Las competencias tendrán más importancia que suspender materias para pasar de curso

Noticia

El profesorado evaluará y promocionará al alumnado de Primaria, ESO, Bachillerato y FP de forma colegiada y en base a las habilidades que adquieran, según el Real Decreto 984/2021 recién aprobado

  • 18/11/2021
  • Tiempo de lectura 6 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb

Contenido

En Primaria solo se podrá repetir curso una vez
En la ESO se podrá repetir dos veces y no habrá exámenes de recuperación
En Bachillerato se podrá obtener el título con una materia suspensa
La evaluación en la FP se realizará por módulos profesionales
Los sindicatos docentes, en desacuerdo con la nueva ley
¿Sabías que…?
 
A partir de hoy, el alumnado de Primaria, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional podrá promocionar de curso y titularse, aunque suspenda alguna asignatura, ya que la repetición será algo excepcional. Esta es una de las principales novedades del nuevo Real Decreto 984/2021 que regula la evaluación, promoción y titulación en estas etapas educativas, y que el Consejo de ministros acaba de aprobar pese al rechazo de algunas comunidades autónomas.

Así, la nueva ley "modifica significativamente la regulación de la evaluación, la promoción y la titulación, basándolas principalmente en la consecución de los objetivos y en la adquisición de las competencias necesarias para la formación del alumnado en cada momento", y el profesorado será quien tenga la responsabilidad de la decisión, explica el documento de la legislación, publicada en el BOE.

En todas las etapas educativas, el profesorado evaluará los aprendizajes del alumnado, los procesos de enseñanza y su propia práctica docente. Asimismo, las decisiones sobre promoción y titulación serán adoptadas de forma colegiada por todo el equipo docente al finalizar el curso escolar.

La nueva norma indica que la permanencia en un mismo curso en la educación obligatoria se considerará como una medida excepcional que deberá ir acompañada de "un plan específico y personalizado de apoyo para la adquisición de las competencias no alcanzadas".  

Asimismo, determina que el alumnado con necesidades educativas especiales podrá prolongar un curso adicional de escolarización para conseguir los objetivos de la enseñanza básica. Estas circunstancias podrán ser permanentes o transitorias y deberán ser acreditadas.

El nuevo decreto, que se enmarca dentro de la LOMLOE, han entrado en vigor este 18 de noviembre de 2021 y será de aplicación en el presente curso escolar. A continuación, conoce algunas de las principales modificaciones sobre la evaluación, promoción y repetición que recoge el nuevo Real Decreto por etapa educativa.
 

En Primaria solo se podrá repetir curso una vez

La evaluación del alumnado de Primaria "será continua y global y tendrá en cuenta su progreso en el conjunto de los procesos", apunta la nueva norma. Además, establece que, si en la evaluación se detecta que el progreso de un alumno o alumna no es el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo

En lo que respecta a la promoción, en Primaria solo se podrá repetir una vez en todo el periodo educativo y será de carácter excepcional. Asimismo, las decisiones sobre la promoción se adoptarán al finalizar los cursos de 2º, 4º y 6º, siendo esta automática en el resto.

Con el fin de garantizar la continuidad del proceso de formación cada estudiante dispondrá al finalizar la etapa de un informe sobre su evolución y las competencias desarrolladas, según dispongan las administraciones educativas.
 

En la ESO se podrá repetir dos veces y no habrá exámenes de recuperación

Con la nueva norma, un estudiante de la ESO podrá promocionar de curso cuando el equipo docente crea que, aun y con dos materias no superadas como máximo, puede seguir con éxito el curso siguiente, y que la promoción beneficiará su evolución académica. Eso sí, las asignaturas suspensas deberán recuperarse en el siguiente curso de manera obligatoria.

Por otra parte, el alumnado solo podrá repetir dos veces de curso a lo largo de la ESO, pero deberá contar con un plan específico y personalizado de apoyo para la adquisición de las competencias que no haya obtenido. Además, los estudiantes podrán titularse en ESO, aunque hayan suspendido como máximo dos asignaturas durante su formación en esta etapa.

Al finalizar la Secundaria, cada alumno o alumna recibirá un consejo orientador individualizado con una propuesta sobre la opción u opciones académicas, formativas o profesionales que el equipo docente "considera más adecuadas para continuar su formación".

La nueva norma también recoge que a partir de este curso el alumnado de la ESO ya no podrá realizar exámenes de recuperación, que se realizaban en verano.  Asimismo, el Real Decreto recupera los programas de diversificación curricular que habían desaparecido en la LOMCE: se realizarán a partir del próximo curso para estudiantes de 3º de la ESO que presenten dificultades relevantes de aprendizaje tras haber recibido medidas de apoyo en el 1er y 2º curso.
 

En Bachillerato se podrá obtener el título con una materia suspensa

El alumnado de Bachillerato podrá promocionar de curso, aunque suspenda dos materias como máximo. Eso sí, tendrá que cursar en el segundo curso las asignaturas suspendidas en el primero.  

Otra novedad de la nueva norma es que, si un alumno o alumna tiene más de un suspenso al final del segundo curso, puede realizar un tercero solo para recuperar las materias no superadas sin tener que repetir el resto que sí ha superado.

En cuanto a la titulación, la nueva norma indica que todas las asignaturas deben haberse aprobado para titularse de Bachillerato. No obstante, se permitirá que los estudiantes obtengan el título con una asignatura pendiente como algo excepcional, siempre que se considere que han alcanzado los objetivos y las competencias necesarias.

Ahora bien, el alumnado podrá obtener el título de Bachillerato con una asignatura suspensa solo en ciertos supuestos: que el equipo docente considere que un estudiante ha alcanzado los objetivos y competencias vinculados a ese título, que no haya faltado injustificada y continuamente a clases, que haya realizado las pruebas necesarias para su evaluación y que la media aritmética de las notas obtenidas en todas las materias de la etapa sea igual o superior a 5.

Por otra parte, la nueva norma indica que, en Bachillerato, contrario a lo que sucede en la ESO, el alumnado podrá realizar una prueba extraordinaria de las materias no superadas en las fechas que determinen las administraciones educativas. Además, establece que los estudiantes podrán presentarse a la selectividad, aunque hayan suspendido una asignatura como máximo.

 

La evaluación en la FP se realizará por módulos profesionales

El Real Decreto señala que la evaluación del aprendizaje del alumnado de Formación Profesional se realizará "por módulos profesionales, teniendo siempre en cuenta la globalidad del ciclo". Por tanto, la superación de un ciclo formativo de grado medio, grado superior o curso de especialización requerirá la evaluación positiva en todos los módulos profesionales que lo componen.

Por lo que respecta a las conexiones entre etapas educativas, el Real Decreto deja claro que un alumno que supere un Ciclo Formativo de Grado Básico obtendrá el título de la ESO.
 

Los sindicatos docentes, en desacuerdo con la nueva ley

Algunos sindicatos se han pronunciado en contra de la nueva ley. ANPE considera que obtener un título de la ESO o Bachillerato con alguna asignatura suspensa "envía un mensaje contrario a la cultura del esfuerzo, del rigor y del mérito en el que la ausencia de incentivos para lograr la excelencia académica resulta desmotivadora para el profesorado y el alumnado", sostiene el sindicato en un comunicado.

Por su parte, la Federación de Sindicatos independientes de Enseñanza (FSIE) afirma que es un error que el Ministerio elimine las pruebas extraordinarias de la ESO "a pesar de que el Consejo Escolar del Estado, a instancia de una enmienda de FSIE, había sugerido que se mantuvieran como en Bachillerato", sostiene.

Asimismo, considera que "este sistema de evaluación y promoción que se propone no incentiva, promueve ni motiva en el alumnado el esfuerzo, responsabilidad y trabajo constante que requiere cualquier aprendizaje".

¿Sabías que…?

La tasa de alumnado repetidor en los tres primeros cursos de la ESO en España es la más alta de los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En 2019 el 8,7% del alumnado de la primera etapa de secundaria había repetido curso, frente al 1,9% del resto de países de la OCDE, según el informe Panorama de la educación 2021 elaborado por este organismo.  

 
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece