Orientación Laboral

¿Qué es una oposición?

¿Qué es una oposición?

Una oposición es un proceso de selección para acceder a los puestos de trabajo de la Administración pública. Este sistema selectivo está basado en los principios de igualdad, mérito y capacidad y permite a las personas convertirse en empleados públicos.

Por lo general, este proceso conlleva una o varias pruebas y exámenes que tienen como objetivo evaluar la competencia de los candidatos para acceder a ese puesto. En función de la puntuación obtenida, se establece un orden de preferencia. 

Existen muchos tipos de trabajos dentro de la Administración pública y de diferentes categorías profesionales, como por ejemplo: maestros, policías, administrativos o abogados. Según la categoría o el cuerpo al que se desea acceder, se deberán realizar unas pruebas u otras. 

La oferta de empleo público se notifica en el Boletín Oficial del Estado o en los diarios oficiales de las comunidades autónomas. Posteriormente, el organismo público correspondiente publica las convocatorias y sus bases. Estas pueden ser convocadas por diferentes tipos de Administraciones públicas: 
  • Organismos internacionales
  • Administración del Estado
  • Administraciones autonómica (comunidades autónomas o diputaciones)
  • Administraciones locales (municipios)
Para poder presentarte a una oposición es necesario que cumplas con los requisitos que se establecen en cada convocatoria: formación, experiencia profesional, nacionalidad, etc. Si cumples con todos los requisitos, superas con éxito todas las pruebas del proceso de oposición y, obtienes las mejores calificaciones, podrás conseguir el puesto de trabajo.

Otro aspecto importante es el número de plazas por aspirante. En muchos casos existe una gran competencia, aspecto que dificulta conseguir la plaza. Por ello, antes de presentarte tienes que conocer con detalle las fases del proceso de oposición y realizar una buena preparación de las oposiciones.

Ten en cuenta que, además de la oposición, existen otros procesos selectivos. Dependiendo del tipo de empleado público, se utilizará un sistema selectivo distinto.  

Tipos de procesos selectivos

Existen tres tipos de procesos selectivos:

  • Oposición. En este tipo de proceso se tiene que realizar una o más de una prueba de carácter eliminatorio, que pueden ser teóricas o prácticas. . 

  • Concurso. Se tienen en cuenta los méritos del candidato, como por ejemplo, formación realizada, experiencia laboral y antigüedad en la Administración. En las bases de la convocatoria del concurso aparece el listado de méritos que se pueden presentar y la puntuación que se obtendrá por cada uno de ellos.

  • Concurso-oposición: Es una combinación entre los dos procesos anteriores. Se tiene en cuenta la prueba o pruebas que se realizan y también los méritos de los candidatos. El peso específico, el orden y el carácter de cada prueba o mérito dependerá de cada Administración.

Las personas que consigan mayor puntuación en el proceso selectivo son las que conseguirán la plaza.

Tipos de exámenes de una oposición

En los procesos de oposición y concurso-oposición, según el grupo o categoría al que optes, tendrás que realizar unas pruebas u otras. Algunos tipos de pruebas con las que te puedes encontrar son:
  • Test. Estos pueden ser de un temario más general o más específico. Se trata de un listado de preguntas con diferentes posibles respuestas que debes escoger la correcta. En algunas ocasiones, las preguntas contestadas de forma incorrecta restan a la puntuación final.
  • Preguntas de desarrollo. Son preguntas abiertas relacionadas con el temario.
  • Casos prácticos. En este tipo de prueba te plantean situaciones que vivirás en el ejercicio de las funciones del puesto de trabajo a realizar y se evalúa como resuelves la situación.
  • Prueba práctica. Sirve para evaluar los conocimientos y competencias en una área en concreto como, por ejemplo, la informática.
  • Pruebas físicas. Se realizan sobre todo en las oposiciones para cuerpos especiales: policía, bombero, agentes forestales, etc.
  • Entrevistas personales. Esta prueba se utiliza para determinar el perfil psicológico del aspirante y conocerlo más a fondo.
  • Psicotécnicos. Se trata de diferentes pruebas que exploran aptitudes, personalidad, competencias, etc. Estas pueden ser a través de un test, pruebas manipulativas o preguntas abiertas.
  • Reconocimiento médico.
  • Prueba de idiomas.

¿Cómo ser funcionario?


Infórmate detenidamente sobre cómo prepararte unas oposiciones, las claves para escogerlas y encuentra el curso que te ayude a superarlas con éxito.