Técnico de introducción de datos

Descripción
Los técnicos de introducción de datos utilizan un teclado de ordenador para introducir información en los sistemas informáticos. Trabajan textos y datos numéricos, y transforman dicha información en el formato requerido. Muchos técnicos también desempeñan otras tareas administrativas.
Actividades laborales
Los técnicos de introducción de datos (también conocidos como digitadores) transfieren grandes cantidades de información escrita a un ordenador, con el fin de que otros usuarios puedan encontrarla y utilizarla para diferentes propósitos.

Los técnicos de introducción de datos trabajan con palabras, por ejemplo, de informes, listas y cartas estándar, o con números, por ejemplo, de hojas de cálculo.

Estos profesionales introducen este material de acuerdo con un formato establecido. A menudo, introducen datos en unos espacios denominados campos, por ejemplo, en una base de datos. Pueden crear, por ejemplo, listas de direcciones, donde el técnico introduce el primer nombre de una persona en un campo, el apellido en otro, el código postal en otro y así sucesivamente.

A veces, los técnicos introducen datos en forma de código. Por ejemplo, información estándar como números de referencia de un cliente, un departamento o un producto, que pueden estar formados por una serie de números o letras.

Al introducir la información en el formato adecuado, los técnicos permiten que otros usuarios tengan acceso a datos concretos para realizar tareas específicas, por ejemplo, la impresión de las cifras de ventas trimestrales, el análisis de cuestionarios de estudios de mercado, los contactos de los clientes o el envío de las facturas.

Muchos técnicos también dedican parte de su tiempo a otras tareas de oficina, y trabajan como procesadores de textos o realizando tareas administrativas, tales como hacer fotocopias, archivar documentos y contestar el teléfono.

En la actualidad, la función del técnico de introducción de datos está cambiando, ya que ha diversificado sus tareas, de manera que también actúa como ayudante de administración o asistente de bases de datos.
Perfil profesional
El técnico de introducción de datos tiene que saber:
  • Teclear con rapidez.
  • Trabajar con rapidez y precisión, a menudo con plazos de entrega ajustados y bajo presión.
  • Tener una buena capacidad de concentración y prestar mucha atención a los detalles.
  • Estar bien organizado y ser capaz de priorizar su carga de trabajo.
  • Tener un buen nivel de inglés y habilidades numéricas.
  • Saber trabajar por su cuenta y como parte de un equipo.
  • Tener buenas habilidades comunicativas.
  • Ser capaz de mantener la información confidencial (en función del tipo de datos).
Además, necesita conocimientos informáticos generales que le permitan usar diferentes bases de datos y hojas de cálculo, y para poder solucionar los problemas que puedan surgir en el sistema que está utilizando.
Competencias
  • Aptitudes para trabajar con equipos de la oficina.
  • Bien organizado.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capaz de mantener información confidencial.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Capaz de trabajar con rapidez.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar tanto solo como en equipo.
  • Destrezas en informática.
  • Habilidad en mecanografía.
  • Habilidad para escribir en inglés.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades comunicativas.
  • Hace fotocopias y realiza tareas administrativas.
  • Introduce gran cantidad de información en sistemas informáticos.
  • Introduce información como códigos.
  • Introduce palabras y cifras en hojas de cálculo y bases de datos.
  • Preciso.
  • Responde al teléfono, coge mensajes.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados