Nuevas pruebas de selección de personas: cómo prepararse para superarlas

Neus Bosch,
Psicopedagoga y orientadora profesional de Educaweb
09/01/2019

Las personas que buscan un empleo deben superar  diferentes retos: definir qué tipo de trabajo están buscando, conocer los canales más efectivos para realizar esta búsqueda, preparar su candidatura y enfrentarse al proceso de selección.

Los procesos de selección pueden ser muy diversos. Hasta hace pocos años, lo más "típico" era realizar una entrevista, pruebas psicotécnicas o ejercicios prácticos.

Actualmente, este tipo de procesos siguen vigentes, pero se están incorporando nuevas técnicas para el reclutamiento y selección de talento como la gamificación (pruebas de selección a través de juegos o videojuegos), videoentrevista, Big Data (uso de algoritmos y fórmulas para analizar y cruzar toda la información del candidato) o Inbound recruiting (mostrar lo que hace la empresa a través de las redes sociales e Internet para atraer el talento), por ejemplo.

Con estas nuevas técnicas, las empresas buscan identificar y verificar que el perfil del candidato se adapte a la oferta, es decir, que la persona posea todas aquellas competencias necesarias para desarrollar de forma exitosa el trabajo y que sus objetivos y valores sean acordes a la misión y valores de la compañía. En definitiva, los cambios en los procesos de selección persiguen hallar la forma más eficaz para encontrar al candidato idóneo.

En el informe sobre tendencias internacionales en la selección de personal 2018 elaborado por LinkedIn Talent Solutions se afirma que "los estudios demuestran que las entrevistas tradicionales no son buenas para predecir el rendimiento laboral. Los entrevistados dan respuestas ensayadas, y los entrevistadores tienden a elegir a los candidatos que les agradan en lugar de a los que tienen más potencial".
 
"Conocer el tipo de empresa e investigar sobre cómo son sus procesos, a través de contactos que trabajen o hayan trabajado en la organización puede ayudar a conocer más de cerca cómo serán, si se utilizan técnicas diferentes, si la entrevista presencial sigue siendo la técnica principal, o si se utilizan nuevos formatos de entrevista".

Frente a este panorama, las organizaciones buscan formas diferentes de encontrar y seleccionar a sus candidatos con técnicas que les permitan ser más eficientes en la gestión de su tiempo, como, por ejemplo, herramientas de preselección digitales donde, a través de breves actividades van eligiendo los candidatos que se adaptan mejor a la oferta de trabajo; o bien con pruebas que les permitan ver al aspirante a un puesto de trabajo en una situación real, como una prueba escape room.
 

¿Cómo prepararse para las nuevas técnicas de reclutamiento y selección?


En el proceso de buscar un trabajo, todas las fases son importantes. Como ya hemos anotado anteriormente, el primer paso es definir el tipo de trabajo que se busca y el tipo de tareas que se quieren desempeñar, así como verificar que se poseen las competencias necesarias para poder desarrollarlas. En caso contrario, se deberán emprender las acciones necesarias para conseguir el perfil deseado, formándose y desarrollando habilidades o conocimientos requeridos o valorados para el puesto. 

Una vez identificado el tipo de trabajo, empieza el proceso de buscar ofertas, presentar la candidatura y enfrentarse al proceso de selección.

Como candidato nunca se debe olvidar hacer un buen ejercicio de autoconocimiento e identificar las competencias, habilidades y rasgos de personalidad, ya que esto ayuda a la capacidad para enfrentarse a cualquier tipo de proceso de selección.

En este ejercicio de autoconocimiento, además de identificar competencias técnicas que permiten el ejercicio efectivo de esa profesión, se deben reconocer las competencias transversales como, por ejemplo, la capacidad de autoaprendizaje, creatividad, iniciativa o trabajo en equipo. Estas competencias son muy valoradas para el personal de selección, y, además de incluirlas por escrito en el currículum, se deberá demostrar que se poseen durante el proceso de selección.

Algunas empresas han desarrollado juegos o actividades que se llevan a cabo a través de aplicaciones y si los candidatos superan los retos que se proponen, pasan a la siguiente fase del proceso. Otras optan por utilizar plataformas de realidad virtual y evalúan cómo los aspirantes a un puesto se mueven e interaccionan en este entorno. Estas nuevas técnicas permiten identificar y verificar las competencias y habilidades de las personas. Frente a estos nuevos procesos, como candidato es importante medir bien toda respuesta o acción, estar concentrado y expresar todas las cualidades profesionales.


Cuidar la marca personal, requisito imprescindible


La marca personal es la imagen que cada persona muestra de sí misma ante los demás. Las redes sociales e Internet ayudan a crear esta marca, ya que a través de ellas uno puede destacar como experto en un ámbito y conseguir ser un referente en este sector, o dar mayor visibilidad a sus habilidades, competencias y aptitudes. Trabajar la marca personal ya sea creando un blog y siendo constante en la publicación de posts, cuidando los comentarios en las redes sociales o intentando dar un valor adicional en las diferentes aportaciones, es muy importante, ya que puede servir para que las empresas se hagan una idea de las competencias del candidato.


Innovar con el currículum y adaptarlo a cada oferta


Aparte de la marca personal, no se debe olvidar trabajar bien el currículum: ya sea en un formato más convencional, por competencias o videocurrículum. Cada currículum se debe adaptar a la oferta laboral concreta, destacando en él lo que pueda ser más interesante para cada empresa y acompañándolo de una carta de presentación en la que se destaque la adecuación del candidato con el puesto de trabajo y todas aquellas competencias que lo pueden singularizar.

Además del currículum escrito, la mayoría de los portales de empleo disponen de una interfaz en la que se pueden introducir todos los datos de cada candidato. También existen redes sociales específicas, como LinkedIn, que pueden servir para hacer networking y buscar empleo. El personal de selección utiliza los datos y herramientas que les ofrecen estas plataformas para encontrar al candidato ideal.
 

Prepararse para los nuevos formatos de entrevista


La entrevista sigue siendo una de las técnicas mayoritarias en los procesos de selección, pero el candidato debe estar preparado para nuevas propuestas.
En función del puesto de trabajo que se ofrece y del grado de responsabilidad de este, las empresas deciden emplear uno u otro método.

El tipo de proceso de selección también varía en función del tamaño de la empresa y del número de plazas vacantes ofrecidas.

Conocer el tipo de empresa e investigar sobre cómo son sus procesos, a través de contactos que trabajen o hayan trabajado en la organización puede ayudar a conocer más de cerca cómo serán, si se utilizan técnicas diferentes, si la entrevista presencial sigue siendo la técnica principal, o si se utilizan nuevos formatos de entrevista como la videoentrevista o la videollamada pregrabada (el entrevistador graba las preguntas y los candidatos envían un vídeo con las diferentes respuestas).
 

Consejos para el día de la entrevista

 
Algunos de los consejos para enfrentarse a una entrevista de trabajo son:
El éxito en un proceso de selección es el resultado de los siguientes aspectos:
Categorías
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último