Un certamen sobre el agua premia el talento joven y despierta su vocación científica

Reportaje

Los proyectos de cinco estudiantes participan en la final nacional del Stockholm Junior Water Price, un concurso para que el alumnado experimente la ciencia y presente soluciones verdes ante la escasez de este recurso natural

  • 28/04/2022
  • Tiempo de lectura 5 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Gemma Castanyer Mora. Redacción de Educaweb

Invertir en la economía verde es y será en el futuro una oportunidad para crear empleo. La transición ecológica y la escasez de recursos naturales existentes han generado que la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente supongan una prioridad tanto para el sector público como el privado. Así, por ejemplo, ámbitos como el de las infraestructuras verdes o las energías renovables podrían generar en España 1,13 millones de empleos de manera directa e indirecta, según el Observatorio de la Sostenibilidad.

Informes más recientes demuestran que aquellos perfiles relacionados con el sector verde serán altamente demandados en el mercado laboral. En 2021, el portal de empleo InfoJobs ha publicado casi 7 mil 500 ofertas para esa especialidad, con una línea creciente en el número de ofertas desde 2015.

Por otra parte, un estudio reciente de la OCDE demuestra que los jóvenes que experimentan el mundo del trabajo tienen mejores resultados futuros en este ámbito. ¿De qué manera los jóvenes pueden adentrarse en ese tipo de profesiones verdes? La organización de certámenes, tanto por entidades públicas o privadas, son un buen espacio para que aquellos estudiantes interesados en el sector de las energías renovables y la economía verde puedan presentar propuestas innovadoras y experimentar estas profesiones con sus creaciones.

Una de las convocatorias que busca fomentar el interés de los jóvenes por los grandes retos que plantea la escasez de agua y que atrae a miles de estudiantes de más de 40 países del mundo, es el Stockholm Junior Water Price (SJWP), conocido como el Premio Nobel del Agua en la categoría juvenil, y que se realiza desde 1997. Como parte del certamen, ya se han seleccionado a los candidatos que competirán en la final nacional del concurso.  


Estudiantes comprometidos con el medioambiente

Juan de Marco, Fernando Piñera, Anna Esteve y el equipo formado por Esther Suárez y Diego Castro son los cinco estudiantes de Bachillerato que han llegado a la final nacional del Stockholm Junior Water Prize (SJWP) considerado como el "Premio Nobel del Agua" en la categoría juvenil.

Organizado por la Fundación Aquae, el jurado del certamen ha seleccionado los trabajos presentados por los cinco jóvenes porque "buscan soluciones para combatir los problemas que amenazan al medioambiente y la vida de las personas", según un comunicado de la entidad.

Los cinco finalistas competirán en la final nacional en la que defenderán sus trabajos ante un jurado de expertos, que dará a conocer el ganador este mes de mayo. El candidato seleccionado, junto con su tutor, viajará en agosto a Estocolmo para participar en la fase final del concurso a nivel internacional y en la que se elegirá el premiado del SJWP 2022.

"Los alumnos participantes han presentado excelentes trabajos en los más diversos campos de las energías renovables, y en particular sobre la captación de la energía producida por las olas y las mareas", explica a Educaweb, el catedrático de Ingeniería Ambiental y presidente del jurado español del certamen, Rafael Mujeriego.

Según el experto, la participación de los jóvenes en un certamen de esa índole supone una experiencia determinante en la elección de su futuro académico y profesional: "Es indudable que la participación activa y prolongada durante al menos uno o dos cursos escolares en trabajos de investigación, son factores determinantes para que los alumnos y las alumnas se sientan motivados a continuar esas formas de trabajo que iniciaron en el entorno escolar, convirtiéndolas en la mejor expresión de una profunda vocación profesional".
 

¿Qué proyectos han sido seleccionados?

Te contamos a continuación los proyectos que han pasado a la final nacional y quiénes son sus protagonistas:
 

1. Norias y ahorro energético

Las Norias de Abarán: el giro de la física para el ahorro energético, de Fernando Piñera, alumno del IES Los Albares, de Cieza (Murcia), hace una comparativa entre la energía que consumen estas antiguas ruedas con los actuales motores eléctrico de riegos.

Según las conclusiones del estudio, con el uso de las norias se podrían ahorrar más de 54 mil euros al año en gasto energético. Entrevistado por Educaweb, Piñera asegura que "la finalidad de la investigación es aportar una vía alternativa a los medios actuales de riego, nocivos para el medioambiente, y así ofrecer otra perspectiva que pueda servir de ayuda para tener un ecosistema más limpio y sostenible".
 

2. Microorganismos y nuevos modelos energéticos

Células de electrólisis microbiana y su potencial uso en la generación de hidrógeno Es el trabajo del valenciano Juan de Marco, alumno de 2º de Bachillerato del IES El Clot, en el que demuestra que es posible usar microorganismos cuando se investigan nuevos modelos energéticos que respeten el medioambiente y contribuyan a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
 

4. Cada gota cuenta, un proyecto para hacer eficiente el riego

Cada gota cuenta. Estudio de la eficiencia del riego en la Cerdanya, de Anna Esteve, del Centro Educativo INS Pere Borrell, de Puigcerdà (Catalunya). Un trabajo que llega después de que la joven estudiante observara que hay aspersores que funcionan en días de lluvia.

Su investigación proporciona un método que optimiza el empleo del agua de riego, ya sea cuando se usa en aspersión o si se aplica en la superficie del suelo.

"Me gustaría que mi trabajo contribuyera a la mejora del medioambiente. Este concurso ha sido una gran señal para darme cuenta de lo que me gusta", explica Esteve a Educaweb.

 

3. Un dispositivo para prevenir los efectos de inundaciones

Nunca choveu que non escampara es el título del proyecto medioambiental de Esther Suárez y Diego Castro, estudiantes del centro Aulas Científico-Tecnolóxicas Isidro Parga (Galicia).

En su trabajo, los dos jóvenes han construido y diseñado un dispositivo que permite observar el nivel del río en diferentes ubicaciones de su cuenca. De esa manera se puede saber cuándo sube en exceso y así prevenir efectos secundarios en caso de inundación.

"Nosotros vivimos en un pueblo construido al lado del río que cada año sufre fuertes inundaciones, las cuales dejan numerosos daños materiales", argumentan los estudiantes.

"Hemos creado un sistema de alerta temprana para que la gente que se encuentre cerca del lecho del río pueda tomar las máximas precauciones", añade Castro.

El hecho de haber sido seleccionados en el concurso tiene un peso importante en la elección que hagan esos estudiantes sobre su futuro académico y profesional. Piñera, Esteve, Suárez y Castro admiten a Educaweb que el certamen ha supuesto una gran motivación para explorar el mundo científico y que gracias a esa experiencia podrán tomar la decisión final con más argumentos.
 
Imágenes: cedidas por los estudiantes participantes
 

¿Sabías qué…?

La edición mundial del SJWP está impulsada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI).

Su objetivo es impulsar proyectos que contribuyan a un avance en la calidad de vida de las personas gracias a una mejor gestión de los recursos hidráulicos, una mejora de la calidad del agua, su tratamiento o protección.

Si crees que te interesaría formarte en estudios vinculados al mundo hidráulico, en Educaweb encontrarás un listado de titulaciones para especializarte en este ámbito.

Ficha técnica

Después de dos años de pandemia, la edición 2022 del premio nacional del Nobel Júnior del Agua será de nuevo presencial. La Fundación Aquae, organización sin ánimo de lucro creada en 2013, organiza el certamen a nivel nacional en el que participan jóvenes entre 16 y 21 años. Cada año recibe más de 10 mil proyectos de investigación sobre agua y medioambiente.

Deja tu comentario