Técnico clínico

Descripción
Los técnicos clínicos se encargan de calibrar, mantener, controlar y hacer funcionar el equipamiento complejo utilizado en los hospitales para diagnosticar y tratar a los pacientes. Muchos técnicos clínicos tienen contacto directo con los pacientes.
Actividades laborales
Los técnicos clínicos trabajan ya sea en tecnología de ingeniería o en tecnología física clínica. Se aseguran de que los equipamientos usados para diagnosticar y tratar a los pacientes funcionan correctamente y con seguridad.

Trabajan en equipo junto con médicos, físicos médicos, farmacéuticos y enfermeras. Su trabajo puede implicar el contacto directo con los pacientes.

Los técnicos de ingeniería trabajan en:
  • Electrónica médica, donde son responsables de la seguridad y el uso correcto de los equipos médicos.
  • Ingeniería de radioterapia, donde son responsables del equipamiento de soporte utilizado en el tratamiento del cáncer.
  • Ingeniería renal, donde son responsables del equipamiento usado en la diálisis renal.
  • Ingeniería de rehabilitación, donde se ocupan de evaluar, adaptar, prestar y gestionar las ayudas que permitan a las personas con discapacidad vivir con el máximo de autonomía.
Los técnicos físicos clínicos trabajan en:
  • Medicina nuclear, utilizando radioisótopos para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades. Por ejemplo, usan cámaras de radiaciones gamma para obtener imágenes del interior del cuerpo.
  • Física de radioterapia. Un miembro vital del equipo de radioterapia es el dosimetrista, que calcula la dosis necesaria de radiaciones y la dirige con precisión hacia órganos pertinentes. Algunos técnicos clínicos trabajan en colaboración con otros miembros del personal, haciendo funcionar las máquinas que se utilizan para tratar el cáncer.
  • Las radiaciones ionizantes y no ionizantes, donde deben asegurarse de que la exposición de las personas a la radiación se mantiene dentro los límites de seguridad.
  • Tecnología vascular, por ejemplo, estudiando el flujo de sangre que circula por el cuerpo.
Hay otras especializaciones en el trabajo de técnico clínico, por ejemplo, como técnico de cuidados críticos en las unidades de cuidados intensivos y coronarios (corazón), que se aseguran de que el equipamiento utilizado está correctamente configurado.
Perfil profesional
Para ser técnico clínico se necesita:
  • Interés por la ciencia, la tecnología y la salud.
  • Atención al detalle.
  • Habilidades de trabajo en equipo y habilidades de comunicación para trabajar con otros profesionales sanitarios, y a veces para tener contacto con pacientes.
  • Un trato amable y la capacidad de tranquilizar a los pacientes que se sientan ansiosos.

Competencias
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a la gente.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Experiencia en electrónica, así como en mecánica y sistemas eléctricos.
  • Habilidad para los números.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades técnicas.
  • Innovador.
  • Metódico.
  • Prepara y purifica materiales radioactivos.
  • Realiza dosimetrías.
  • Se asegura de que el equipamiento médico es seguro y de que se usa correctamente.
  • Se asegura de que los materiales radioactivos se eliminan correctamente.
  • Sensato.
  • Supervisa y realiza el mantenimiento del equipamiento de radioterapia.
  • Supervisa y realiza el mantenimiento del equipamiento de terapia renal.
  • Trabaja en tecnología de ingeniería.
  • Trabaja en tecnología física clínica.
  • Valora, adapta y proporciona aparatos de ingeniería de rehabilitación.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados