El desempleo de las mujeres se dispara por la crisis del COVID-19

Redacción de Educaweb
04/03/2021

El 57% de los parados de larga duración son mujeres en España, un 12% más que en 2019, según un informe de la Fundación Adecco. Formarse es clave para poder salir del paro, asegura la entidad


La pandemia de COVID-19 ha tenido un "impacto desproporcionadamente negativo" en la situación laboral de las mujeres, dado que la mayoría trabajaban en el turismo, el comercio minorista y los sectores informales, que han sido los más afectados por la crisis sanitaria, según la Organización Internacional del Trabajo.
 
Otros organismos nacionales e internacionales resaltan la precarización de las condiciones laborales que tienen la mayoría de las mujeres debido a la crisis sanitaria, y aseguran que esta ha agravado las brechas de género y las desigualdades a las que ellas se enfrentaban con anterioridad. En términos de empleo, han sido las que peor paradas han quedado, a tal punto que el paro entre este colectivo se ha disparado en 2020 con respecto al 2019 y casi 6 de cada 10 mujeres sufren paro de larga duración.
 
La tasa de paro de las mujeres en España se sitúa en el 19,3% en el cuarto trimestre de 2020, frente al 14,1% de los hombres, mientras que en 2019 este porcentaje era del 15,5% para ellas y el 12,2% para ellos, según datos de la 8ª edición del informe #EmpleoParaTodas. La mujer en riesgo de exclusión, publicado por la Fundación Adecco recientemente.
 
El aumento del desempleo femenino se debe principalmente a que la mayoría de las mujeres paradas trabajaban en los sectores servicios, hostelería y comercio, que están sufriendo en mayor medida la crisis económica. Esto explica también el descenso de la contratación femenina durante 2020 en comparación con la masculina: 32% de ellas frente al 26% de ellos, según datos del Servicio Público Estatal (SEPE), citado por el informe de Adecco.
 

El paro de larga duración es mayor entre ellas, en especial si tienen más de 55 años

 
Casi un tercio de las mujeres en edad de trabajar se encuentra en riesgo de exclusión o pobreza debido a circunstancias como el desempleo de larga duración, el fin de las prestaciones, el trabajo en la economía irregular o la inactividad, según el estudio de la consultora de recursos humanos.
 
En cuanto al paro de larga duración, es decir, aquel que acumula más de 12 meses de búsqueda activa de trabajo, afecta ya a 1.521.000 de personas, de las cuales un 57% es mujer. Este porcentaje equivale a 863.200 mujeres que están en el paro desde hace más de un año, un 12% más que en 2019.
 
Esta situación afecta en mayor medida a las mujeres mayores de 55 años, pero también a las que cuentan con un certificado de discapacidad, tienen responsabilidades familiares no compartidas o a las que son víctimas de violencia de género. Sin embargo, el estudio afirma que "excluyendo a las mujeres menores de 25 años que buscan su primer empleo, a más edad, mayor es el desempleo de larga duración".
 
"Urge el impulso de políticas activas de empleo que conecten a las mujeres más expuestas a la cronificación del desempleo con los nichos de empleo emergentes, reforzando sus habilidades y competencias y posibilitando una transición equilibrada a la digitalización", ha expresado Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, a través de un comunicado.
 

Recomendaciones para que las desempleadas encuentren trabajo

 
Las mujeres que llevan mucho tiempo sin conseguir un trabajo pueden aumentar sus posibilidades de encontrarlo si siguen las siguientes recomendaciones, según el informe:
 

1. Formarse y acreditar su experiencia con certificados de profesionalidad

 
Las desempleadas, especialmente las de larga duración, tendrán más posibilidades de encontrar un trabajo si mientras lo buscan se reciclan formándose, siendo los certificados de profesionalidad una vía idónea para hacerlo. La formación que permite obtener estos certificados es gratuita y se clasifica en diversos niveles, con requisitos de acceso y duración distintos. En Educaweb te puedes informar en qué consisten y encontrar varias opciones de formación.
 

2. Perfeccionar su conocimiento sobre el mercado laboral

 
El informe recomienda a las mujeres que se informen continuamente sobre el mercado laboral y estén al tanto de los sectores que están ofertando puestos de trabajo, ya sea a través de informes de organismos internacionales, consultoras y portales de empleo, etc., ya que puede ser de gran ayuda para encontrar una oportunidad profesional en el menor tiempo posible.
 
Algunas áreas que buscan contratar en los últimos meses son: logística, que requiere perfiles como preparadores de pedido, repartidores, transportistas; o bien el sector sociosanitario y el de servicios, en posiciones como teleoperador u operario de limpieza, señala Adecco. Si deseas saber más sobre qué profesiones están al alza, consulta la sección de orientación de Educaweb sobre las tendencias del mercado laboral o contenidos de actualidad al respecto.
 

3. Digitalizar la búsqueda de trabajo

 
En la búsqueda de empleo es fundamental crear perfiles o currículums en redes sociales profesionales o portales de empleo. Asimismo, resulta útil crear una marca personal en buscadores o formarse para realizar videoentrevistas, etc. Consulta más consejos sobre cómo buscar trabajo en internet y cómo sacarle partido a las bolsas de empleo online.
 

