Entrevista
PuntuarPésimoMaloNormalMuy BuenoExcelente

Los dispositivos móviles inciden en la mejora del dinamismo de los procesos de enseñanza-aprendizaje online

Entrevista a Tíscar Lara.
Directora de Comunicación de la Escuela de Organización Industrial (EOI)
11/03/2013
Los smartphones y las tabletas se van abriendo camino poco a poco en el sector educativo. Si las TIC permitían al docente entender la educación de una forma diferente e aplicar metodologías innovadoras, los teléfonos inteligentes amplían estas posibilidades. Los smartphones y/o las tabletas, ¿enseñan o distraen? ¿Cómo podemos convertirlos en una herramienta educativa?

Los smartphones y/o tabletas son ya una herramienta educativa indiscutible por su carácter personal y por el potencial de conectividad que permite al alumno interactuar con los contenidos, profesores y compañeros dentro y fuera del aula. Para que sean realmente eficaces en el aprendizaje, es fundamental que estén integrados dentro de la estrategia formativa diseñada por el profesor y no como un mero accesorio de entretenimiento del alumno. Esto es lo que marca la diferencia entre su rol como elemento de enseñanza o su posible interferencia como objeto de distracción. La metodología siempre es la piedra angular y es la tecnología la que debe adaptarse a ella.

¿Considera que los dispositivos móviles (tablets, teléfonos móviles, etc.) contribuyen a mejorar el dinamismo en el proceso de enseñanza-aprendizaje online?

Si ninguna duda los dispositivos móviles inciden en la mejora del dinamismo de los procesos de enseñanza-aprendizaje online pues favorecen la conectividad de alumnos y profesores en cualquier momento y en cualquier lugar, tanto dentro de los contextos de aprendizaje formal como en los no formales. Este acceso directo desde un dispositivo personal hace que la relación con internet y con las aplicaciones sea mucho más sencilla y natural, pues los alumnos ya utilizan estos mismos aparatos en el hogar, para el entretenimiento, etc.

¿Qué otras ventajas tienen? ¿E inconvenientes?

Entre las ventajas podemos mencionar, entre otras, la portabilidad (son fácilmente transportables por su reducido peso y volumen), la conectividad (porque con la tecnología 3G favorecen un acceso constante a internet independientemente de redes wifi), por su capacidad social, (pues permite la interacción con redes sociales), por su prestación de producción y consumo multimedia (con aplicaciones de captura y reproducción de imagen, audio y vídeo) y por su integración de aplicaciones diversas (desde apps de cálculo y entrenamiento lingüístico hasta apps de educación plástica y musical).

Como inconvenientes, podríamos identificar su coste económico como posible brecha digital. No obstante, la tendencia de la creciente adopción de dispositivos móviles por el público así como la expansión de los sistemas operativos de código abierto como Android y las dinámicas educativas que intentan compatibilizar el trabajo de aula con BOYD (Bring Your Own Device o "Trae tu propio dispositivo") hace que el acceso a los dispositivos móviles no sea hoy una barrera tan determinante como podía serlo hace tan solo unos años.

Para situar al lector, ¿podría explicarnos la diferencia entre "social learning" y "mobile learning"?

El "social learning" hace un mayor énfasis sobre el aprendizaje que se ve reforzado por la interacción social en comunidades con las que se comparten intereses comunes. El concepto "mobile learning" apela fundamentalmente al carácter móvil, tanto del dispositivo como de la hibridación de contextos para el aprendiz. No obstante, el desarrollo actual tanto del social como del mobile learning hacen que prácticamente sean sinónimos. No se entiende una dinámica de "social learning" sin integrar los dispositivos móviles como tampoco un "mobile learning" sin tener en cuenta el potencial de las redes sociales.
 
Según los expertos, los jóvenes van por delante en el uso de la tecnología móvil. ¿Cree que es necesario integrar los medios y canales de comunicación que habitualmente emplea el alumnado, en un proceso formativo online?

Es fundamental puesto que los medios y canales de comunicación más habituales de los jóvenes son su hábitat natural, son los lugares donde interactúan entre sí y donde desarrollan aprendizajes informales de competencias digitales que conviene incorporar e integrar en los contextos formales educativos tanto para aprovechar esos conocimientos como para reforzar aquellas cuestiones que requieran de mayor orientación con ayuda de los profesores: cuestiones como la protección de la privacidad, la credibilidad de la información o la identificación de materiales según sus derechos de propiedad.

¿Es necesario que los centros formativos se replanteen sus estrategias a la hora de diseñar un curso?

Los centros formativos deben ser conscientes y conocer en profundidad los nuevos contextos de interacción móvil y comunicación digital en los que conviven los alumnos de manera natural para integrar esos espacios y aprendizajes a las estrategias educativas que quieran desarrollar en el aula. Ignorar esta realidad no es una opción, sino un grave error de partida.

¿Podría citarnos alguna experiencia de éxito sobre el uso del Smartphone o la tableta aplicados a la formación?

La Escuela de Organización Industrial fue la primera Escuela española en integrar el mobile learning en todos sus programas formativos en 2009. Desde entonces todos sus alumnos cuentan con tablets 3G con sistemas Android en un entorno de trabajo colaborativo en Google Apps. El éxito de este proyecto ha sido reconocido internacionalmente en diversos congresos y como caso de estudio en informes como el Horizon Report de 2010, el informe Scopeo de 2011 y el Mobile Learning Infokit de 2012.


Categorías

Comentar

Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los carácteres
Título
Comentario Límite 500 carácteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
PUBLICIDAD