Intérprete

Descripción
Los intérpretes se encargan en traducir la palabra hablada de un idioma a otro. Tienen que escuchar y entender un discurso oral y luego reproducirlo en el idioma de destino.
Actividades laborales
Los intérpretes se encargan en traducir la palabra hablada de un idioma a otro. Necesitan un excelente dominio tanto de su lengua materna como de un idioma extranjero.

Tienen que entender registros de habla informal y coloquial, variaciones regionales en el lenguaje, y la cultura de los países donde se habla el idioma. Además, tienen que transmitir los sentimientos y el tono del hablante, para asegurarse de que se preserva el significado completo del discurso.

La interpretación puede tener lugar en muchos entornos. Algunos ejemplos son:
  • Conferencias y reuniones de negocios.
  • Entrevistas con la policía y los abogados, y las sesiones de los tribunales.
  • Citas médicas y en los hospitales.
El intérprete tiene que poder traducir discursos de negocios, científicos, médicos, políticos o legales. En algunos casos, debe dedicar un tiempo a investigar vocabulario o términos específicos usando diccionarios, libros de consulta o sitios web, para prepararse para la interpretación.

Hay tres tipos principales de interpretación:

En la interpretación simultánea, el intérprete normalmente se encuentra en una cabina insonorizada, escuchando un discurso. Lo interpretan casi de forma simultánea en otro idioma que el público puede escuchar en los auriculares. Si el intérprete trabaja solo con uno o dos oradores, estos pueden susurrarles el discurso directamente para que lo traduzcan.

En la interpretación consecutiva, el orador hace una pausa después de cada oración o frase para que el intérprete pueda traducirla a otro idioma.
La interpretación de enlace es bidireccional. Es común en situaciones donde las personas necesitan ayuda para comunicarse con un proveedor de servicios públicos, por ejemplo, en un marco legal, o en los ámbitos de la salud o la educación. El intérprete interpreta varias frases a la vez mientras el orador hace pausas para dejarle tiempo.

Otro tipo de interpretación es la interpretación del lenguaje sordomudo. Los intérpretes pueden traducir discursos mediante el lenguaje de señas para que personas sordas puedan entenderlos y viceversa.

Los intérpretes cada vez proporcionan más servicios a través de las nuevas tecnologías, como el denominado software de voz, a través de internet.
Perfil profesional
Para ser intérprete se necesita:
  • Excelentes conocimientos de español y fluidez en otro idioma.
  • El conocimiento de la cultura, las prácticas, las instituciones y los asuntos actuales del país o países donde se habla la lengua extranjera.
  • Conocimientos sobre el tema que se debe interpretar.
  • Concentración, resistencia, buena memoria y capacidad de escuchar.
  • Capacidad de pensar con rapidez.
  • Entender los procedimientos del contexto en el que se está trabajando (por ejemplo, los de un tribunal de justicia).
  • Ser imparcial, prudente y diplomático.
  • Hablar con una voz clara.
  • La capacidad de analizar la información a gran velocidad.
  • Habilidades para hablar en público y confianza para hablar delante de los demás, por ejemplo, en un entorno judicial o en una conferencia.

Competencias
  • Aptitudes para la comunicación verbal.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para las lenguas extranjeras.
  • Buena memoria.
  • Bueno en gramática, puntuación y ortografía.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para ganarse la confianza de los demás.
  • Capacidad para gestionar carga de trabajo.
  • Capaz de dirigir a personas y recursos.
  • Capaz de interpretar situaciones.
  • Capaz de llevarse bien con varios tipos de personas.
  • Capaz de mantener la calma bajo presión.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de respetar a personas de todos los orígenes.
  • Capaz de tranquilizar a la gente.
  • Capaz de transmitir información rápidamente y con precisión.
  • Discreto.
  • Enfoque profesional.
  • Experiencia en interpretación.
  • Habilidad para hablar en público.
  • Interesado en culturas diferentes.
  • Interpreta en una situación legal.
  • Mente inquisitiva.
  • No es sentencioso.
  • Puntual.
  • Rapidez de reflejos.
  • Respeto por la confidencialidad del cliente.
  • Responsable.
  • Seguro.
  • Trabaja como intérprete en situaciones de negocios.
  • Trabaja como intérprete en situaciones educativas, como en conferencias.
  • Trabaja con clientes en situaciones médicas, como consultorios de médicos generalistas.
  • Trabaja con personas de diferentes culturas.
  • Trabaja en equipo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados