Buscar trabajo en el extranjero: opciones y recursos

Mayra Bosada,
Redacción de Educaweb
04/06/2019

Trabajar fuera del país constituye una oportunidad tanto para mejorar las competencias personales como para crecer profesionalmente, si bien la mayoría lo hace porque no consigue empleo en España o desea mejorar su sueldo y calidad de vida
Cada vez más personas se marchan al extranjero en búsqueda de oportunidades laborales. En enero de 2019 había 2.545.729 de ciudadanos de nacionalidad española viviendo en otro país, según datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE), 62.921 personas más que en enero de 2018 y un millón más desde 2009.
 
Quienes deciden irse a trabajar al extranjero lo hacen sobre todo porque no consiguen un empleo en su país o porque desean un mejor sueldo y calidad de vida, según el informe EU Mobile Workers: A Challenge to Public Finances (2019), elaborado por el Centre for European Policy Studies (CEPS). El estudio también revela que, a nivel europeo, las personas mejor formadas de Italia y España son las que suelen marcharse de sus países de origen en búsqueda de un mejor futuro laboral.
 
Bajo este panorama, en Educaweb lanzamos este nuevo monográfico sobre Trabajar en el extranjero, en el que diferentes expertos y personas que han vivido la experiencia comparten información y consejos para poder irte a otro país en búsqueda de un trabajo que te ayude a mejorar tus competencias personales y profesionales.
 

Opciones para trabajar en el extranjero

 
Las opciones para trabajar en el extranjero son variadas, desde prácticas profesionales hasta oportunidades de movilidad laboral promovidas por el trabajador o por la empresa del país de origen.  Sacar provecho de alguna de ellas depende de las motivaciones y los objetivos que se busquen con la experiencia.
 
En general, todas presentan la oportunidad de poder vivir una experiencia internacional, aprender o perfeccionar un idioma o adquirir competencias transversales valiosas para el futuro profesional. Por el contrario, los retos suelen ser más bien personales y sociales, estar lejos de la familia y los seres queridos, adaptarse a una nueva cultura, cambiar de estilo de vida, tener que trabajar más horas en algunos casos y las dificultades de adaptación y arraigo.
 
Sin ser exhaustivos y a título de ejemplo, te presentamos a continuación algunas de las diferentes fórmulas para trabajar en el extranjero:
 
 

Prácticas profesionales

 
Si acabas de terminar una Formación Profesional o carrera universitaria, o estás estudiando el último curso, puedes optar por hacer prácticas profesionales en el extranjero que encuentras a través de diversos programas y/o portales. Algunos de ellos son EURES o ErasmusIntern a nivel europeo, o AIESEC, una organización que ofrece y gestiona ofertas de prácticas en más de 80 países. También puedes encontrar prácticas a través de los servicios de movilidad internacional de tu propio centro o universidad, o bien informándote en las oficinas de ocupación locales y/o autonómicas.
 
Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores dispone de una lista de organismos extranjeros que buscan aspirantes para realizar prácticas, que van de los 2 a 12 meses de duración, así como información sobre los trámites necesarios para obtener una plaza.
 

Trabajos de carácter temporal

 
Si deseas vivir la experiencia de trabajar en el extranjero, pero durante menos de 2 años, tienes a tu alcance otras opciones. Una de ellas es el visado Work and Holiday. Se trata de un permiso para trabajar y viajar en un país durante 12 meses, pero se puede renovar hasta los 24.  Australia, Nueva Zelanda y Japón son algunos de los países que lo ofrecen.
 
También puedes obtener un empleo temporal en el extranjero a través de programas como Au Pair, en los que trabajas cuidando a niños y niñas de una familia mientras vives con ella y aprendes el idioma del país. Otra alternativa es aplicar a un puesto en el ámbito turístico, ya sea en un crucero, un hotel o un parque temático extranjero. En este último caso, puedes encontrar ofertas en portales de empleo especializados como SummerJobs, Turijobs y WindRoseNetwork, o bien en las propias navieras o grupos hoteleros, pero es necesario que domines otro idioma.
 
Otra opción es el voluntariado internacional. "Es una apuesta no formal de educación que permite a quienes la viven integrar habilidades transversales, tan en boga hoy día", explica en su artículo para Educaweb Hilda Pérez Rodríguez, Marketing & Communication Manager en AIPC Pandora, una ONG que ofrece diferentes programas de voluntariado internacional para todas las edades. "El voluntariado internacional es una de las experiencias más gratificantes por el impacto positivo que genera, tanto en el entorno local de acogida como en las propias personas que se lanzan a la aventura", añade.
 
 

Trabajos fijos, expatriación y emprendimiento

 
Entre las alternativas para trabajar en el extranjero también se encuentran los traslados internacionales que las empresas ofrecen a sus empleados o empleadas; o los puestos de trabajo que se ofertan en diferentes portales de empleo internacionales y que en muchas ocasiones buscan perfiles extranjeros. También tienes la opción de buscar trabajo en organismos internacionales o instituciones europeas.
 
