Trabajar en el extranjero: una oportunidad para toda la vida

Christopher Dottie,
Director General de Hays en España (Barcelona)
04/06/2019

Una experiencia en otro país es gratificante, tanto desde el punto de vista personal como profesional, ya que, en este aspecto, nos ofrece muchas ventajas cualitativas y competitivas. En primer lugar, por el aprendizaje de una lengua extranjera, sobre todo si se vive en un país anglosajón ya que, según distintos estudios, el 90% de las personas que buscan empleo y dominan el inglés encuentran trabajo antes, con mayor responsabilidad y mejor remunerado.
 
Trabajar en el extranjero también demuestra una gran capacidad de adaptación, tanto a nuevas culturas, como a dificultades y nuevos retos. Estamos hablando de una persona que está dispuesta a adquirir todo tipo de conocimientos y habilidades. Así que, ¿necesitas más motivos para emprender una nueva etapa profesional?
 

Ventajas de trabajar en otro país

 
Con la llegada de la crisis económica, muchos españoles iniciaron o continuaron su carrera profesional en el extranjero. Así lo demuestran los casi 2,5 millones que han decidido abandonar nuestro país para mejorar su carrera profesional y encontrar mejores oportunidades laborales, según datos del Padrón de Españoles Residentes en el Extranjero (PERE).
 
Sin embargo, irse a trabajar al extranjero implica profundos cambios en la vida de una persona. Son muchas las opciones que existen para trabajar fuera de España, ya sea en Europa, nuestro destino más cercano, o bien en otras latitudes. Los objetivos de cada uno pueden ser muy variados en función de la formación y el nivel de idiomas que se tenga.
 
En cambio, desde mi punto de vista, no hay ningún inconveniente. Dar el salto, irse y hacer algo nuevo: el orgullo que se obtiene al encontrar un nuevo trabajo en el extranjero es algo que llevarás contigo toda tu vida.
 

Es normal tener dudas

 
Ir a vivir a un nuevo país puede dar un poco de miedo, ya que muchas veces tienes que encontrar un trabajo lo antes posible y no sabes por dónde empezar. Las preguntas que deberías formularte se basan en el tipo de roles que puedes alcanzar y las oportunidades que te ofrece el nuevo mercado. ¿Cómo están de demandadas tus habilidades? ¿Tienes alguna con valor añadido que puedas ofrecer al mercado? También es importante abrir la mente a trabajar en nuevas industrias, así como estar siempre bien informado. De esta forma, teniendo una actitud proactiva y positiva, la búsqueda de empleo será exitosa.
 

Existen miles de recursos

 
Existen muchas opciones para encontrar trabajo en el extranjero, como por ejemplo utilizar buscadores de empleo (Hays para perfiles cualificados), escribir un listado de tus empresas favoritas para trabajar y no perderte ninguna vacante, o contactar con personas que ya están trabajando en el extranjero, para conocer su visión.
 
Otra opción imprescindible para la búsqueda de un nuevo empleo es personalizar tu perfil laboral, ya sea a través de un currículum actualizado, el formato de las cartas de presentación o tener perfiles online en el nuevo país.
 
Aunque tus habilidades están muy valoradas en tu país de origen, no tienen por qué estar igual de apreciadas en el mercado extranjero. No obstante, puedes mejorar y adaptarte a las necesidades locales con un empleo o proyecto temporal o empezando en posiciones más júnior para ir aprendiendo.
 
En definitiva, tener una experiencia laboral en el extranjero proporciona como resultado a una persona autónoma y con ganas de crecer personal y profesionalmente, algo que resulta muy interesante para las empresas, por lo que mejorará la visibilidad de tu perfil tanto fuera como al volver a casa.
 
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último