Descripción
Los microbiólogos estudian la biología y la química de los microbios. Aplican sus conocimientos para resolver problemas en áreas como la agricultura, la producción de alimentos, la industria del agua, la medicina y los productos farmacéuticos, y se encargan de gestionar y proteger el medio ambiente.

Algunos microbios son causantes de enfermedades como la gripe, intoxicaciones alimentarias, la tuberculosis y la malaria, sin embargo, la mayoría son inofensivos y muchos desempeñan una función esencial en la protección del medio ambiente, la producción de alimentos, la agricultura, la salud y la industria.

En la investigación básica, los microbiólogos estudian un microorganismo en particular, investigan características como la estructura celular y la genética. Sus hallazgos se pueden utilizar fuera del laboratorio para resolver una gran variedad de problemas.

Los microbiólogos tienen una función muy importante en el cuidado de la salud. De hecho, la especialidad de Microbiología y Parasitología, a la que se accede mediante el Grado en Medicina, Farmacia, Biología, Química o Bioquímica, estudia los microorganismos que se interrelacionan con el ser humano y la naturaleza y que en ocasiones se traduce en una enfermedad infecciosa.

En los hospitales, los microbiólogos que trabajan como biomédicos y científicos clínicos para averiguar qué microbios son responsables de las enfermedades de los pacientes.

Asimismo, la microbiología es muy importante para una variedad de industrias. En la industria farmacéutica, los microbiólogos desarrollan y prueban productos médicos vitales y controlar la calidad de los productos farmacéuticos, tales como antisépticos y tipos de desinfectante. 

Los microbiólogos también trabajan en colaboración con técnicos e ingenieros para desarrollar fuentes alternativas de energía a partir de residuos urbanos e industriales.

En la protección del medio ambiente, algunos microbiólogos usan microorganismos para descomponer los desechos industriales. Otros investigan los microorganismos que participan en el cambio climático. Por ejemplo, a medida que la Tierra se calienta de forma global, los microorganismos presentes en el suelo descomponen la materia vegetal y animal a un ritmo más rápido. En la agricultura, los microbiólogos investigan la función de los microorganismos en el suelo.
Funciones
  • Examinar las muestras tomadas de los pacientes.
  • Realizar análisis que ayudan a los médicos a establecer diagnósticos y a planificar tratamientos.
  • Alertar al médico si un microbio se ha vuelto resistente a los antibióticos.
  • Identificar las infecciones microbianas y estudiar su forma de propagación a través de todo el país.
  • Proporcionar su información para ayudar a las autoridades sanitarias a afrontar los brotes de una enfermedad.
  • Investigar casos de intoxicación alimentaria, realizan el seguimiento de los brotes para determinar su origen, por ejemplo, en fábricas, granjas o restaurantes.
  • Analizar muestras de alimentos, agua y leche para asegurarse de que no contienen microorganismos dañinos.
  • Desarrollar productos médicos vitales, tales como anticuerpos, vacunas y hormonas producidas de forma sintética.
  • Investigar qué microorganismos causan enfermedades en plantas y animales, a la vez que determinan el uso de otros microorganismos para controlar plagas, enfermedades y malas hierbas.
  • Averiguar qué microbios son responsables de las enfermedades de los pacientes.
  • Desarrollar y probar productos, tales como cremas para tratar el acné y champús anticaspa (algunos hongos causan infecciones menores como caspa).
  • Usar microorganismos para descomponer los desechos industriales.
  • Investigar los microorganismos que participan en el cambio climático.
Perfil profesional

Intereses

Las personas que ejercen como microbiólogos suelen tener los siguientes intereses:

  • Realizar experimentos e investigaciones.
  • Estudiar la biología de los microorganismos y sus aplicaciones. 
  • Trabajar en el sector sanitario, industrial o medio ambiental. 
  • Colaborar con otros profesionales de forma interdisciplinar. 

Competencias

Las competencias técnicas recomendadas para trabajar como microbiólogo son:

  • Conocimientos profundos de química. 
  • Habilidades de comunicación oral y escrita.
  • Uso de equipamientos técnicos y ordenadores.

Además, es conveniente que estos profesionales tengan las siguientes competencias transversales:

  • Resolución de problemas. 
  • Trabajo en equipo.
  • Comunicación oral y escrita. 
  • Planificación y organización. 
  • Capacidad analítica. 
  • Autonomía. 
  • Análisis y síntesis. 

Rasgos de personalidad

Los aspectos de personalidad que caracterizan a estos profesionales son:

  • Meticulosidad. 
  • Curiosidad. 
  • Responsabilidad. 
  • Prudencia. 
  • Objetividad.
  • Constancia. 
  • Racionalidad.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Profesiones relacionadas