Corredor de bolsa

Descripción
Los corredores de bolsa compran y venden acciones y participaciones por cuenta de clientes que buscan el mejor rendimiento de sus inversiones. A menudo también les ofrecen asesoramiento financiero. Sus clientes pueden ser grandes instituciones o inversores particulares.
Actividades laborales
La denominación de corredor de bolsa es un término colectivo que abarca varios tipos de carrera, incluyendo creadores de mercado, comerciantes, analistas, etc.

Los corredores de bolsa que trabajan para clientes particulares compran y venden acciones y participaciones, títulos públicos, etc. (conocidos colectivamente como valores) en nombre de clientes, y/o les ofrecen asesoramiento financiero.

Los corredores de bolsa que trabajan en línea tienen acceso a los últimos precios de las acciones y a otra información financiera esencial. Las negociaciones para la compra y venta de valores se llevan a cabo por teléfono o por internet.

En su calidad de asesores, los corredores de bolsa ayudan a clientes que van desde los inversores particulares a las grandes instituciones. Primero tienen que llegar a un entendimiento claro de los objetivos de inversión de cada cliente.

Los clientes particulares pueden querer realizar inversiones para facilitar financiación a la vivienda, pensiones, educación, seguros, lujos, etc. Los corredores de bolsa deben tener en cuenta factores como los ingresos actuales/activos, el periodo de tiempo durante el que el cliente quiere invertir, cuánto riesgo que está dispuesto a tomar, sus preferencias y su idoneidad para la inversión.

Además, aconsejan sobre los fondos de inversión, planes de pensiones y otros servicios financieros, y gestionan las carteras de valores de los clientes. Esto implica la revisión periódica de la cartera para comprobar los resultados y recomendar cambios, según corresponda.

Los profesionales que prestan servicios de inversión y asesoramiento a clientes particulares y a empresas deben tener una preparación adecuada y una experiencia previa antes de solicitar a las autoridades de servicios financieros su aprobación para poder ejercer.

Las empresas grandes pueden solicitar el asesoramiento de un corredor de bolsa en el tipo de valores que se deben emitir y el mejor momento para tratar de recaudar dinero, mediante el uso de una sección de finanzas corporativas de un bróker o banco de inversión.

Los corredores de bolsa basan su asesoramiento a partir de la información que recogen de muchas fuentes, incluyendo bases de datos informatizados y las opiniones y previsiones de los analistas de inversión.
Perfil profesional
Para ser corredor de bolsa se deberá ser/estar:
  • Interesado en ayudar a las personas y a las empresas a alcanzar sus metas financieras.
  • Capaz de hacer presentaciones.
  • Capaz de trabajar bajo la presión y asumir la responsabilidad de sus decisiones.
  • Interesado en los negocios y la economía.
  • Al día sobre las noticias financieras.
  • Capaz de mantener un registro exacto de las transacciones.
Se debe tener:
  • Buenas habilidades de comunicación orales y escritas.
  • Capacidad de escuchar a los clientes.
  • Habilidades de trabajo en equipo y habilidades interpersonales.
  • Confianza y capacidad de análisis, ya que se tendrá que ser capaz de analizar e interpretar la información.
  • Habilidades de negociación.
  • La capacidad de pensar con rapidez y claridad.
  • Habilidades de TIC.

Competencias
  • Analiza cuestiones relacionadas con la inversión y el riesgo con los clientes.
  • Aptitudes para la comunicación verbal y escrita.
  • Aptitudes para la escucha.
  • Aptitudes para llevar registros.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de analizar información.
  • Capaz de responsabilizarse en la toma de decisiones.
  • Capaz de trabajar bajo presión.
  • Compra y vende valores siguiendo las instrucciones de sus clientes.
  • Destrezas en informática.
  • Gestiona inversiones en nombre de los clientes.
  • Hábil para la aritmética.
  • Habilidad para la negociación.
  • Habilidad para realizar presentaciones.
  • Habilidades interpersonales.
  • Interés por los negocios y la economía
  • Interesado en ayudar a las personas a alcanzar sus objetivos.
  • Proporciona asesoramiento financiero al cliente.
  • Rapidez de reflejos.
  • Resistente.
  • Revisa la cartera de clientes regularmente.
  • Se mantiene al día de las novedades financieras.
  • Seguro.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados