La OCDE demuestra que la orientación mejora el futuro laboral de los adolescentes

Noticia

Un informe basado en estudios longitudinales de 10 países sostiene que explorar, experimentar y reflexionar sobre el mundo laboral en la adolescencia mejora el futuro profesional del alumnado de 14 a 16 años

  • 04/11/2021
  • Tiempo de lectura 8 mins

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb

Contenido
 

Explorar el mundo laboral, clave para el futuro laboral de los adolescentes
Las experiencias laborales en la adolescencia son positivas para su futuro profesional
Reflexionar sobre el futuro laboral en la adolescencia
Cómo lograr una orientación efectiva entre los adolescentes
Ficha técnica
 
Cuando los estudiantes exploran y experimentan el mundo laboral y reflexionan sobre su futuro académico y profesional a través de la orientación, pueden lograr mejores resultados en sus empleos como adultos jóvenes. Esta es la conclusión principal del informe How youth explore, experience and think about their future: A new look at effective career guidance, publicado recientemente por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
 
En el estudio, la OCDE analiza 12 investigaciones longitudinales de 10 países en los que se han evaluado cómo las actividades de orientación en las que participan los adolescentes y sus actitudes respecto a su futuro profesional influyen en los resultados de su carrera profesional cuando son mayores. Conoce algunas de las evidencias encontradas por el organismo internacional.

Explorar el mundo laboral, clave para el futuro laboral de los adolescentes

En su análisis, la OCDE ha encontrado pruebas de que seis actividades de orientación profesional que los adolescentes pueden realizar en los institutos influyen positivamente en sus carreras laborales futuras. Estas son:
 
  1. Actividades de autoconocimiento y reflexión profesional realizadas en los centros educativos, incluidos cuestionarios profesionales y sesiones sobre cómo elegir una carrera.
  2. Charlas sobre su futuro académico y profesional con profesionales de la orientación del centro educativo.
  3. Charlas de profesionales o ferias de empleo.
  4. Visitas a empresas (job shadowing).
  5. Actividades para adquirir habilidades para solicitar un empleo o realizar entrevistas de trabajo.
  6. Programas ocupacionales de corto plazo o trabajos de jornada parcial.

Entre las evidencias encontradas por la OCDE destaca el caso de Canadá, donde estudiantes de 15 años que participaron en sesiones de orientación con un orientador de su centro educativo, ganan un salario 3% más alto a los 30 años que sus compañeros que no participaron en estas actividades en su adolescencia.
 
Otro ejemplo que menciona el estudio se ha presentado en Corea: el alumnado que visitó una empresa a los 15 años tiene un 23% menos de probabilidades de no estudiar ni trabajar a los 25 años que sus compañeros que no lo hicieron.
 


Aunque explorar el mundo laboral a través de la orientación académica y profesional es positivo, en España menos del 10% del alumnado de 15 años ha realizado tres actividades clave para indagar sobre el mercado del trabajo (realizar sesiones de orientación con un orientador u orientadora, asistir a una feria de empleo y visitar un lugar de trabajo), frente al 45% de los estudiantes de Dinamarca o el 20% de media de la OCDE.
 
En este sentido, el informe concluye que:
  • Los estudiantes necesitan explorar cuáles son los trabajos y profesiones existentes en el mercado laboral para poder visualizar y planificar su futuro.
  • Es especialmente importante que tengan la oportunidad de interactuar directamente con empleadores y lugares de trabajo.
  • Los alumnos y alumnas obtienen una visión auténtica del mundo laboral si lo exploran, pues aclaran y confirman sus ambiciones profesionales y cómo se pueden lograr.
     

Las experiencias laborales en la adolescencia son positivas para su futuro profesional

Las experiencias laborales que los estudiantes adquieren a los 15 años influyen positivamente en su futuro laboral, afirma la OCDE.  En este sentido, existen tres formas de que el alumnado adolescente pueda experimentar el mundo del trabajo y ganar experiencia sobre este. Todas ellas están directamente relacionadas con mejores resultados en la carrera profesional adulta, según el análisis del organismo internacional. Estas son:
 
  1. Los empleos remunerados de jornada parcial.
  2. Las prácticas profesionales o internships.
  3. Las actividades de voluntariado en la comunidad.
 
Una de las evidencias de que las experiencias laborales en la adolescencia inciden positivamente en el futuro profesional de los estudiantes se refleja en los resultados de un estudio longitudinal realizado en el Reino Unido, en el que se comprobó que los adolescentes que han tenido un trabajo remunerado a los 16 años ganaban un 6% más a los 25 que sus compañeros que no trabajaron en la adolescencia.
 
Por otra parte, uno de los estudios analizados por la OCDE y que se realizó en Estados Unidos indica que los alumnos que han trabajado durante media jornada entre los 14 y 16 años tienen un 22% menos probabilidades de ser ninis entre los 27 y 29 años que sus compañeros que no habían trabajado cuando eran adolescentes.
 
Como conclusión de su análisis sobre la importancia de experimentar el mundo laboral en la adolescencia, la OCDE indica que:
  • Las experiencias laborales durante la adolescencia brindan a los estudiantes la oportunidad de aprender sobre la cultura del trabajo y desarrollar habilidades técnicas y transversales que son valoradas por los empleadores.
  • Asimismo, experimentar el mundo laboral ayuda al alumnado a clarificar sus ambiciones, adquirir nuevas perspectivas sobre su educación y ganar un valor adicional, sobre todo si estas experiencias laborales están relacionadas con sus aspiraciones profesionales.
  • Ahora bien, estas experiencias sobre el mundo del trabajo pueden ser más efectivas si se llevan a cabo antes de que los adolescentes tomen decisiones importantes sobre su futuro académico, como, por ejemplo, antes de acabar la ESO.
 