Otra alternativa es irte al extranjero con la idea de emprender un negocio. Es el caso de Natalia Ribas, quien al llegar a Londres trabajó como dependienta para después iniciar su propio negocio de clases de español y catalán para empresas. "El Reino Unido incentiva el emprendimiento y te lo pone fácil para empezar tu propio negocio, sin tener en cuenta la edad que tengas ni de donde vengas", explica Ribas, quien ha vuelto a España tras 10 años en el extranjero.

 

¿Qué trabajos son los más demandados en el extranjero y qué países los ofertan?

 
Los sectores que ofrecen más oportunidades a los españoles para puestos en el extranjero son consultoría, inmobiliario, informática e internet, telecomunicaciones, servicios y el sector sanitario. Esta demanda se localiza sobre todo en Europa, según el informe de Infoempleo-Adecco Redes Sociales y Mercado de Trabajo (2016).
 
Los cuatro países europeos donde se han registrado más puestos vacantes en el primer trimestre de 2019 son Alemania, Reino Unido, República Checa y Países Bajos, según datos de Eurostat, que también señala que en Alemania se ofrecen 1,4 millones de puestos de trabajo.

 

Siete recursos para conseguir empleo en otro país

 Buscar trabajo en el extranjero

Existen múltiples herramientas para encontrar trabajo en el extranjero: utilizar buscadores de empleo, acudir a embajadas, seguir a "tus empresas favoritas para trabajar y no perderte ninguna vacante, o contactar con personas que ya están trabajando en el extranjero, para conocer su visión", aconseja Christopher Dottie, director general de Hays en España, en su artículo para Educaweb.
 
A continuación, te presentamos los siete recursos que según las fuentes consultadas son indispensables al buscar trabajo fuera de España.
 

1. Red EURES

 
La red EURES, con sus más de 850 consejeros, y el portal Internet EURES, que publica vacantes de empleo y consejos prácticos, son útiles para encontrar un empleo en Europa y preparar tu traslado al extranjero. Además, ofrece información detallada de la situación del mercado laboral de cada país de Europa y de las condiciones de vida y trabajo.
 
Como parte de la red EURES se ofertan programas de ayudas como "Tu primer trabajo EURES", para recién graduados, o "Reactívate", dirigido a personas a partir de 35 años que busquen incorporarse a un trabajo, un período de prácticas o una oportunidad de aprendizaje profesional.
 
EURES también organiza los European Job Days, que son eventos informativos en formato online y presencial para contactar con empleadores de otros países y encontrar, tanto oportunidades de trabajo, como información práctica y orientación sobre cómo trabajar en la UE. 
 

2. Consultoras de recursos humanos y portales de empleo

 
Para buscar empleo en el extranjero es esencial tener tu currículum actualizado y traducido para ponerlo en portales que cuenten con ofertas de trabajo internacionales, tales como Infojobs o Eurojobs, entre otros, así como en las webs de consultoras de empleo u organismos que tienen alcance global como Hays, ManPower o Randstad.
 

3. Contactar con las empresas de interés

 
También es recomendable buscar las mejores empresas internacionales para trabajar en el sector que te apasione. Para averiguarlo cuentas con recursos como Glassdoor, que además de incluir ofertas de trabajo de todo el mundo te permite buscar las empresas que existen en el sector que te interesa trabajar y averiguar sus salarios, ambiente laboral, etc.
 
Una vez que tengas localizadas las compañías que te interesen, envía tu currículum al departamento de recursos humanos o introdúcelo en su propio portal de empleo, si es el caso.
 

4. Redes sociales profesionales y networking

 
"Hacer networking y contactos personales con conocidos que trabajan en el extranjero es, sin duda, la vía más directa y rápida para llegar a encontrar opciones interesantes", señala en su artículo Antonio Pérez Castro, director del departamento de carreras profesionales de la Universidad de Nebrija.
 
Para ello resulta imprescindible tener un perfil en redes profesionales como LinkedIn o Xing, así como establecer contactos con personas del país donde deseas irte. También existen redes especializadas de expatriados que pueden ser útiles en este sentido, como Expat.com o Spaniards, que además de publicar ofertas de trabajo ofrecen consejos "de primera mano" de compatriotas que ya trabajan fuera.

Networking para encontrar trabajo en el extranjero
 

5. Asociaciones profesionales y portales especializados por sector

 
Las asociaciones profesionales también son una buena fuente de información sobre empleo en el extranjero.
 
Si te dedicas a la investigación, el portal Euraxess es una fuente de información de empleos relacionados con esta área en toda Europa.
 

