capaz de responsabilizarse en la toma de decisiones.
  • Comprometido en ayudar a la gente.
  • Da entrevistas para la televisión, la radio, periodistas de periódicos.
  • Debate cuestiones y temas.
  • Habilidad para debatir.
  • Habilidad para hablar en público.
  • Habilidades interpersonales.
  • Habla en público.
  • Interés por la política.
  • Interesado en los temas de actualidad.
  • Participa en trabajos del Comité.
  • Rapidez de reflejos.
  • Representa al pueblo en el Parlamento y Congreso.
  • Resistente.
  • Responsable del departamento gubernamental.
  • Seguro.
  • Trabaja con líderes de la comunidad local.
  • Vota leyes.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
  • Doble Grado en Derecho y en Ciencias Políticas
  • Grado en Ciencias Políticas y de la Administración
  • Grado en Filosofía, Política y Economía
  • Grado en Gestión y Administración Pública
  • Grado en Historia y Política
  • Grado en Sociología
  • Máster Oficial en Ciencia Política
  • Máster Oficial en Relaciones Internacionales
  • Máster Oficial en Unión Europea