Aunque los estudios analizados por la OCDE evidencian la importancia de experimentar el mundo laboral durante la adolescencia para tomar mejores decisiones en el futuro profesional, en España solo el 20% de los estudiantes ha trabajado a tiempo parcial o durante las vacaciones, frente al 40% de la media de la OCDE, según el informe.
 

Reflexionar sobre el futuro laboral en la adolescencia

El informe de la OCDE también hace hincapié en la importancia de que los adolescentes tengan actitudes positivas respecto su futuro profesional y reflexionen sobre este. En este sentido, identifica cinco aspectos de las actitudes de los adolescentes sobre su carrera profesional que se vinculan con mejores resultados laborales:
 
  1. Certeza de carrera: que los estudiantes tengan claro el tipo de trabajo que esperan desempeñar en 10 o 15 años.
  2. Motivación respecto a la escuela: que el alumnado esté convencido de que su educación es relevante para el trabajo que se imaginan realizar en el futuro.
  3. Alineación de carrera: que los estudiantes conciban que los planes educativos son suficientes para las carreras que desean desempeñar.  
  4. Ambición de carrera: que el alumnado desee trabajar en puestos directivos o profesionales.
  5. Originalidad de carrera: que los estudiantes aspiren a ocupaciones originales, más allá de las más tradicionales que la mayoría de los adolescentes de su país desean tener.

El análisis de la OCDE asegura que hay evidencias de que los estudiantes que tienen ambiciones laborales claras obtienen mejores resultados en el trabajo más adelante y se sienten satisfechos con su vida profesional.
 


Además, las posibilidades de que los alumnos tengan un futuro prometedor aumentan considerablemente si piensan seriamente en él y comparten esos pensamientos con profesionales de la orientación o con personas adultas conforme avanzan en su educación. En este sentido, el informe recomienda que las escuelas y las familias alienten a los estudiantes, desde Primaria, a visualizar y planificar su futuro laboral.
 
Entre las evidencias encontradas por el organismo internacional al respecto destacan los casos de Dinamarca y Suiza, donde adolescentes que no tenían claras sus ambiciones profesionales a los 15 años, han ganado 11% y 20% menos a los 25 años, respectivamente, que sus compañeros adolescentes que sí las tenían claras.
 

Cómo lograr una orientación efectiva entre los adolescentes

El informe no solamente aporta evidencias claras de cómo sirve la orientación, sino que además saca a relucir algunas conclusiones sobre cómo debe ser la orientación de los adolescentes para que tengan mayores oportunidades de éxito profesional en el futuro:
 
  1. Hay evidencia suficiente sobre cuáles son las características de una orientación académica y profesional efectiva para los adolescentes, según la OCDE. Explorar y experimentar el mundo laboral y reflexionar sobre su futuro profesional generan menores probabilidades de desempleo, facilitan conseguir mejores sueldos y ser más felices con sus carreras cuando son adultos. 
  2. Pocos estudiantes están preparados para afrontar las transiciones académicas y profesionales, por lo que el papel de los orientadores es clave en este sentido.
  3. La orientación académica y profesional debe empezar antes de los 15 años.
  4. Los estudiantes deben explorar el mundo del trabajo desde Primaria.
  5. El alumnado tiene que experimentar el mercado laboral desde la adolescencia.
  6. Se debe alentar y capacitar a los estudiantes para que piensen críticamente sobre su futuro laboral.
  7. Se requiere más investigación sobre lo que funciona en orientación, especialmente en cuanto a las actividades orientadoras que ayuden al alumnado a reflexionar sobre su futuro profesional, las experiencias laborales en empresas para adolescentes y las ocupaciones originales deseadas por los estudiantes.
  8. Los gobiernos deben tener en cuenta que la orientación tiene un papel central que desempeñar en la recuperación pospandemia, y apoyarla con recursos.

Ficha técnica

El estudio How youth explore, experience and think about their future: A new look at effective career guidance (en castellano, Cómo los jóvenes exploran, experimentan y piensan sobre su futuro: una nueva mirada a la orientación profesional eficaz) se basa en 12 investigaciones longitudinales realizadas en 10 países, que incluyen en total 67.000 estudiantes.
 
Los estudios analizados provienen de Alemania, Australia, Canadá, Corea, China, Dinamarca, Estados Unidos, Reino Unido, Suiza y Uruguay.
 
El análisis de la OCDE identifica las relaciones entre las actitudes/actividades relacionadas con la orientación profesional entre los 14 y los 16 años y los mejores resultados en el empleo de 10 a 15 años después en términos de:
  • Tasas más bajas de jóvenes que no estudian ni trabajan (ninis).
  • Salarios más altos.
  • Mayor satisfacción laboral, profesional o vital.

 
El informe forma parte del proyecto Career Readiness de la OCDE, mediante el cual la entidad analiza diferentes estudios internacionales disponibles para que los profesionales de la orientación y la educación, así como los responsables políticos, tengan evidencias sobre lo que funciona realmente en la orientación profesional y así puedan ayudar mejor a los jóvenes en sus transiciones académicas y laborales, reduciendo así el riesgo de desempleo.

Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece