Descripción

Para ejercer como maestro o maestra de Educación Especial en las etapas de Educación Infantil o Educación Primaria hay que optar por una de estas dos especialidades: Pedagogía Terapéutica o Audición y Lenguaje. Para ello, se requiere cursar el Grado en Educación Primaria o el Grado en Educación Infantil y, además, obtener la mención correspondiente a la especialidad que se desea ejercer u otras titulaciones universitarias que habiliten para el desempeño de la profesión, como pueden ser el Grado en Logopedia o el Máster Universitario en Psicopedagogía.

Estos profesionales trabajan con niños y niñas que presentan necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE). Entre otros, intervienen en el desarrollo del proceso de aprendizaje de alumnos con discapacidades auditivas, visuales, intelectuales o físicas; trastornos del espectro autista (TEA); trastornos mentales, de aprendizaje o de conducta; enfermedades degenerativas; situaciones socioeconómicas o socioculturales desfavorecidas y altas capacidades.

Ten en cuenta que los maestros de Educación Primaria y los de Educación Infantil ejercen profesiones reguladas y para ello se exigen estudios específicos. Es importante también que consultes los requisitos para trabajar como maestro en el ámbito de la educación especial en la Consejería de Educación de tu comunidad autónoma.

Funciones

Las funciones de estos profesionales dependerán de la especialidad ejercida. No obstante, todos ellos comparten las siguientes tareas:

  • Elaborar planes individualizados, adaptando el contenido de las materias curriculares y la forma de impartirlas.
  • Redactar informes de evaluación y registrar la evolución del niño o niña. 
  • Idear maneras diferentes de enseñar los contenidos de la materia.
  • Adaptar el entorno de aprendizaje.
  • Prestar apoyo personalizado.
  • Usar equipamiento especial cuando sea necesario.
  • Trabajar en estrecha colaboración con familias y tutores, a los que ofrecen asesoramiento y orientación.
  • Asistir a reuniones con otros educadores y especialistas de la sanidad pública. 
  • Llevar un registro del progreso de los alumnos.
  • Utilizar sistemas aumentativos y alternativos de comunicación.
  • Animar al alumnado a adquirir confianza en sí mismos y ganar independencia, y así alcanzar su pleno potencial, con el fin de favorecer su inclusión educativa y en todos los ámbitos de desarrollo social.
Perfil profesional

Intereses

Los maestros de Educación Especial habitualmente tienen interés en:

  • Atender a niños y niñas con necesidades específicas de apoyo educativo (NEAE).

  • Ayudar a los alumnos a desarrollar el máximo posible sus capacidades. 

  • Ofrecer respuestas educativas individualizas a alumnos de Educación Infantil y Primaria. 

  • Promover cambios para ofrecer mejores oportunidades de aprendizaje en los entornos educativos.

  • Contribuir al desarrollo de todas las capacidades de las personas para facilitar su inclusión educativa y social.

Competencias

Algunas competencias técnicas necesarias para ser maestro de Educación Especial son:

  • Conocimientos sobre desarrollo de los niños y niñas en la edad escolar. 

  • Dominio de estrategias y metodologías para la atención a la diversidad. 

  • Conocimientos en intervención neuropsicológica en educación. 

  • Habilidades y estrategias de adaptación curricular.

  • Conocimientos sobre las barreras de participación de los niños en función de factores físicos, mentales, sociales y emocionales. 

Además, es conveniente que estos profesionales tengan las siguientes competencias transversales:

  • Inteligencia emocional.

  • Aprendizaje permanente.

  • Escucha activa.

  • Trabajo en equipo. 

  • Expresión oral positiva.

  • Análisis y resolución de problemas.

  • Responsabilidad. 

Rasgos de personalidad

Algunos aspectos de personalidad recomendables para ejercer la profesión son:

  • Paciencia.

  • Asertividad.

  • Motivación. 

  • Empatía.

  • Tolerancia al estrés. 

  • Autocontrol. 

  • Delicadeza. 

Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Profesiones relacionadas