Tanatopractor

Descripción
Los tanatopractores utilizan sustancias químicas e instrumentos médicos para preparar los cuerpos de personas fallecidas antes de su funeral, ya sea para un entierro o una cremación. El embalsamamiento se realiza con tres fines: la conservación, la presentación y un servicio de saneamiento.
Actividades laborales
Los tanatopractores utilizan productos químicos e instrumental médico para preparar el cuerpo de una persona fallecida antes del entierro o la cremación. La tanatopraxia se realiza con tres fines:
En primer lugar, para mantener el cuerpo preservado hasta el funeral. En segundo lugar, para su presentación, de forma que sus familiares y amigos puedan ver su ser querido en un estado tranquilo y natural. En tercer lugar, el saneamiento, ya que el embalsamamiento asegura de que no haya riesgos para la salud en las personas que entren en contacto con el cuerpo.

Los tanatopractores inyectan productos químicos, a veces mediante bombas eléctricas, en las arterias, para conservar el cuerpo. Drena y retiran los fluidos de desecho del cuerpo. También pueden realizar hacer algún trabajo estético, como de peluquería y la aplicación de maquillaje.

En algunas circunstancias, si el fallecido ha estado involucrado en un accidente, el tanatopractor tendrá que realizar algún trabajo de reconstrucción. Los embalsamadores están capacitados en todos los aspectos del trabajo, pero algunos se especializan en el trabajo de reconstrucción.

Algunos tanatopractores trabajan en funerarias y combinan el trabajo con otras tareas, tales como la administración funeraria. Otros se especializan en el embalsamamiento.
Perfil profesional
Un tanatopractor necesita:
  • Un amplio conocimiento de la anatomía humana y las bacterias que pueden actuar sobre los cuerpos.
  • Afrontar situaciones delicadas, sobre todo si el difunto no ha muerto por causas naturales.
  • Tacto y sensibilidad.
  • Habilidades manuales para el uso de herramientas e instrumentos quirúrgicos.
  • Seguir estrictos procedimientos de seguridad y de salud.
  • Una apariencia limpia, ordenada e inteligente.
  • Ser respetuosos con la familia y amigos de los fallecidos.
  • Resistencia física y estar en forma, para inclinarse, levantar peso estar de pie durante muchas horas.
  • Prestar atención al detalle.
Un permiso de conducir puede ser útil, ya que en ocasiones se debe trabajar en diferentes funerarias.

El conocimiento de las diferentes religiones y su comprensión de la muerte también puede resultar útil.
Competencias
  • Actitud responsable.
  • Afectuoso.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Buena forma física.
  • Capacidad para bregar con situaciones angustiantes.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de prestar atención al detalle.
  • Capaz de realizar acciones como agacharse o levantar cosas.
  • Capaz de seguir normativa en materia de salud y seguridad.
  • Conocimientos de anatomía humana.
  • Cumple con las normas de higiene y seguridad.
  • De aspecto inteligente.
  • Esteriliza instrumental.
  • Habilidad para conducir.
  • Habilidades prácticas.
  • Habilidoso con las manos y los dedos.
  • Lleva registros con precisión.
  • Muy meticuloso con su higiene personal.
  • Realiza el embalsamamiento.
  • Respetuoso.
  • Se asegura de que el equipo funciona correctamente.
  • Se asegura de que el lugar de trabajo está limpio y aseado.
  • Se asegura de que se sigue la normativa referente a salud y seguridad.
  • Sensible.
  • Sigue unos estándares estrictos de higiene, salud y seguridad.
  • Trabaja con sustancias químicas.
  • Trabaja estrechamente con otros profesionales.
  • Viaja a diferentes sitios.