Botánico

Descripción
Los botánicos estudian la vida de las plantas en todos sus estadios. Observan cómo y dónde crecen las plantas, estudian sus células, e investigan el impacto que los productos químicos y las enfermedades tienen sobre ellas. Los botánicos trabajan en distintos campos, utilizando sus conocimientos en beneficio de los trabajos de conservación, la agricultura y la industria, por ejemplo.
Actividades laborales
Las plantas son esenciales para la vida en la Tierra, ya que proporcionan alimento, generan oxígeno y absorben dióxido de carbono, y con frecuencia tienen propiedades medicinales. Por este motivo, es esencial que los botánicos estudien y controlen la distribución y la salud de las plantas.

Por ejemplo, en el trabajo de campo, el botánico registra el número y los tipos de especies diferentes en un área en particular, como un páramo, un humedal, un bosque o una pradera.

Sus resultados ayudan a construir una imagen local, nacional y mundial de la flora del planeta, incluyendo la forma en que se ve afectada por factores ambientales, tales como el cambio climático, y los resultados de la actividad humana, como la lluvia ácida provocada por la industria y el pastoreo excesivo de animales de granja.

Algunos botánicos viajan al extranjero para realizar su trabajo. Por ejemplo, los botánicos visitan selvas tropicales para investigar sus especies de plantas, si tienen propiedades medicinales, si están en peligro de extinción, y la rapidez con que están desapareciendo.

Los botánicos pueden utilizar sus conocimientos sobre el ADN de las plantas para identificarlas y clasificarlas, y para evaluar su rareza.

Pueden ser responsables de la conservación de un área silvestre en particular. Además del trabajo de laboratorio, también pueden dar charlas, conferencias y rutas guiadas a los visitantes, así como proporcionar y mostrar la información en un centro de visitantes, por ejemplo.

Algunos botánicos aplican sus conocimientos para resolver problemas de la agricultura y la horticultura.

Por ejemplo, el cruce de dos especies de plantas permite a los botánicos desarrollar una planta híbrida con características deseables de cada uno de sus "progenitores". En el caso de la agricultura, la planta híbrida puede caracterizarse por haber aumentado la resistencia a la sequía, a las plagas y a las malas hierbas, y en el caso de la horticultura, se puede caracterizar por un color de los pétalos que resulte más atractivo para una planta ornamental.

En las empresas de biotecnología, los botánicos utilizan modernos métodos de modificación genética para modificar las características de las plantas. Esto significa que trasladan genes artificialmente de una especie de planta a otra, para añadir o eliminar determinadas características.

Por ejemplo, los botánicos pueden tratar de aumentar la resistencia del cultivo a enfermedades y a insectos, o su tolerancia a la humedad y a temperaturas extremas.

Estos métodos pueden resultar muy beneficiosos para la producción de alimentos, sobre todo en los países en desarrollo.

Sin embargo, los botánicos también realizan pruebas para investigar los efectos de los nuevos cultivos modificados genéticamente en el medio ambiente y su inocuidad para los seres humanos. Por ejemplo, se encargan de supervisar y analizar los ensayos de campo, e investigan, por ejemplo, la interacción entre los genes nuevos y existentes a través de la polinización cruzada.

Los botánicos también trabajan en la industria farmacéutica, donde utilizan sus conocimientos sobre las propiedades medicinales de ciertas plantas y hierbas para crear nuevos medicamentos. El principio activo originario de la aspirina, por ejemplo, se encuentra en la corteza de los sauces.

Los botánicos farmacéuticos pueden utilizar conocimientos tradicionales, así como métodos y tecnologías modernas muy sofisticadas, para el desarrollo de nuevos medicamentos. Pueden usar programas de ordenador para modelar los efectos de un compuesto biológico de una planta en el cuerpo humano, y para comprobar la su posible eficacia si se aplicase en forma de medicamento.

Aunque gran parte del trabajo de los botánicos es trabajo de campo, por ejemplo, para recoger muestras y analizar experimentos, gran parte de su trabajo se realiza en el laboratorio, donde pueden utilizar equipos y técnicas sofisticados, tales como microscopios electrónicos, radioisótopos e imágenes por satélite.

En algunas empresas de biotecnología, los botánicos trabajan en equipo con otros científicos, como toxicólogos, farmacólogos y bioquímicos. También pueden controlar el trabajo de un equipo de técnicos de laboratorio.

Durante el trabajo de campo, en cambio, el botánico puede trabajar por cuenta propia durante mucho tiempo.
Perfil profesional
Para ser botánico se necesita:
  • Capacidad de organización para planificar proyectos y experimentos.
  • Ser preciso y metódico para la realización de trabajos de campo y de laboratorio.
  • Paciencia, para repetir los experimentos muchas veces.
  • La capacidad de explicar los resultados de forma clara y concisa, incluso en informes escritos.
  • Habilidades de trabajo en equipo.
  • La capacidad de utilizar estadísticas y otros métodos matemáticos para analizar experimentos.
  • Habilidades de observación y de resolución de problemas.
  • La capacidad de usar distintos tipos de equipamientos y tecnología, incluyendo ordenadores.
Una de las habilidades más importantes de los botánicos es la capacidad de identificar las plantas, una habilidad que necesitarán desarrollar con el tiempo, incluso mediante cursillos de formación profesional.
Competencias
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Conocimiento de la tecnología del ADN recombinante.
  • Da charlas y conferencias y realiza visitas guiadas a personas que visitan zonas protegidas.
  • Especializado en identificación de campo y taxonomía.
  • Experiencia en aislamiento y secuenciación de ADN.
  • Gestiona una zona protegida.
  • Habilidad para la estadística.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Innovador.
  • Metódico.
  • Observador.
  • Organizado.
  • Planifica y realiza trabajo de campo.
  • Preciso.
  • Proporciona y expone información en centros de visitantes.
  • Realiza e interpreta investigación in vitro.
  • Realiza e interpreta investigación in vivo.
  • Registra la cantidad y el tipo de especies de una zona.
  • Sensato.
  • Supervisa y dirige un equipo de técnicos de laboratorio.
  • Supervisa y evalúa ensayos de campo de cultivos genéticamente modificados.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
¿Te ayudamos a encontrar tu curso ideal?
Nuestro buscador encuentra hasta 3 cursos
relacionados con esta profesión que encajan mejor con tus características
Déjanos tus datos
para que los centros contacten contigo y puedan ampliarte la información de los cursos sin compromiso
Rellenar con FacebookRellenar con Facebook
Cursos relacionados