Descripción
Los bancos suelen dividir los puestos y categorías de trabajo en grados, según la responsabilidad y la experiencia requerida en cada caso. Los empleados de recién incorporación en una sucursal bancaria realizan las tareas más rutinarias de la oficina, mientras que los más sénior pueden ascender a la dirección del banco.
Funciones
Los empleados de recién incorporación empiezan con tareas tales como la coordinación del correo y la atención de consultas telefónicas rutinarias.
 
Estos trabajadores también se encargan del registro de los detalles de las transacciones en efectivo, por tarjeta o con cheque, y para este tipo de tarea utilizan sistemas informáticos.

El trabajo de muchos empleados de la banca se basa en gran medida en el contacto con el cliente. En algunos bancos, los empleados de la banca que realizan esta tarea se conocen como asesores bancarios.

Su trabajo incluye la realización de órdenes permanentes y cobros directos, que son dos métodos de para realizar transacciones automáticas de dinero, de la cuenta de un cliente a otro, por ejemplo, para pagar las cuentas.

También son responsables de la apertura y el cierre de las cuentas de los clientes. Algunos empleados de la banca realizan la función de los cajeros automáticos, y se ocupan de transacciones requeridas por los clientes en el mostrador. Asimismo, explican y promueven los servicios financieros ofrecidos por el banco.

En la actualidad, algunos empleados de la banca trabajan en centros de contacto, donde la comunicación con el cliente es telefónico o en línea. A menudo trabajan en grandes oficinas de planta abierta, con auriculares telefónicos y ordenadores.

En un grado superior, un empleado de la banca podría asegurarse de que las operaciones de la sucursal de ese día se registran con exactitud. En los bancos más grandes, algunos empleados de la banca pueden trabajar en la sección de relaciones internacionales, en el suministro de divisas y en el asesoramiento sobre seguros de viaje.

También se encargan de la transacción de los pagos de los clientes al extranjero, preparan cartas de presentación para los clientes que viajan al extranjero para hacer negocios, y proporcionan información sobre las condiciones comerciales de los mercados internacionales.

En algunos bancos, los altos cargos podrían estar involucrados en la compra y venta de acciones y participaciones de los clientes, o asesorarles sobre los planes de ahorro. Puede que tengan que gestionar la cartera de valores de los clientes, o asegurarse de que las garantías aportadas por el cliente para la demanda de un préstamo son fiables. Estos altos cargos a menudo supervisan el resto del personal.

Los empleados con más experiencia ayudan a los directores del banco a redactar informes, analizar los balances (llevan al día un registro del dinero que entra y sale de las cuentas), y a entrevistarse con los clientes.

También tienen que ser capaces de identificar oportunidades de ventas y marketing. En los bancos más grandes pueden existir distintas categorías de altos cargos.
Perfil profesional
Un empleado de la banca necesita tener:
  • Habilidades comunicativas para el servicio de atención al cliente.
  • Iniciativa, motivación, entusiasmo y capacidad de adaptación.
  • Habilidades numéricas y de tecnologías de la información (TI).
  • Una forma de trabajar precisa y metódica.
  • Un aspecto elegante.
Debe ser capaz de lo siguiente:
  • Comunicarse con claridad y precisión, oralmente y por escrito.
  • Trabajar en equipo.
Competencias
  • Abre y cierra cuentas de clientes.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para trabajar en el servicio al cliente.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Carácter emprendedor.
  • De aspecto inteligente.
  • Destrezas en informática.
  • Entusiasta.
  • Flexible.
  • Gestiona pagos a plazos.
  • Habilidad para los números.
  • Metódico.
  • Preciso.
  • Promociona servicios financieros.
  • Registra el detalle de pagos realizados con tarjetas de crédito, dinero en efectivo y cheques.
  • Trabaja en la sección de divisas extranjeras.
  • Trabaja en un centro de contactos, en el que contacta con el cliente por teléfono o e-mail.
  • Trata a clientes en el mostrador.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.