Técnico de reciclaje

Descripción
Los técnicos de reciclaje se encargan de organizar el reciclaje o reutilización de varios materiales de desecho, como papel y vidrio, en comunidades locales. Asimismo, desempeñan una importante función didáctica de fomento del reciclaje.
Actividades laborales
Los técnicos de reciclaje se encargan de organizar el reciclaje de los residuos, así como de fomentar el reciclaje.

Las instalaciones de reciclaje incluyen contenedores de botellas, latas, papel y textiles. Suelen encontrarse en sitios muy concurridos y de fácil acceso, como aparcamientos de coche, supermercados y urbanizaciones. Asimismo, se encuentran en centros de reciclaje situados en instalaciones municipales (suelen ser conocidos como “basureros”) y a veces cerca de vertederos.

Es cometido de estos profesionales asegurarse de que las personas tienen a su alcance las instalaciones de reciclaje apropiadas, así como de que disponen de los contenedores adecuados.

Los técnicos de reciclaje pueden encargarse de buscar contratos con empresas que recogen residuos para su reciclaje, así como de colaborar con propietarios de vertederos.

Estos profesionales desempeñan también una importante función didáctica, que consiste, entre otras tareas, en dar charlas a escolares y otros grupos de la comunidad interesados en cuestiones medioambientales. Asimismo, organizan visitas a centros de reciclaje y fomentan actividades de reciclaje sostenible mediante la creación de folletos y guías.

El objetivo de los técnicos de reciclaje es que aumente el número de vertederos y la cantidad de material reciclado, lo que requiere mucha planificación. Realizan tareas como redactar informes para el Ayuntamiento, llevar un registro y estudiar y controlar presupuestos, así como asistir a reuniones del Ayuntamiento.
Perfil profesional
Para realizar bien este trabajo, se requiere:
  • Tener pasión por la protección del medio ambiente.
  • Poseer aptitudes comunicativas
  • Estar al día de la legislación y las cuestiones medioambientales.
  • Tener habilidad en la comunicación escrita.
  • Ser capaz de explicar al público los beneficios del reciclaje.
  • Tener dotes organizativas y de planificación, ya que el trabajo a realizar es variable.
  • Tener habilidad para negociar.
  • Ser resolutivo.

Competencias
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la enseñanza.
  • Bien organizado.
  • Buen trato por teléfono.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capaz de entablar buenas relaciones con la gente.
  • Conocimientos en cuestiones ambientales.
  • Destrezas en informática.
  • Flexible.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades sociales.
  • Hace presentaciones.
  • Negocia contratos.
  • Organiza el reciclaje de residuos.
  • Promociona el reciclaje.
  • Toma parte en promociones de formación del público general.
  • Trabaja con gente joven.
  • Trabaja con niños.
  • Trabaja en equipo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados