Administrador de sitios web

Descripción
Los administradores de sitios web son los responsables de los sitios web de internet.
Se aseguran de que la información del sitio web es correcta, segura y está actualizada. Trabaja estrechamente con diseñadores y programadores y con los departamentos de ventas y marketing.
Alguno administradores también diseñan y configuran los sitios. Se los conoce también como administradores web o webmasters.
Actividades laborales
Los administradores de sitios web planifican y organizan el desarrollo técnico de uno o más sitios web. Esto puede incluir seleccionar el hardware y el software que permita a la empresa realizar negocios a través de internet (el denominado comercio electrónico).

Las responsabilidades principales de los administradores incluyen garantizar que el sitio web funciona correctamente y de forma precisa y que está actualizado. Esto es clave ya que las organizaciones usan los sitios web para proporcionar un servicio y mostrar su imagen y su esencia.

El administrador también se encarga de que cualquier adición al sitio web sigue el estilo existente, por ejemplo, en términos de diseño, plantilla y estructura. Deben comprobar que toda la información nueva coincida con el estilo editorial existente y realizar cambios cuando se precie. Pueden emplear un sistema de gestión de contenido web para actualizar el sitio.

Los administradores de sitios web pueden ser responsables de decidir dónde y cómo usará el sitio web contenidos multimedia, como fotografías, sonido, vídeos, gráficos y animaciones.

A menudo trabajan con los departamentos de comunicación, relaciones públicas y marketing. Deben procurar que el sitio web transmita la imagen adecuada a los clientes de la organización y que el sitio sea fácil de encontrar mediante los motores de búsqueda. Se aseguran de que el sitio web cumple con la ley y que es accesible para todos los usuarios, por ejemplo, facilitando una versión de texto ampliado o subtítulos en los videos.

Los administradores procuran obtener información de los usuarios del sitio web. Reúnen estadísticas mensuales que muestran cuánta gente ha visitado el sitio durante este tiempo y qué páginas y funciones han usado. Esta información ayuda a la empresa a comercializar sus servicios con mayor eficacia.

Los administradores son responsables de la seguridad del sitio web. En una organización comercial, esto significa que deben asegurarse de que sólo las personas autorizadas pueden acceder a la información de los clientes como, por ejemplo, a direcciones de correo o a tarjetas de crédito.

Deben gestionar también los comentarios y las quejas de los usuarios del sitio. Se encargan de que los problemas o errores se subsanen lo antes posible y que se tengan en cuenta las sugerencias.

Los administradores pueden supervisar o coordinar el trabajo de un equipo que puede incluir diseñadores, artistas, escritores, investigadores, programadores, desarrolladores y especialista multimedia. En una empresa pequeña, pueden encargarse ellos solos del diseño del sitio web, así como de su desarrollo y mantenimiento.

También deben asegurarse de que los diseñadores y programadores disponen de las herramientas específicas que necesitan, por ejemplo, para manipular fotografías o animar partes del diseño.

Los administradores también evalúan las necesidades de formación y desarrollo y pueden decidir, por ejemplo, que un formador externo visite la empresa.

Algunos administradores trabajan en servicios de intranet (el uso de tecnologías de internet y servicios de correo electrónico en una red interna, dentro de la empresa). Tratan con personas de la empresa y se preocupan de sus necesidades.
Perfil profesional
Como administrador de sitios web, deberá:
  • Disponer de buenas habilidades de planificación, priorización y organización.
  • Tener habilidades de TI.
  • Tener buenas habilidades comunicativas.
  • Tener la habilidad de trabajar estrechamente con diferentes personas como diseñadores, programadores y personal de marketing y ventas.
  • Tener buenas habilidades de liderazgo.
  • Ser capaz de mantener la calma y trabajar bien bajo presión.
  • Prestar atención a los detalles.
  • Tener buenas habilidades con relación a la expresión escrita.
  • Tener habilidades numéricas para reunir estadísticas.
  • Ser creativo y entusiasta.
En función de la empresa, deberá tener conocimientos de herramientas y lenguajes de programación, o estar dispuesto a aprender y usar estas habilidades. Necesitará también conocimientos y experiencia en redes, sistemas operativos o bases de datos.

Si trabaja como autónomo, necesitará habilidades empresariales.
Competencias
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la gestión de proyectos.
  • Aptitudes para la planificación.
  • Atiende los comentarios y quejas de los usuarios de los sitios web.
  • Capacidad de análisis.
  • Capacidad para priorizar tareas.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Conocimientos especializados en informática.
  • Creativo.
  • Destrezas en informática.
  • Entusiasta.
  • Experiencia y conocimientos en software.
  • Habilidad para los negocios.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades interpersonales.
  • Prepara mensualmente estadísticas de uso.
  • Responsable de la seguridad del sitio web.
  • Se asegura de que la gente pueda encontrar los sitios web con facilidad con motores de búsqueda.
  • Se asegura de que la información de los sitios web sea correcta y esté actualizada.
  • Se asegura de que la información que se incorpora a un sitio web sigue su mismo estilo.
  • Se asegura de que los sitios web cumplen con la normativa.
  • Trabaja con personal de otros departamentos.
  • Trabaja para varios clientes.
  • Tranquilo.
  • Utiliza un sistema de administración de contenido web para mantener actualizado el sitio web.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.