“ Los colectivos que más urgentemente necesitan reinventarse son aquellos con bajo nivel formativo ”

Carme Martínez-Roca.
Impulsora de proyectos de orientación para la realización personal, la equidad social y la sostenibilidad medioambiental
02/06/2021

Carme Martínez-Roca es doctora en Educación con una tesis sobre justicia social y orientación. Profesora asociada de Orientación Profesional en la Universitat Autònoma de Barcelona, dirige Ad Infinitum Ocupabilitat, una empresa social dedicada a la formación, asesoramiento, sensibilización e investigación para una ocupación satisfactoria y socialmente justa. También colabora con la asociación Fem Pedagogia (Hacemos Pedagogía) como fundadora y directora de proyectos de orientación. Forma parte de la Cátedra UNESCO de Educación y Estilos de Vida Sostenibles de la Innland Norway University of Applied Sciences (Noruega) y ha colaborado con entidades como la UNESCO, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Red Cross South Africa o el Instituto Federal de Formación Profesional de Alemania, entre otras.


¿Qué perfiles o colectivos necesitan más urgentemente reinventarse profesionalmente hoy?

Los colectivos que más urgentemente necesitan reinventarse son aquellos con bajo nivel formativo. Estamos en un momento de grandes cambios en el mercado laboral que la pandemia COVID-19 ha acelerado. Las oportunidades laborales de la que denomino era de la tecnoecología – la era de la transición digital y ecológica - serán para quienes estén formados, informados y concienciados para reconocerlas y aprovecharlas. Sin embargo, en España tenemos un 38,7% de personas jóvenes y adultas con un nivel de instrucción máximo de primera etapa de educación secundaria que es imprescindible que se reinventen profesionalmente para poder acceder a dichas oportunidades, y con ellas a la inclusión sociolaboral. Si esto no sucede, el riesgo de exclusión no es ya de este grupo de personas en particular, sino para el país en general, que no podrá competir ni colaborar con Estados con una ciudadanía más formada.

 
¿Qué pasos recomendaría dar a una persona para reinventarse profesionalmente?

El primer paso es mirar hacia dentro de una misma para encontrar aquello que te motiva, te interesa, te gusta, que te hace sonreír solo de pensarlo. Hay quien cree que este paso no es realista, que lo que hay que hacer es identificar aquellos trabajos que ‘tienen salida' y correr hacia ellos. Pero la pregunta ¿qué tiene salida? es engañosa, porque hace pensar que la misma respuesta sirve para todo el mundo. Pero yo soy yo, no soy todo el mundo, y por tanto no me sirve un interrogante genérico, sino uno que me interpele en singular. Esta pregunta es, a mi entender, ¿qué tiene salida para mí? Y para poder responderla, una tiene que saber qué quiere, a qué aspira, qué te hace feliz y con qué trabajo podrías sentirte realizada.

El segundo paso es mirar hacia fuera para identificar cómo aquello que te permite realizarte es o puede ser útil a tu comunidad y al mercado laboral, y cómo necesitas prepararte para dar respuesta a esas necesidades a partir de tus fortalezas e intereses.

El tercer paso es trazar un plan de acción que incluya la formación, involucrarte en actividades que permitan, entre otros, establecer y ampliar tu red de contactos y, una vez estés lista, ofrecer tu candidatura a potenciales ofertas de trabajo o emprender.

Esto, que parece una concatenación lineal de acciones, es de hecho un proceso en espiral de aprendizaje, desaprendizaje, reaprendizaje, con idas y venidas, avances y retrocesos. Cuando estos últimos se interpretan como oportunidades para mejorar pueden convertirse en catapultas hacia el éxito ya que, como dijo Saint-Exupéry, caminando recto no se puede llegar muy lejos.
 
"Necesitamos tiempo, resiliencia y colaboración: tiempo porque el proceso de reinvención no se hace de la noche a la mañana, resiliencia porque habrá barreras a afrontar y colaboración porque la ayuda de otros y el trabajo en equipo son clave para superarlas". 

En base a sus conocimientos y experiencia propia, ¿qué estrategias y recursos concretos le parecen más útiles en este proceso de reinvención?