4. Preparar un currículum funcional

 
Adecco recomienda a las mujeres que llevan mucho tiempo sin trabajar que creen un currículum en el que, en lugar de ordenar las experiencias profesionales por fecha, agrupen los empleos que han tenido por sectores, haciendo hincapié en la formación académica y motivaciones personales y logros realizados. En Educaweb encontrarás más consejos sobre cómo preparar mejor tu currículum.
 
Es conveniente también que hagas constar de manera explícita en el currículum tus competencias profesionales, para destacar aquellas capacidades y habilidades que podrían llamar la atención de los empleadores.
 

5. Ser flexible y positiva

 
Si las condiciones personales lo permiten, conviene que las mujeres en paro valoren la posibilidad de trabajar en puestos que no se adapten completamente a su perfil, así como considerar un cambio de residencia o trabajar por cuenta propia.
 
Se trata de decisiones que no siempre son sencillas por los riesgos y cambios que acarrean, pero pueden suponer un primer paso para alcanzar la estabilidad laboral.
 

6. Realizar voluntariado para compensar la ausencia de experiencia laboral

 
La ausencia de experiencias laborales recientes puede compensarse con el voluntariado, una práctica en auge, muy valorada por los empleadores. Aunque en la era COVID-19 el contacto presencial ha disminuido, existen opciones de voluntariado telemático u online mediante el que las mujeres desempleadas pueden entrenar competencias transversales como la comunicación.
 

Otras desigualdades laborales que persisten entre hombres y mujeres

 

La brecha salarial por motivos de género aumenta con el COVID-19 y la edad

 
La brecha salarial entre hombres y mujeres en la UE es del 15,7% en 2020, según Eurostat. En España se sitúa en el 23%, acuerdo con datos de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), extraídos de la Encuesta de Población Activa (EPA), y que se explican debido a la crisis del COVID-19.
 
La brecha de género entre mujeres y hombres en los salarios por hora aumenta con la edad, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos a 2018. Entre las personas trabajadoras de 25 a 34 años, la brecha salarial es de 4,6% y llega a incrementarse con el paso de los años, indica el Observatorio Igualdad Empleo. En el tramo de edad de 55 a 64 años, la brecha salarial entre ellos y ellas es del 18,2% y llegando a su punto más elevado a partir de los 65 años, cuando se incrementa hasta el 34,3%.
 

Vivir en pareja o ser madres aumenta la brecha de género en el mercado de trabajo

 
Vivir con una pareja, con o sin hijos, intensifica la brecha de género de las mujeres en el mercado de trabajo, según el estudio Mujer y madre: la doble penalización laboral, publicado recientemente por la Fundación ISEAK. El objetivo de la investigación ha sido cuantificar el impacto de la vida en pareja y la llegada de los hijos y las hijas en las brechas de género en el mercado laboral.
 
El informe elaborado por investigadores de la Universidad del País Vasco indica que aun sin tener hijos o hijas, las mujeres que viven en pareja presentan más desempleo y trabajos de media jornada que los hombres y que otras chicas solteras que viven por su cuenta o con sus padres. Así, solo el 69% de las mujeres con pareja y sin hijos tienen trabajo a tiempo completo frente al 85% de los hombres.
 
El informe, que se basa en datos de la EPA, también señala que el 22% de las mujeres con pareja e hijos menores de 5 años abandona el mercado laboral, frente al 2% de los hombres. En el siguiente gráfico se pueden observar las diferencias en la intensidad laboral de mujeres y hombres en diferentes situaciones de su vida.

 
Distribución laboral de las parejas según si tienen hijos y/o hijas o no


Imagen: Estudio Mujer y madre: la doble penalización laboral,

Las mujeres emprenden menos que los hombres

 
Las mujeres tienen menos posibilidades de convertirse en emprendedoras porque se enfrentan a más obstáculos para iniciar un negocio, según un informe de la ONU. En tiempos de COVID-19 resulta importante motivarlas a emprender cuando es difícil que puedan encontrar un trabajo.
 
Asimismo, cuando ellas buscan reinventarse laboralmente, especialmente en un contexto de pandemia como el actual en el que muchas se han quedado sin empleo, la mayoría descarta emprender y prefiere busca trabajo por cuenta ajena en el mismo sector, aunque tenga que realizar funciones diferentes. Sin embargo, la mayoría de los hombres se decantan más por el emprendimiento en la misma situación, según el Libro blanco de reinvención profesional, elaborado recientemente por el Work of the Future Centre de EAE Business School.
 

Ficha técnica

 
Los datos del informe de la Fundación Adecco se basan en estadísticas de la Encuesta de Población Activa (EPA) del IV trimestre del 2020, en cifras del SEPE, el estudio AROPE sobre el estado de la pobreza en España, así como encuestas a 900 beneficiarias del programa "mujer con responsabilidad no compartida" de Fundación Adecco, entre otras investigaciones.

Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último