El abandono educativo temprano en España duplica la media de la Unión Europea

Redacción de Educaweb.com
01/02/2011

La Comisión Europea ha alertado sobre el grave problema del abandono educativo temprano (AET) de España, ya que según los últimos datos, el 31,2% de los jóvenes de entre 18 y 24 años ha abandonado sus estudios sin finalizar la ESO. Este porcentaje se sitúa por encima del doble de la media de la Unión Europea (14,4%), sólo superado por Portugal (31,2%) y Malta (38%).

Por si esto fuese poco, España es el único país que ha empeorado en los últimos años (desde 2000 hasta 2009), pasando de un 27% hasta el 31% actual.

La comisaria europea de Educación, Androulla Vassiliou, subrayó estos datos al presentar un informe comunitario. Para Vassiliou los factores que han desencadenado esta situación son "la demanda muy atractiva de jóvenes poco cualificados por parte de la construcción" o "la inmigración". La solución pasa porque las autoridades españolas "hagan más atractiva" la oferta académica y ofrezcan un mecanismo de "segunda oportunidad" para repescar a los jóvenes que abandonaros sus estudios.

Por su parte, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha destacado que hay marcados dos compromisos "bien claros" en relación al fracaso y abandono escolar: el primero, que para 2013 haya una bajada del 10% del índice de abandono y el segundo, que en 2020 la tasa no sea superior al 15%. Para lograrlo, Gabilondo considera necesario prolongar la etapa formativa flexibilizando el sistema. En este punto, ha aludido a las propuestas que recoge la ley de Economía Sostenible, como la que se refiere a que el último año de la ESO tenga un carácter más orientador y haya "optatividad para ir en una dirección o en otra" refiriéndose al Bachillerato o a la Formación Profesional.

La orientación, pues, se convierte en el aliado imprescindible para lograr mejorar los elevados índices de fracaso escolar. En este sentido, Mariano Fernández Enguita, en una reciente entrevista para el monográfico de Prevención del Fracaso Escolar, reconoce que la "importancia de la orientación no puede ser minusvalorada", especialmente por su repercusión a la hora de evitar "la tradicional aversión española hacia el trabajo manual, la falta de una cultura emprendedora y la inclinación a convertirse en funcionario".

En cuanto a las medidas para prevenir este fracaso desde la escuela, resulta evidente que éstas no sólo deben centrarse en el ámbito del centro educativo, son necesarios cambios en la administración pública, desde las familias, por parte de los centros y el profesorado y por parte del alumnado. Los expertos señalan que menudo se cae en el error de adjudicar el problema del fracaso educativo al alumnado, obviando la responsabilidad de todos los agentes e instituciones que forman parte de su entorno.

Publicado
2 Comentarios
Luis
Hace 6 años y 2 meses
En España, no compensa tener estudios. Así de claro. Años estudiando para estar con suerte con contratos de prácticas o temporales.
Alberto
Hace 6 años y 3 meses
Es normal, si, digo bien, es normal dada la situación de españa. Los jóvenes ven a su alrededor un ambiente económico y laboral demasiado injusto, sin expectativas, donde muchas personas que conocen ven que tienen carreras y estudios y ahora están en paro o con una vida penosa por culpa de un salario muy pobre. ¿Estudiar para eso? yo no, piensan, y tienen toda la razón aunque sea una actitud derrotista y cómoda, pero es que ven lo incómodo que es estar estudiando durante décadas para no ganar na
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
CAPTCHA
Change the CAPTCHA code
Escribe los caracteres
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último