Orientación Laboral

Competencias profesionales más demandadas por los empleadores

La formación académica es el punto de partida y base de tu carrera profesional, pero para posicionarte en el mercado laboral también hay que adquirir y desarrollar una serie de competencias profesionales que son las que mejorarán tu empleabilidad.

Acceder a un puesto de trabajo o prosperar dentro de una compañía requiere una mejora constante de tus capacidades y habilidades. El entorno laboral puede ser cambiante y competitivo, por ello es importante tratar de mantenerse actualizado o demostrar que reúnes las características que solicitan los empleadores. 

Conocer cuáles son las competencias técnicas y transversales que actualmente valoran más las empresas te servirá para planificar una estrategia de mejora. A continuación te detallamos algunas de las más importantes.

Competencias técnicas más demandadas

  • Conocimiento de lenguas extranjeras. En algunos sectores es esencial conocer idiomas para desarrollar la actividad laboral de un modo eficaz. Dependiendo de la profesión se requerirá un grado de destreza u otro. Por ejemplo, en la hostelería se suelen emplear las mismas expresiones de un modo frecuente, por lo que en ese caso puede bastar con conocer dichas expresiones en diferentes idiomas. Sin embargo, en el ámbito de las relaciones empresariales internacionales es deseable dominar al menos un idioma distinto al nativo o nativos, y poder realizar presentaciones, elaborar informes y mantener una comunicación fluida con nuestros interlocutores.  
  • Manejo de las redes sociales. Esta es una de las habilidades profesionales que pone de manifiesto la calidad de cómo te mueves en los medios sociales y profesionales. Refleja tus dotes para usar y sacar partido a todos los medios tecnológicos que tienes a tu alcance, a la vez que demuestra qué eres capaz de hacer con ellos.
  • Alfabetización de datos. Las competencias tecnológicas y digitales son claves en el mercado laboral. La alfabetización de datos o data literacy consiste en desarrollar la capacidad para interpretar datos y ofrecer soluciones. En el contexto del Big Data, la capacidad para identificar información significativa es cada vez más importante.
  • Análisis de negocios. En mucho sectores profesionales se precisan perfiles con la capacidad de identificar y maximizar el valor que aporta una organización. Las personas que tienen este tipo de competencia trabajan a cualquier nivel asumiendo un rol de liderazgo para conseguir los mayores beneficios. 
  • Desarrollo de sisitemas de inteligencia artificial. El auge del machine learning y la inteligencia artificial hace que los perfiles profesionales con conocimientos avanzados en mantenimiento y programación de sistemas inteligentes sean muy solicitados por empresas de diferentes sectores.
  • Cloud computing. Las ventajas que supone el almacenamiento de información en la nube han generado un aumento de la demanda de un nuevo perfil emergente con la capacidad de diseñar los mejores servicios a través de la conectividad de Internet para cada organización.
 

Competencias transversales más demandadas

  • Capacidad de adaptación. El mundo laboral es dinámico, los cambios se suceden de manera constante y es fundamental saber asumirlos y afrontarlos. Las empresas necesitan empleados que sepan trabajar en este entorno donde surgen imprevistos y donde hay que adaptarse rápidamente para seguir adelante. La habilidad para saber adaptarse a nuevas situaciones es también saber asumir diferentes roles y desempeñar distintas funciones. La capacidad de adaptación significa ser polivalente, reciclarse formativamente y tener capacidad de aprender constantemente.
     
  • Creatividad e innovación. Una de las habilidades profesionales más valoradas por los empleadores es saber crear o idear nuevas formas de hacer el trabajo. Esto significa ser un profesional abierto al entorno, receptivo a todo aquello que está a nuestro alrededor y saber aprovecharlo para crear e innovar en nuestro desempeño y consecución de objetivos.
     
  • Comunicación positiva. Es la habilidad para expresar nuestra opinión, nuestras ideas y transmitir información, pero también está relacionada con nuestra capacidad para escuchar. La comunicación es una habilidad profesional que te permite hablar en público y moverte sin dificultad en entornos diferentes. 
     
  • Colaboración y trabajo en equipo. La disposición para colaborar con otros compañeros, departamentos e incluso empresas es esencial. Las compañías necesitan empleados con habilidad para trabajar en equipo, para compartir, participar, colaborar y ayudar. Habilidades todas ellas imprescindibles para la búsqueda de la mejora y alcanzar las metas fijadas.
     
  • Inteligencia emocional. Son un conjunto de habilidades que permiten expresar y entender las emociones. Permiten sentir empatía con las personas que tenemos a nuestro alrededor, saber escucharlas y saber relacionarnos en distintos grupos y contextos.
     
  • Toma de decisiones. No importa el puesto que desempeñe un empleado, siempre hay un momento en el que hay que tomar decisiones y ser resolutivo es fundamental. La mejora de la empleabilidad de un profesional tiene mucho que ver con su habilidad a la hora de tomar una decisión. Cuando decides algo se deja ver tu capacidad de análisis, cómo has realizado la búsqueda y valoración de las alternativas y qué te ha llevado a elegir una determinada opción.