Gerente hortícola

Descripción
Los gerentes hortícolas se encargan de que las actividades hortícolas funcionen sin problemas y de modo eficiente. Trabajan principalmente en horticultura, sea comercial o de servicio público. Según el área de horticultura en el que trabaje, sus funciones incluyen gestionar la obtención de cultivos, contratar y supervisar al personal, elaborar presupuestos y planificar.
Actividades laborales
En horticultura comercial, los gerentes son responsables de producir cosechas como fruta, hortalizas, flores, plantas ornamentales, árboles y arbustos para la venta. Administran huertas, granjas, huertos de frutales, viveros y centros de jardinería.

También están los gerentes de agroindustria, por ejemplo, empresas que producen fertilizantes químicos o material y maquinaria para su uso en horticultura. Los gerentes llevan el control general de la investigación y el desarrollo, tanto de productos como de procesos.

En horticultura de servicio público y ambiental, los gerentes tienen a su cargo a trabajadores que se ocupan de áreas como parques públicos, campos deportivos, zonas verdes alrededor de los edificios y márgenes de carreteras.

Algunos gerentes tienen a su cargo a trabajadores que cuidan de plantas en el interior de edificios, por ejemplo oficinas. Este sector de trabajo se llama jardinería de interiores.

Dondequiera que trabajen, los gerentes hortícolas son responsables de la planificación global y estratégica, así como del funcionamiento de la marcha diaria de su unidad, empresa, etc.

En la planificación estratégica, los gerentes deben tomar decisiones sobre todos los materiales que van a necesitar, contando las semillas, plantas, fertilizantes y maquinaria, a lo largo del año. Esto incluye planificar cuándo se van a cultivar los diferentes tipos de plantas y establecer un calendario para el control de enfermedades y plagas.

Los gerentes comerciales deben decidir qué producir y cuándo cosechar, y todos los gerentes deben decidir sobre los equipos, maquinaria y otros materiales en los que precisan invertir.

También deben establecer un presupuesto y controlar los costes, normalmente por ordenador, para cerciorarse de que el negocio hortícola da beneficios. La gestión financiera puede incluir el análisis de los registros de ventas para decidir qué productos es más probable que se vendan bien.

Los gerentes intervienen en el trabajo de ventas y comercialización. Tienen que negociar los contratos con los clientes, potenciales o habituales, por ejemplo para cuidar las zonas verdes de una empresa o vender productos a un supermercado. Los gerentes también están en contacto con los proveedores (por ejemplo, de semillas o de material).

Los gerentes comerciales hortícolas tienen que trabajar en colaboración con empresas de distribución para cerciorarse de que pueden llevar a tiempo al mercado los productos cosechados.

También son responsables de la contratación de personal, supervisión y planificación de los calendarios de trabajo (por ejemplo, la siembra y la propagación), así como del control de plagas. En las grandes unidades o empresas hortícolas hay supervisores para controlar día a día a los trabajadores.

En los centros de jardinería, los gerentes son responsables del control de existencias, de exponer los productos de forma atractiva para los clientes, de la gestión y formación del personal, de asesorar y de atender reclamaciones.

Los gerentes hortícolas deben tener conocimientos prácticos y estar en contacto directo con el trabajo exterior. Así pues, viajan por toda la zona cultivada para efectuar controles de calidad, examinando la cosecha en busca de plagas o enfermedades.

Su dedicación a las tareas del día a día dependerá del tamaño de la unidad o empresa hortícola y del número de trabajadores que tenga contratados. En las empresas pequeñas, como pequeñas fincas de huerta o de frutales, un gerente trabaja solo o con un personal de una o dos personas.

Eso significa que intervendrá en cometidos prácticos como fumigar, cubrir con mantillo, regar, podar y plantar en tiesto.
Perfil profesional
Para ser gerente hortícola, se necesita:
  • Tener un gran interés por el cultivo y cuidado de las plantas.
  • Poseer profundos conocimientos técnicos de horticultura.
  • Tener dotes de organización y planificación.
  • Poseer capacidad de comunicarse con muchas clases de personas, por ejemplo, trabajadores, representantes de supermercados y distribuidores.
  • Tener conocimientos de cálculo y análisis para presupuestar, fijar precios, realizar compras y controlar los costes.
  • Tener capacidad de tomar decisiones, y de trabajar bien bajo presión.
  • Tener voluntad de mantenerse al día en cuanto a nuevos métodos, procesos, material y maquinaria.
Durante las épocas de más trabajo y en función de la cantidad de trabajadores empleados, los gerentes tienen que ayudar en el trabajo práctico diario, lo que implica que no les debe importar el trabajo físico duro, ni el estar al aire libre bajo todo tipo de condiciones climáticas.

Resulta útil estar familiarizado con la informática, por ejemplo para presupuestar y llevar registros.
Competencias
  • Aconseja a los clientes sobre cómo elegir y cuidar las plantas.
  • Aplica fertilizantes.
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para la supervisión.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Colabora con las compañías de distribución para lograr que la cosecha esté en el mercado a tiempo.
  • Conduce carretillas elevadoras.
  • Dirige la investigación y desarrollo de productos agroindustriales.
  • Dirige un equipo de operarios de instalaciones de horticultura.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades informáticas.
  • Negocia contratos.
  • Planifica programas de control de enfermedades y plagas.
  • Poda plantas.
  • Prepara las cosechas para la venta.
  • Prepara los programas de trabajo y horarios del personal.
  • Prepara y conduce programas de formación.
  • Proporciona servicios de paisajismo interior.
  • Reproduce plantas sembrando, injertando y haciendo crecer esquejes.
  • Responsable de contratar a personal.
  • Riega y abona las plantas.
  • Se encarga de la gestión presupuestaria.
  • Se encarga del control del stock.
  • Siembra y recoge manualmente.
  • Toma decisiones estratégicas sobre la compra de semillas, fertilizantes y maquinaria.
  • Trabaja en el exterior bajo todo tipo de condiciones climáticas.
  • Usa métodos de biocontrol.
  • Utiliza maquinaria para plantar, arar y cosechar.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados