Seis propuestas para conseguir docentes más motivados y reconocidos

Redacción de Educaweb
17/10/2018

El 93 % de los profesionales de la educación ven necesario definir un nuevo modelo de profesión docente y el 85 % recomienda cambiar el sistema de oposiciones, según una encuesta de la Red por el Diálogo Educativo
¿Cómo otorgarle un mayor reconocimiento social a la profesión docente y motivar más al profesorado? El 93 % de los profesionales de la educación consideran que la mejor manera de conseguirlo es definiendo un nuevo modelo de profesión docente, que incluya un plan de carrera profesional donde estén presentes tanto la formación continua basada en buenas prácticas como la participación en proyectos de innovación y la colaboración activa entre iguales.

Estas son algunas de de las conclusiones de la Encuesta #DebateDocente, elaborada por la Red por el Diálogo Educativo (REDE), una plataforma formada a principios de 2018 por el Proyecto Atlántica y la Fundación COTEC, que reúne a medio centenar de organizaciones y expertos en educación, cuya misión es realizar una propuesta de mejora para el sistema educativo español. La investigación, desarrollada a nivel estatal, ha contado con la participación de 772 profesionales de la educación de centros públicos, concertados y privados.

Los resultados de este estudio ofrecen ideas sobre cómo se debería encaminar y mejorar la carrera profesional docente para que los maestros, maestras y profesorado puedan avanzar profesionalmente, sentirse más motivados y por ende mejorar su labor educativa. He aquí algunas de ellas…
 

1. Evaluar a los docentes para analizar sus necesidades profesionales


España es uno de los países de la Unión Europea que carece de un sistema de evaluación sistematizado y encaminado a analizar los requerimientos profesionales de los docentes, para así adaptar su formación a las mismas, según el informe Teaching Careers in Europe: Access, Progression and Support (2018), de la Comisión Europea.

El 80 % de los encuestados para el estudio de REDE cree que se debería mejorar el sistema de evaluación del profesorado, para que los resultados de este ejercicio se vean reflejados en el diseño y realización de programas de formación más adaptados a sus verdaderas necesidades.


2. Diseñar un plan de carrera profesional atractiva para el profesorado


Entre los resultados del estudio destaca que más de la mitad de los profesionales de la educación (59 %) consideran que si tuvieran una carrera profesional más interesante y motivante, la docencia podría tener un mayor prestigio a nivel social, y atraer a más jóvenes a estudiar titulaciones docentes.

Un salario más elevado (37 %), o una nota de acceso más alta en las titulaciones (32 %) son factores menos importantes para el reconocimiento social de la profesión docente, según los encuestados.
 

3. Mejorar la colaboración entre la comunidad educativa y la universidad


Los sistemas educativos de reconocimiento mundial, como los de Finlandia y Canadá, tienen en común que la comunidad educativa colabora continuamente con otros sectores de la sociedad, especialmente con la universidad, las empresas y los propios centros educativos, según estudios como Education at a Glance (2018) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y Teaching Careers in Europe: Access, Progression and Support (2018), de la Comisión Europea.

En este contexto, el 81 % de los consultados en la encuesta afirma que la mayor debilidad del actual modelo de profesión docente radica en la inadecuada relación entre la universidad y los centros educativos. Además, el 80 % piensa que los profesores también deberían trabajar más de forma colaborativa.
 

4. Establecer un nuevo modelo de formación inicial y de prácticas


Para favorecer la inserción profesional de los graduados de una carrera universitaria docente, el 72% de los profesionales consultados considera necesario sistematizar periodos de formación en prácticas en centros educativos.También recomiendan establecer tutorías sistemáticas (87%) y garantizar a los aspirantes unas condiciones laborales óptimas (78%).

En cuanto a los centros más adecuados para acoger al alumnado en prácticas, los encuestados creen que estos deben contar con un equipo bien formado para acompañar y tutorizar a los alumnos en prácticas (82%) y un proyecto educativo sólido y válido (63%).

Los primeros pasos para establecer un nuevo modelo integral de formación inicial docente se han tomado desde Catalunya, donde hace unos días expertos del Programa de Millora i Innovació en la Formació de Mestres (MIF), han presentado una propuesta de mejora al Departament d'Ensenyament de la Generalitat y al Departament d'Empresa i Coneixement, que incluye medidas para aumentar las competencias docentes del alumnado.

Entre las propuestas del MIF para mejorar la formación inicial docente en Catalunya destaca: aumentar de 4 a 5 años la carrera universitaria relacionada con la docencia; pedir un máster obligatorio como nivel mínimo de formación para poder ejercer en la etapa obligatoria, así como potenciar la formación práctica en los centros.

El modelo de prácticas que el MIF sugiere supone una estrecha coordinación entre los tutores de las universidades y de las escuelas, a partir de un plan de formación compartido que incluya un modelo de "docente residente", en el que se realicen prácticas en dos fases diferenciadas: un durante el grado, y otra durante el máster.
 

5. Modificar el sistema de oposiciones para la docencia


El 85 % de los profesionales de la educación ven necesario cambiar el modelo actual de acceso a la docencia en centros educativos públicos, en vista de que en la última gran convocatoria se han dejado sin cubrir el 9,6% de las 20.689 plazas para docentes de secundaria o FP ofertadas, aunque se presentaron unas 200.000 aspirantes, según datos del Informe de comienzo de curso 2018-2019. Objetivo: revertir los recortes, elaborado por Comisiones Obreras.

La mayoría está en desacuerdo tanto con el sistema de acceso (65%), así como con las competencias que se requieren en la oposición (64%).
 

5. Incentivar el desarrollo profesional mediante proyectos colaborativos


El 49 % de los docentes consultados está descontento en cuanto a la formación continua que recibe, por lo que aboga por formarse mediante la realización de proyectos comunes entre grupos de trabajo de profesores (73 %), o bien replicando buenas prácticas de formación realizadas en otros centros o sistemas educativos de otros países (63 %).

Asimismo, el 79 % de los profesionales de la educación considera que se requiere introducir incentivos para impulsar su desarrollo profesional, como sería participar en proyectos de innovación (91 %) y en intercambios de profesorado con otros centros educativos (85 %), así como recibir mejoras salariales (79 %).
 

Motivación y empatía, requisitos básicos para ser docente


Tener empatía y saber gestionar las emociones del alumnado (78 %), así como conocer y aplicar las metodologías didácticas activas (68 %) son las características clave con las que debe contar un docente en la actualidad. según los profesionales de la educación que participaron en la Encuesta #DebateDocente.

Saber gestionar el aula y tener los conocimientos de la asignatura que se imparte, constituyen otros requisitos que el profesorado tendría que cumplir, aunque solo el 59 % y el 58 % de los encuestados, respectivamente, lo considera así.

Por lo contrario, el expediente académico solo es considerado indispensable para la labor docente por un 10 % de los profesionales consultados; mientras que solo un 26 % le ha dado importancia a las competencias digitales.
 
 Imagen: Freepik
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último