Descripción
Los tecnólogos de embalaje deben asegurarse de que todas las clases de productos se empaquetan de forma adecuada y segura, teniendo en cuenta muchos factores, que incluyen la producción, distribución, comercialización y requisitos legales, así como la naturaleza y el coste del producto.
Funciones
Los tecnólogos de embalaje desarrollan y seleccionan los materiales de embalaje que se utilizan para contener, proteger y conservar los productos.

Los tecnólogos de embalaje reciben indicaciones sobre las características que debe tener el embalaje. Por ejemplo, una empresa puede querer transportar productos químicos peligrosos de forma segura por todo el país. Los tecnólogos deben utilizar sus conocimientos sobre los materiales de embalaje para decidir si los requisitos se pueden cumplir, y después deben estimar el coste del proceso.

Para calcular el coste, deben informarse contactando con distintos especialistas, incluyendo diseñadores, fabricantes, contables, gerentes de marketing y personal de producción. Comprueban que el envase cumpla con todos requisitos de comercialización, así como los requisitos financieros, legales y ambientales.

Los tecnólogos deben mantener y poner a prueba la calidad de los materiales de envasado. Por ejemplo, durante la producción, desempeñan una función importante, ya que deben asegurarse de que las líneas de embalaje funcionan eficientemente y sin problemas.

Los tecnólogos de embalaje también desarrollan nuevos envases. Por ejemplo, buscan maneras en las que el envase pueda extender la vida útil de los alimentos mantenidos en la cocina. También deben considerar los costes de combustible y transporte, por lo que es importante tratar de reducir el peso de los envases, pero no su fuerza. Este proceso se denomina minimización.
Perfil profesional
Para realizar este trabajo correctamente se necesita:
  • Conocimiento de los materiales que pueden ser utilizados para el envasado y las propiedades de los materiales a envasar.
  • Habilidades informáticas.
  • Conocimientos técnicos profundos de esta industria.
  • Habilidades para resolver problemas.
  • La comprensión de las cuestiones ambientales relacionadas con los envases.
También se necesitan:
  • Habilidades de comunicación, para tratar con otros profesionales, como diseñadores y también, a veces, los clientes.
  • Un ojo para el diseño y para captar el color.
  • Conocimientos profundos sobre los requisitos legales de los materiales de envasado, especialmente en el sector de los plásticos.
Competencias
  • Asesora a clientes.
  • Calcula costes.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para gestionar carga de trabajo.
  • Capaz de adaptarse a los cambios.
  • Capaz de analizar información.
  • Capaz de anticipar tendencias.
  • Capaz de compaginar varias tareas.
  • Capaz de dar información.
  • Capaz de identificar problemas.
  • Capaz de obtener resultados.
  • Capaz de realizar observaciones.
  • Capaz de seguir un programa.
  • Capaz de tomar la iniciativa.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar solo.
  • Comprueba que todos los embalajes cumplen con la normativa financiera, legal, medioambiental y referente a marketing.
  • Conocimientos sobre las cuestiones medioambientales relacionadas con el embalaje.
  • Desarrolla materiales de envasado y embalaje.
  • Destrezas en informática.
  • Flexible.
  • Habilidad para el diseño.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Interpreta instrucciones de embalaje.
  • Se encarga de cuestiones de control de calidad.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.