6. Servicios de ocupación locales y/o autonómicos

 
Los servicios de ocupación a nivel local y/o autonómico son también una buena fuente de información para buscar trabajo en el extranjero. Por ejemplo, el portal JovesCat, en Catalunya, tiene un apartado especial sobre trabajar en el extranjero y también ofrece talleres de movilidad internacional para jóvenes interesados en trabajar fuera del país. La Comunidad de Madrid, por su parte, cuenta con una web especializada que orienta sobre los trámites necesarios para poder irse a trabajar fuera de España y también sobre los portales de empleo para buscar empleo en otros países.
 

7. Portales de trabajo y oficinas de empleo del país de destino

 
Algunos países cuentan con portales especializados para atraer a trabajadores y trabajadoras de otros lugares del mundo. Uno de ellos es Make it in Germany, creado por el Gobierno Federal de Alemania y dirigido a personas extranjeras y cualificadas que busquen irse a este país a trabajar
 
Las oficinas de empleo del país al que has emigrado, si está dentro de la Unión Europea, también son una buena opción para encontrar trabajo en caso de que quieras irte sin haber encontrado un empleo desde España. "Estas oficinas tienen un sistema de búsqueda e integración laboral muy bueno, ya que ayudan de manera activa a encontrar trabajo y a actualizarse para conseguirlo con una atención totalmente personalizada", señala en declaraciones a Educaweb Elena Cárdenas, profesora y diseñadora gráfica que vive y trabaja en Berlín desde hace tres años.
 
Por último, no te pierdas los 10 consejos para encontrar trabajo en el extranjero que te ofrecemos desde Educaweb y algunos testimonios de personas que han trabajado fuera de su país y que han participado en el proyecto Growth, Autonomy and Employability, desarrollado con financiación de la Comunidad Europea por 18 organizaciones, entre ellas DEP Institut. 

  

Lo que debes preguntarte y resolver antes de marchar

 
Sean cuales sean las razones por las cuales quieras irte al extranjero a trabajar, e independientemente de la modalidad u opción que se adapte a tus aspiraciones, hay cuestiones fundamentales que es recomendable que te preguntes y resuelvas antes de tomar la decisión.
 
"Los factores que deben ser tomados en cuenta antes de tomar una decisión así son la familia, el sueldo, la cultura del país al que se va a llegar, qué esperamos de un cambio tan radical, entre otras", señala en su artículo António Augusto Baptista, Docente e investigador en el Instituto Superior de Educação e Ciências (ISEC), en Portugal.
 
Por lo anterior, párate a pensar un rato en las siguientes cuestiones que te ayudarán a tomar una mejor decisión:
 
1. ¿Qué objetivos persigo al irme a trabajar al extranjero?
 
Pregúntate cuáles son tus objetivos de irte a trabajar al extranjero. "Esto será útil para orientar la búsqueda de empleo, en cuanto al tipo de empleo y también en cuanto al destino que elegir", explica en entrevista a Educaweb Julien Faliu, fundador y CEO de Expat.com, una red social de expatriados.
 
2. ¿A dónde debería irme para poder alcanzar mis objetivos?
 
Dedica un tiempo a pensar y sopesar los posibles destinos en base a los objetivos que te has planteado. "Cada país ofrece distintas opciones por valorar en función de la persona, sus motivaciones y los objetivos perseguidos", indica Pérez Castro, director del departamento de carreras profesionales de la Universidad de Nebrija.
 
3. ¿Cómo es el país al que deseo irme y qué trámites necesito para hacerlo?
 
Una vez que elijas el destino es aconsejable que investigues y conozcas mejor el país al que marcharás, su idioma, los visados y documentación necesaria para trabajar ahí, así como su cultura, clima, sistema sanitario, etc. "Además, prepara tu nivel de idioma y los requisitos de convalidación y homologación de las titulaciones que aportes", aconseja María José Arias, coordinadora nacional de la red EURES, en entrevista a Educaweb.
 
4. ¿Cuándo y cómo buscar un empleo en el extranjero?
 
Pregúntate si te conviene buscar trabajo desde España o desde el país de destino. Existen múltiples portales de búsqueda de trabajo que te pueden ayudar en esta tarea. "Hay que buscar información sobre el mercado laboral y también la cultura laboral para respetar los códigos durante la búsqueda: cómo redactar el currículum, cómo postularse a un empleo, qué decir o no durante una entrevista", recomienda Faliu.
 
5. ¿Dónde y cómo viviré en el país elegido?

 
Tener ahorros para afrontar los primeros meses en el extranjero, mentalizarse de los cambios que se presentan y, si es posible, tener trabajo o vivienda pactados antes de la llegada, son algunas de las cuestiones que también debes resolver. "Por último: ánimo, paciencia y perseverancia, ser un expatriado nunca es fácil al principio", indica Cárdenas.

Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último