Si somos profesionales de la orientación, trabajar con personas para que estas se reinventen profesionalmente implica aplicar estrategias desde una perspectiva 360: integral, interseccional e integrada en la comunidad. Para ello es necesario contemplar factores intrapersonales (creencias, valores, actitudes, competencias…) interpersonales (familia, grupo de iguales…) y contextuales (situación socioeconómica, de salud…).

Teniendo esto en cuenta, se trata de trabajar de forma horizontal y colaborativa para que la persona sea un agente activo de su propio proceso, tome decisiones y tenga los soportes necesarios para ponerlas en práctica. Seguir esta estrategia permite tener un modelo de actuación generalizable a diferentes colectivos ya que, dada su naturaleza, dicho modelo está diseñado para contemplar la singularidad y diversidad de personas y situaciones.

Si somos personas que desean reinventarse profesionalmente, estemos en la situación que estemos, sugiero aplicar los pasos mencionados en la pregunta anterior y, mientras lo hacemos, tener siempre presente una frase atribuida a Thomas Edison: "Cuando creas que has agotado todas las opciones, recuerda esto: no lo has hecho". La cuestión no es si lo conseguiremos, la cuestión es cómo lo conseguiremos. Y para hacerlo necesitamos tiempo, resiliencia y colaboración: tiempo porque el proceso de reinvención no se hace de la noche a la mañana, resiliencia porque habrá barreras a afrontar y colaboración porque la ayuda de otros y el trabajo en equipo son clave para superarlas. 


Los jóvenes, las mujeres y los mayores de 50 años son algunos de los colectivos que sienten este reto o necesidad, ¿cree que deberían contar con algún acompañamiento especial? En caso afirmativo, ¿de qué tipo sería?

Cuando un 40% de jóvenes está en situación de desempleo o personas mayores de 50 años son expulsadas del mercado de trabajo es necesario considerar si el sistema también necesitaría reinventarse. Un educador sudafricano decía, en tiempos de apartheid, que el trabajo de los y las profesionales de la orientación es poner tornillos cuadrados en los agujeros redondos de la desigualdad.

En la actualidad y en nuestro contexto, situándonos siempre en el principio de la corresponsabilidad, esto significa por supuesto acompañar de forma continuada a los colectivos vulnerables y vulnerados desde la perspectiva 360 mencionada anteriormente. Y cuando esta perspectiva fije su atención en los factores contextuales que afrontan estas personas, será necesario ir más allá del acompañamiento individual y trabajar para contribuir a la reducción de barreras sistémicas como la discriminación por razón de edad, de género, de origen, etc. que condicionan tanto el proceso de desarrollo profesional en general como el de reinvención en concreto, de modo que aquellos y aquellas que sienten que viven en un ‘apartheid laboral' tengan más posibilidades de llevar su proceso de reinvención a buen puerto.


¿Qué competencias para la reinvención profesional son necesarias en contextos de dificultad, como falta de tiempo, dinero, imposibilidad para conciliar la vida familiar y laboral, etc.?

Para poder llevar adelante un proceso de reinvención profesional en un contexto de dificultad es necesario desarrollar cuatro tipos de competencias. La primera tipología es la de la autoconciencia, es decir competencias para un análisis crítico intrapersonal que permita a la persona corresponsabilizarse de su situación, identificar sus fortalezas, determinar qué quiere hacer y por dónde empezar a hacerlo.

La segunda agrupa el conjunto de competencias que posibiliten el análisis del contexto laboral y sociopolítico, de modo que las personas sean capaces de identificar oportunidades y barreras para la reinvención profesional y reconocerse no como víctima, ni como culpable de la situación en la que viven, sino como sujetos activos con capacidad de acción y no objetos pasivos de una situación inmodificable.

La tercera tipología son las competencias que posibilitan la interacción efectiva con otros, la construcción de vínculos, soportes y colaboración para la reinvención profesional.

Por último, y en un contexto de desigualdad creciente y derechos menguantes, competencias para actuar en defensa de la equidad social, que es la tierra firme y fértil en la que sembrar y ver crecer cualquier proceso de reinvención profesional individual, ya que de seguir siendo erosionada será inviable cualquier esfuerzo individual.
Categorías
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último