Descripción
Los profesores de educación especial enseñan a jóvenes con necesidades educativas especiales. Estos alumnos pueden tener discapacidades físicas, motoras, intelectuales u otro tipo de dificultades.
Funciones
Los profesores de educación especial son expertos en enseñar e intervenir con el alumnado con necesidades educativas especiales. Estas necesidades pueden ser de diferente tipo, deficiencias sensoriales, físicas, intelectuales, de conducta o de aprendizaje.

Para desarrollar su trabajo aplican diferentes técnicas y metodologías para trabajar con este tipo de alumnado.Además, el profesor de educación especial tiene que tener predisposición al cambio y saberse adaptar a las diferentes situaciones para así poder encontrar la metodología de enseñanza o el tipo de intervención que mejor funciona con cada alumno.

Las principales funciones de este profesional son:
 
  • Idear o modificar planes de instrucción y enseñanza y preparar lecciones y actividades de conformidad con las necesidades y posibilidades de los alumnos.
  • Enseñar usando técnicas y medios apropiados a la deficiencia y el nivel de cada uno de los alumnos.
  • Estimular la confianza del alumnado, ayudarles a descubrir y adoptar métodos que atenúen las limitaciones impuestas por su deficiencia o dificultad e infundirles la actitud de autorrealización.
  • Organizar ejercicios, trabajos prácticos y pruebas, observar y evaluar los progresos de cada alumno o intercambiar impresiones al respecto con las familias, el profesor encargado, los terapeutas, asistentes sociales y otras personas interesadas.
  • Diseñar e impartir clases para el alumnado con necesidades educativas especiales.
  • Preparar informes escolares.
  • Adaptar los métodos de evaluación a los diferentes alumnos.
  • Programar reuniones con familias y otros profesores.
El profesor de educación especial puede trabajar dentro del aula ordinaria, dando el soporte adecuado a los alumnos con necesidades educativas especiales, o trabajar fuera del aula ordinaria con estos alumnos.

Dependiendo del tipo de dificultad de cada alumno, y del grado de esta dificultad, el tipo de intervención y el sitio en el que trabaja este profesional puede ser diferente. Algunas de las dificultades con las que puede trabajar son: dificultades de aprendizaje, dificultades específicas de aprendizaje como la dislexia, discapacidades auditivas o visuales, problemas emocionales o de comportamiento, discapacidades físicas, etc.

El profesor de educación especial trabaja en centros de secundaria, o escuelas de adultos públicas o privadas. El trabajo en los centros de educación infantil o primaria lo desempeña el maestro en educación especial.
Perfil profesional
Para ser profesor de educación especial es necesario poseer las siguientes aptitudes y capacidades:
 
  • Capacidad de trabajar en equipo.
  • Empatía.
  • Vocación pedagógica.
  • Responsabilidad.
  • Dinamismo.
  • Buena comunicación.
  • Iniciativa.
  • Paciencia.
  • Tolerancia.
  • Capacidad de organización y planificación.
  • Energía y entusiasmo en el trabajo.
Este profesional tiene que tener conocimientos de base sobre educación especial y la intervención con personas con necesidades educativas especiales. Otros conocimientos específicos sobre algún tipo de discapacidad o sobre metodologías de enseñanza con colectivos con necesidades especiales son competencias deseables para el profesor de educación especial.

Respeto a los idiomas y la informática, se requiere un buen dominio del español o la lengua cooficial de la Comunidad Autónoma, y conocimientos de informática de usuario avanzado, para poder trabajar con herramientas informáticas específicas para impartir formación, los learning management systems (LMS).
Competencias
  • Actitud responsable.
  • Activo.
  • Afectuoso.
  • Agradable.
  • Aptitudes para la enseñanza.
  • Asiste a reuniones con los padres.
  • Asiste a reuniones del profesorado
  • Califica y evalúa el trabajo realizado por los estudiantes.
  • Capacidad de análisis.
  • Capaz de estimular y motivar a los demás.
  • Capaz de llevarse bien con varios tipos de personas.
  • Conocimiento de Braille.
  • Conocimiento del lenguaje de signos español.
  • Creativo.
  • Educado.
  • Enseña a alumnos con necesidades educativas especiales.
  • Identifica a los alumnos que rinden menos de lo esperado.
  • Mantiene el contacto con alumnos, padres y visitantes.
  • Prepara y planifica clases.
  • Proactivo.
  • Proporciona apoyo extra a estudiantes que lo necesitan.
  • Proporciona ayuda a estudiantes que sufren problemas personales.
  • Realiza observaciones.
  • Redacta informes sobre el progreso de los alumnos.
  • Respetuoso.
  • Trabaja con estudiantes con discapacidades en el aprendizaje.
  • Trabaja con estudiantes que presentan problemas de comportamiento o emocionales.
  • Trabaja con padres y maestros para dar apoyo a alumnos con necesidades de atención especial.
  • Trabaja con profesionales de la educación.
  • Tranquilo.
  • Una mentalidad abierta.
  • Usa diferentes métodos de enseñanza para estimular el interés y el aprendizaje.
  • Valora el progreso de los alumnos.
Estudios
A continuación se relacionan algunos de los estudios que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que, dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.