Bioquímico

Descripción
Los bioquímicos estudian la química de la vida. Investigan los procesos de la vida en un nivel molecular, y usan sus conocimientos para identificar y resolver problemas biológicos. Investigan y desarrollan nuevos productos y procesos para aplicarlos a una amplia gama de áreas, incluyendo el procesamiento de alimentos, los productos farmacéuticos, los cuidados de la salud y la agricultura.
Actividades laborales
La bioquímica implica el estudio de los procesos básicos de la vida, por ejemplo, la forma en la que el ADN se transfiere entre las células y cómo se puede manipular para resolver problemas. Los bioquímicos trabajan con todo tipo de organismos, desde microorganismos hasta plantas y animales.

Las técnicas bioquímicas son muy importantes para casi todas las áreas de la investigación biológica, por lo que los bioquímicos intervienen en todas las áreas de la biología moderna.

Industria
En la industria, desarrollan nuevos productos bioquímicos y supervisan el proceso de producción, garantizando su seguridad y calidad. Trabajan en una amplia gama de industrias, en especial la de la alimentación, la farmacéutica, la de las bebidas, y demás empresas de biotecnología y agroquímicos.

Los bioquímicos que trabajan en empresas de biotecnología, por ejemplo, desarrollan técnicas genéticas para aplicarlas en la producción de proteínas esenciales y hormonas, como la insulina, una sustancia química deficiente en las personas con diabetes.

Los bioquímicos crean vacunas y anticuerpos, e investigan la forma en la que el ADN puede manipularse como recurso para tratar trastornos genéticos. Los bioquímicos también han desarrollado técnicas de ADN fingerprinting (huella digital) para aplicarlas en la ciencia forense.

En los inicios de los proyectos de investigación farmacéutica, los bioquímicos estudian cómo se desarrolla y se extiende una enfermedad. Los resultados ayudan a decidir las propiedades biológicas y la estructura química que debería tener el futuro fármaco.
Los bioquímicos también ayudan a decidir el formato que un fármaco debe adquirir al comercializarse como medicamento, por ejemplo, en forma de pastilla, de inyección o de loción.

La investigación sobre un nuevo medicamento implica la realización de pruebas experimentales rutinarias, en primer lugar se realizan con células en un tubo de ensayo o en un cultivo, en una cápsula de petri (in vitro), y luego se experimentan con animales y voluntarios humanos (in vivo).

Medicina
Por lo general, los bioquímicos clínicos trabajan en los hospitales, en el análisis de tejidos y de fluidos corporales, para ayudar al diagnóstico de la enfermedad.

Las enfermedades causan cambios en la bioquímica compleja del cuerpo, por lo que los bioquímicos pueden detectar enfermedades mediante el análisis de la concentración de determinadas sustancias en fluidos y tejidos corporales. Por ejemplo, los niveles de glucosa aumentan en pacientes con diabetes mellitus, mientras que los pacientes con enfermedades renales muestran una urea aumentada.
Un hospital general típico realiza más de un millón de pruebas bioquímicas al año, para las que los bioquímicos clínicos utilizan máquinas automáticas muy sofisticadas que permiten analizar hasta un millar de muestras por hora (por ejemplo, el sodio, la glucosa y la urea en la sangre).

Por el contrario, la identificación de una droga desconocida extraída de una sobredosis puede requerir un laborioso y prolongado trabajo, con pruebas manuales y el uso de una amplia gama de tecnologías y técnicas de laboratorio.

Los bioquímicos clínicos también están involucrados en la investigación y el desarrollo de nuevas técnicas analíticas, y a menudo trabajan en asociación con profesionales de la industria o investigadores de las universidades.

Agricultura
Los bioquímicos especialistas en investigación agrícola y en la industria agroquímica contribuyen al desarrollo de productos tales como pesticidas y fertilizantes.

Aplican sus conocimientos sobre modificación genética para desarrollar cultivos resistentes a las plagas, para mejorar los rendimientos de los cultivos y para aumentar la cantidad de tiempo durante el cual los alimentos se mantienen frescos.

Hay otros bioquímicos especialistas en medio ambiente, que se encargan, por ejemplo, de la detección de sustancias contaminantes en las cadenas alimentarias.

Informática y bioinformática
Muchos bioquímicos tienen conocimientos de bioinformática, es decir, que aplican las tecnologías de la información (como internet o las bases de datos) a la biología.

Por ejemplo, hay bases de datos en internet que contienen la secuencia del genoma completo de distintas bacterias. Los bioquímicos pueden utilizar esta información para analizar la similitud de una bacteria con otra.

Otras áreas de especialización
Los bioquímicos también pueden trabajar en muchas otras áreas, incluyendo la educación, la redacción médica, el periodismo, el marketing y las ventas de productos del sector.
Perfil profesional
Para ser bioquímico se necesitan las características siguientes:
  • Ser curioso y tener una mente inquieta.
  • Tener habilidades para el pensamiento lógico.
  • Tener un enfoque completo, paciente y metódico del trabajo.
  • Tener buenas habilidades de organización para planificar y llevar a cabo experimentos.
  • Tener habilidades prácticas de laboratorio.
  • Tener habilidades de observación, precisión y atención al detalle.
  • Tener habilidades en matemáticas, estadística y computación.
  • Tener capacidad de exponer los resultados de forma clara y concisa, incluyendo la redacción de informes.
  • Tener habilidades para el trabajo en equipo.
El proceso de garantizar que un producto químico es seguro puede incluir la experimentación con animales, por lo que necesita estar preparado para participar en este tipo de pruebas.
Competencias
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Conocimiento de espectroscopia.
  • Conocimiento de la tecnología del ADN recombinante.
  • Creativo.
  • Experiencia en aislamiento y secuenciación de ADN.
  • Experiencia en software y técnicas bioinformáticas.
  • Habilidad para la estadística.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Investiga cómo actúa la enfermedad en el cuerpo y cómo se extiende.
  • Investiga y desarrolla productos.
  • Investiga y desarrolla técnicas analíticas.
  • Metódico.
  • Organizado.
  • Preciso.
  • Realiza e interpreta investigación in vitro.
  • Realiza e interpreta investigación in vivo.
  • Sensato.
  • Supervisa y dirige un equipo de técnicos de laboratorio.
  • Supervisa y evalúa ensayos de campo de cultivos genéticamente modificados.
  • Utiliza cromatografía de gases y electroforesis como procedimientos de separación.
  • Utiliza sistemas de ensayo automatizados.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
¿Te ayudamos a encontrar tu curso ideal?
Nuestro buscador encuentra hasta 3 cursos
relacionados con esta profesión que encajan mejor con tus características
Déjanos tus datos
para que los centros contacten contigo y puedan ampliarte la información de los cursos sin compromiso
Rellenar con FacebookRellenar con Facebook
Cursos relacionados