Administrador agrícola y de granjas

Descripción
Los administradores agrícolas y de granjas son responsables funcionamiento correcto y eficiente de las granjas. El trabajo consiste en la planificación de presupuestos, el mantenimiento de registros, la gestión de los trabajadores agrícolas, la gestión de cuestiones técnicas y la compra y venta de materiales.
Actividades laborales
Los administradores agrícolas y de la granja son responsables funcionamiento correcto de las granjas, así como de todo el personal que trabaja en ellas, las actividades y los recursos que forman parte de las granjas. Cumplen órdenes del dueño de la finca y deben informarle de todo el funcionamiento.

Uno de los objetivos principales es la de obtener un beneficio, por lo que los granjeros dedican mucho tiempo a la planificación y elaboración de presupuestos. También pueden ser responsables de la comercialización de los productos de la granja y de la fabricación y manipulación final de productos para presentarlos en subastas o venderlos en los mercados.

El administrador agrícolas y de granjas tiene que estudiar los registros financieros y llevarlos al día.

Los administradores tienen que tomar decisiones muy cuidadosas, de acuerdo con el propietario, sobre la compra y venta de semillas, cultivos, maquinaria, el ganado y fertilizantes, entre otros.

Deben decidir qué y cuándo comprar o vender, por lo que deben estudiar el rendimiento de la granja y evaluar si hay mercado suficiente para los cultivos y el ganado que controlan.

A lo largo del año, el administrador tiene que seguir su planificación y su presupuesto de forma estricta, para evitar gastar demasiado dinero y saber cuándo se puede comprar más maquinaria o contratar trabajadores extra, etc.

Los administradores contratan trabajadores, incluidos trabajadores temporales o contratados solo para ayudar en las épocas de más trabajo. Los administradores son responsables de la creación de programas de formación, en particular, en materia de salud y seguridad, para que los trabajadores puedan hacer su trabajo correctamente y con total seguridad. Los administradores agrícolas y de granjas deben planificar las tareas y las horas de trabajo de cada trabajador.

Además, deben tener conocimientos sólidos sobre prácticas de agricultura, incluidos el abono de los cultivos y la forma de criar el ganado. Cada vez más, también necesitan conocimientos sobre los problemas ambientales y de conservación del medio ambiente.

El administrador agrícola y de granjas tiene que poder solucionar los problemas técnicos que puedan surgir, y debe encargarse de mantener y controlar la calidad del rendimiento, tanto en ganadería como en agricultura. Los administradores agrícolas y de granjas también tienen que supervisar las previsiones meteorológicas y tener conocimientos sobre condiciones climáticas determinadas y sobre el impacto podrían tener en los cultivos o el ganado, con el fin de prevenirlos y poder proteger dichos cultivos o ganado.

Deben asegurarse de que las actividades agrícolas cumplen con las regulaciones gubernamentales, y de la aplicación de las normas de salud y seguridad en toda la finca agrícola.

Los administradores agrícolas y de granjas se encargan del mantenimiento y reparación de edificios, instalaciones, máquinas y equipamientos.

En las fincas más grandes, puede haber un supervisor que dé instrucciones a los trabajadores agrícolas y, en general, que controle el funcionamiento general del trabajo.

En las explotaciones más pequeñas, el administrador agrícola y de la granja podría dedicarse también a dicha tarea. En épocas de más trabajo, los administradores agrícolas y de granjas podrían tener que ayudar en los trabajos más manuales en la granja y dedicarse, por ejemplo, al cuidado de los animales, la cosecha de los cultivos, la conducción de vehículos de granja, etc.

Aparte de la agricultura, los administradores pueden ser responsables de otras actividades, como de gestionar una tienda de la granja o un centro de jardinería de la finca, o dedicarse también a la organización de visitas y a la gestión de casas rurales.
Perfil profesional
Para ser administrador agrícolas y de granjas se necesita:
  • Conocimientos sólidos de agricultura.
  • Conocimientos financieros para planificar y cumplir con los presupuestos.
  • Conocimientos informáticos, útiles para la gestión financiera.
  • Habilidades de planificación, organización y de toma de decisiones.
  • Habilidades para las relaciones interpersonales (que resulta tan importante como tener interés por la agricultura).
  • Conocimientos sobre la normativa de salud y seguridad, y sobre la reglamentación de conservación del medio ambiente.
Según el tamaño de la explotación y el número de trabajadores, podría tener que ayudar con las tareas del día a día, como la cosecha de los cultivos y la conducción de vehículos agrícolas. Esto significa para ser administrador se debe estar dispuesto a hacer un trabajo físico duro y estar al aire libre bajo todo tipo de condiciones meteorológicas. Es probable que necesite un permiso de conducir.
Competencias
  • Aptitud para tomar decisiones.
  • Aptitudes para dirigir.
  • Aptitudes para el liderazgo.
  • Aptitudes para la gestión financiera.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Asesora a los propietarios sobre la compra y venta de cosechas o ganado.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de comunicarse con personas a distintos niveles.
  • Capaz de responsabilizarse en la toma de decisiones.
  • Conocimientos en cuestiones ambientales.
  • Contrata a grupos de agricultores.
  • Dispuesto a realizar cambios para mejorar resultados.
  • En forma físicamente.
  • Gestiona un centro de jardinería.
  • Habilidades informáticas.
  • Habilidades prácticas.
  • Lleva a cabo una variedad de tareas prácticas en torno a la granja.
  • Lleva la tienda de una granja.
  • Organizado.
  • Planifica tareas y horarios de los trabajadores agrícolas.
  • Planifica y gestiona presupuestos.
  • Prepara y dirige programas de formación de salud y seguridad.
  • Proporciona asesoramiento.
  • Resuelve problemas técnicos en la granja.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados