Ecólogo

Descripción
Los ecólogos estudian las relaciones complejas y delicadas entre animales, plantas, personas y su entorno. Algunas áreas de su trabajo incluyen la gestión de áreas de conservación, el asesoramiento en materia de protección del medio ambiente, la participación en proyectos de restauración de suelos contaminados, y un trabajo de campo para monitorear la vida silvestre.
Actividades laborales
Trabajos de conservación

Algunos ecólogos realizan trabajos de conservación, ayudando al gobierno a identificar los hábitats naturales que necesitan protección, por ejemplo, mediante la clasificación de Sitios de Especial Interés Científico y reservas naturales.

Otros están involucrados en la conservación práctica. Por ejemplo, los ecólogos podrían formar a voluntarios para participar en actividades, tales como la colocación de coberturas, la excavación de estanques y la gestión forestal en general.

Los ecólogos son responsables de proteger un lugar contra la contaminación y el vandalismo. Puede ser que estén a cargo de la planificación de senderos, para asegurarse de que el público pueda acceder a las áreas protegidas. A menudo desempeñan una función educativa, a través de charlas, conferencias y paseos guiados. También pueden producir y mostrar información en un centro de visitantes.

Las áreas de conservación van de antiguos bosques, parques naturales y zonas de recreo hasta graveras. Las autoridades locales, agencias del gobierno central, organismos nacionales y organizaciones no gubernamentales (ONG), tales como las organizaciones benéficas, pueden ser responsables de los trabajos de conservación.

Trabajos de campo y evaluación de impacto medioambiental

Hay ecólogos que llevan a cabo trabajos de campo para agencias gubernamentales, institutos de investigación, autoridades locales, organizaciones no gubernamentales y consultorías ecológicas. Por ejemplo, investigan la vida silvestre y del medio natural de una zona en concreto, evalúan la contaminación de un río o realizan mapas sobre poblaciones animales.

Sus resultados ayudan a construir una imagen local y nacional de la fauna de una zona en concreto, y permite la identificación de las especies que están en peligro de extinción.

La evaluación del impacto constituye gran parte del trabajo de consultoría. Por ejemplo, los ecólogos investigan los planos diseñados para construir nuevas carreteras. También visitan el sitio de los caminos propuestos para identificar y observar la vida silvestre y los hábitats que podrían verse afectados, incluyendo las especies raras o en peligro de extinción. Señalan si deberían cortarse determinados árboles o si se debería drenar un pantano, por ejemplo. Los ecólogos identifican los impactos directos, tales como la pérdida de hábitat y los impactos indirectos, como la posible liberación de contaminantes en las áreas circundantes.

Sus resultados ayudan a empresas de ingeniería civil, departamentos de planificación, organizaciones conservacionistas y otras personas, en particular durante las consultas del público. Por ejemplo, las autoridades locales podrían utilizar una evaluación de impacto para elegir qué ruta por carretera puede causar menos daños al medio ambiente.

Comercio e industria

En la recuperación de tierras y el agua, los ecólogos asesoran y supervisan los proyectos de restauración de tierras que han sido alteradas o contaminadas, por ejemplo, una cantera en desuso o una tierra que se utilizaba para la industria.

Los ecólogos ayudan a la industria a seguir las regulaciones ambientales y a cumplir con las normas, en particular en cuanto a la gestión de residuos y el uso de la energía. Por ejemplo, las compañías agroquímicas emplean ecólogos para probar y monitorear los efectos de los pesticidas sobre la fauna.

Los ecólogos asesoran a las empresas hortícolas sobre las mejores plantas que pueden crecer pantanos y humedales, sobre jardinería flores silvestres y sobre los mejores métodos para atraer aves y mariposas.

Estos están cada vez más involucrados en el ecoturismo, por ejemplo, en la gestión de proyectos ecológicos específicamente, como el diseño de ecocasas.

Investigación

La investigación ecológica se lleva a cabo en lugares como universidades y centros de investigación. Los ecólogos de este campo a menudo trabajan para agencias, departamentos gubernamentales y empresas industriales.

Algunos ecólogos están involucrados en la investigación pura, por ejemplo, en museos, parques zoológicos, jardines botánicos y grandes empresas. La investigación aplicada intenta resolver problemas en áreas como la agricultura, la industria y la ciencia del medio ambiente. Los ecólogos investigan el impacto de la política agrícola, el cambio climático y los cultivos genéticamente modificados.

Otras áreas de trabajo

Las ONG utilizan las pruebas que les ofrecen los ecólogos para persuadir al gobierno, las empresas, los agricultores y los propietarios de tierras para que actúen de forma consecuente en temas de conservación.

También hay ecólogos en áreas como el periodismo, las relaciones públicas, la enseñanza y la docencia.
Perfil profesional
Para ser ecólogo se necesita:
  • Capacidad de investigación y análisis.
  • El deseo de proteger el medio ambiente (con un enfoque equilibrado).
  • Ser paciente, preciso y metódico a la hora de hacer experimentos.
  • Habilidades de comunicación, por ejemplo, para informar al público acerca de la vida silvestre y las áreas de conservación.
  • La capacidad de mantener notas precisas y redactar informes claros y concisos.
  • Habilidades de trabajo en equipo, así como la capacidad de gestionar su propia carga de trabajo.
  • La capacidad de utilizar equipamiento y material de laboratorio.
  • Habilidades básicas de TIC.
  • La voluntad de hacer trabajo de campo bajo cualquier condición meteorológica.

Las habilidades de negociación son una ventaja, por ejemplo, si se trabaja en la protección de un área silvestre de desarrollo.

Los ecólogos deben estar al día sobre las leyes y regulaciones vigentes sobre el medio ambiente.
Competencias
  • Aptitudes matemáticas.
  • Aptitudes para la microscopia y el microanálisis.
  • Aptitudes para redactar informes.
  • Asesora sobre proyectos de restauración de tierras y los supervisa.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capacidades organizativas.
  • Capaz de dar información compleja de un modo directo.
  • Conocimientos en cuestiones ambientales.
  • Da charlas y conferencias y realiza visitas guiadas a personas que visitan zonas protegidas.
  • Especializado en identificación de campo y taxonomía.
  • Forma a voluntarios de conservación ambiental.
  • Gestiona una zona protegida.
  • Habilidad para la estadística.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para resolver problemas.
  • Habilidades comunicativas.
  • Habilidades en laboratorio.
  • Habilidades informáticas.
  • Investigador.
  • Metódico.
  • Objetivo.
  • Observador.
  • Planifica y realiza trabajo de campo.
  • Preciso.
  • Proporciona asesoramiento.
  • Proporciona y expone información en centros de visitantes.
  • Realiza e interpreta investigación in vitro.
  • Realiza e interpreta investigación in vivo.
  • Realiza estudios de valoración ambiental de grandes proyectos de desarrollo.
  • Realiza investigación.
  • Registra la cantidad y el tipo de especies de una zona.
  • Sensato.
  • Supervisa y dirige un equipo de técnicos de laboratorio.
  • Supervisa y evalúa ensayos de campo de cultivos genéticamente modificados.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados