Retos de la FP para un nuevo curso marcado por el COVID-19

Mayra Bosada,
Redacción de Educaweb
22/09/2020

Intentar mantener la presencialidad, utilizar plataformas adecuadas y consensuar el teletrabajo u otras fórmulas laborales con las empresas que ofrecen prácticas al alumnado son algunos desafíos de la Formación Profesional en este curso 2020-2021
FP y COVID-19

El aprendizaje práctico y basado en el trabajo que caracteriza a la FP se ha visto limitado por el COVID-19. (Imagen: Freepik)


La Formación Profesional se ha visto particularmente perjudicada por la crisis del COVID-19. Con el confinamiento, los estudiantes y el profesorado de centros formativos presenciales pasaron a la modalidad educativa virtual, por lo que la formación práctica en talleres y laboratorios, así como el módulo sobre Formación en Centros de Trabajo (FCT), se vieron afectados.
 
"Esto ha impedido que el aprendizaje práctico y basado en el trabajo, tan crucial para estos programas formativos, haya sido difícil o prácticamente imposible", afirma el director de Education and Skills de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Andreas Schleicher, en el estudio The Impact of COVID-19 on Education. Insights from Education at a Glance 2020.
 
El confinamiento provocó que las empresas que cerraron no asumieran la formación práctica del alumnado, por lo que el Ministerio de Educación y Formación Profesional permitió que se redujeran las horas o se eliminaran las prácticas en la FP y que fueran sustituidas por teletrabajo, por prácticas para el curso siguiente o bien por proyectos o actividades asociadas al entorno laboral pero que no requirieran un tutor de empresa para su evaluación.  
 
En el nuevo curso la Formación Profesional presenta desafíos importantes, ya que, en la mayoría de las comunidades autónomas, los centros formativos deben aplicar el modelo semipresencial cuando no sea posible respetar la distancia de seguridad en el aula, lo que supone que los estudiantes no podrán asistir todos los días a clases presenciales.
 

El principal desafío de la FP en el nuevo curso: mantener la presencialidad de la enseñanza práctica


FP y COVID-19
 
Así, el curso 2020-2021 marcado por el coronavirus afronta diversos retos para la Formación Profesional, entre los que destaca intentar que las clases presenciales con componente práctico continúen en marcha hasta el final del curso.
 
"Uno de los retos es mantener la educación presencial porque la Formación Profesional es casi imposible realizarla a distancia y cubrir fundamentalmente las prácticas, con talleres, laboratorios. Hay que mantener la máxima presencialidad con las máximas garantías y con la máxima profundidad en los conocimientos", apunta Luis García, presidente de la Asociación de Centros de Formación Profesional (FPEmpresa), en declaraciones a Educaweb.
 
Con él coincide Vladi Carbonell, responsable del área de FP del centro formativo MasterD, quien señala que el principal desafío es ofrecer las mismas capacidades educativas que en cursos anteriores, e incluso mejorarlas. "Se considera a la FP como un formato educativo pragmático y con alta carga práctica de descubrimiento y aprendizaje. La FP no puede ver mermadas sus capacidades a causa de las normas, pautas y hábitos derivados de la pandemia por COVID-19".
 

Innovar en la FP introduciendo tecnología educativa adecuada, otro desafío

 
FP y COVID-19

La OCDE asegura que los programas de FP que dependen más de formación práctica, como los relacionados con la agricultura, salud, ingeniería, construcción y artesanía, serán los que tendrán más complicado adaptarse a la enseñanza-aprendizaje en línea si el confinamiento total vuelve. "Incluso en los casos en que la formación práctica se pueda simular de forma remota, la experiencia de aprendizaje será más limitada", afirma el organismo.
 
Para paliar esta situación, la OCDE y otras fuentes consultadas sostienen que es necesario invertir en tecnología educativa adaptada para la FP, como simuladores más potentes y adaptados a las necesidades de esta formación, así como formar al profesorado y al alumnado para su uso.
 
Durante el confinamiento, la Comisión Europea lanzó un estudio para averiguar cómo estaban haciendo frente los centros de FP a la educación en línea y ha recogido en una publicación algunas buenas prácticas que pueden ser útiles en el futuro. Además, el Ministerio cuenta con algunos simuladores para facilitar la tarea de llevar al formato virtual la enseñanza-aprendizaje práctico del a FP.
 
Para afrontar el desafío de utilizar la tecnología en la actividad práctica de la FP se requiere "planificación, digitalización del profesorado /alumnado e inversión. Con este punto de partida se puede construir un presente y futuro de la FP competitivo adaptado a las necesidades del mercado profesional", afirma en declaraciones a Educaweb Vladi Carbonell.
 
Por su parte, Jordi Giné, CEO de ILERNA Online sostiene que "es de vital importancia contar con las tecnologías necesarias y personal cualificado para poder dar una respuesta rápida y de calidad a un reto como el que ha planteado el COVID-19 a tantos centros".
 

Mejorar la calidad de la FP y adecuarla a las necesidades del mercado laboral, otros retos importantes

 
Otro de los desafíos de la FP en este curso es incrementar la calidad de los programas y dar respuesta a las necesidades del mercado laboral; aunque este objetivo siempre está presente, , independientemente de la pandemia, según apunta el director de FPEmpresa, Luis García.
 
El también profesor añade que otro reto es "intentar que la FP esté presente en las decisiones del alumnado y recuperar aquellos trabajadores que no tienen una formación cualificada o que está obsoleta, para que retornen a los centros formativos y puedan cualificarse adecuadamente para ser más competitivos". Para ello, es prioritario contar con presupuesto y recursos. "De hecho el Ministerio en su plan para la FP establece un fuerte empujón económico y de recursos para la FP", asegura García.
 
Para mejorar la calidad de la Formación Profesional y al mismo tiempo afrontar el reto de impartir FP online en caso de confinamiento total, resulta necesario invertir en la formación docente y aumentar el profesorado de FP. "Necesitamos buenos profesores, especialmente en este escenario de pandemia generalizada, donde tenemos a veces semipresencialidad, necesitamos más docentes. Y necesitamos, como hemos dicho desde hace tiempo, que sean seleccionados y formados tanto de manera inicial como de manera continua de una manera adecuada", sostiene García.
 
Por su parte, Vladi Carbonell, responsable del área de FP de MasterD, sostiene que este curso escolar es el momento idóneo de que el alumnado mejore sus capacidades, especialmente las transversales, y que los centros estrechen los lazos de colaboración con el tejido empresarial, para así "obtener los resultados educativos que sitúen a nuestro modelo de la FP como uno de los más eficaces de nuestro entorno".
 
Por su parte, Jordi Giné, CEO de ILERNA Online, asegura que uno de los principales desafíos a los que se enfrenta la FP y el sistema educativo en general es "garantizar al alumno una formación con los mínimos cambios y alteraciones posibles a pesar de la situación sanitaria que estamos viviendo".
 

El reto del aprendizaje en las empresas

 
Garantizar que se realice el módulo sobre Formación en Centros de Trabajo en la FP y que la FP Dual pueda realizarse en las empresas participantes durante todo el curso son los retos más difíciles de conseguir, ya que esto depende totalmente de cómo se desarrolle la pandemia y cómo afecte al tejido empresarial.
 
No obstante, los centros formativos buscan fórmulas para conseguirlo, ya sea que el alumnado vuelva a la actividad laboral con medidas de seguridad en las empresas donde se ha vuelto a la actividad; mediante prácticas en forma de teletrabajo o, como se ha hecho durante el confinamiento, reduciendo las horas de formación en los centros de trabajo o sustituyéndolas por otras actividades relacionadas con el entorno laboral, como la realización de proyectos específicos, por ejemplo.
 

Impulsar la FP Dual

 
Si la FP se ha visto afectada por el COVID-19, la FP Dual aún más, dado que está basada en el aprendizaje en centros de trabajo, y estos han tenido que cerrar por el confinamiento en la mayoría de los casos.
 
Incrementar el alumnado en la Formación Profesional Dual es uno de los desafíos pendientes en España, aunque se han hecho esfuerzos por impulsarla. En 2018 la edad límite para poder participar se redujo, y, además, el Consejo de Ministros aprobó una mayor financiación a escala regional junto con los fondos europeos.
 
Asimismo, en 2018 la Cámara de Comercio y el Servicio Público de Empleo acordaron asesorar y dar apoyo a las empresas participantes; mientras que, en febrero de 2019, los gobiernos publicaron el plan estratégico para la Formación Profesional Dual, anunciando una participación más activa de las empresas en el desarrollo profesional y en el diseño de estándares y programas de formación.
 
En España, únicamente el 3% de los estudiantes están matriculados en programas combinados de educación y trabajo, muy por debajo de la media de la OCDE, donde el porcentaje llega al 34%.
 

Cómo afrontar los desafíos de la FP en el nuevo curso

 
Entre las propuestas de la OCDE para poder afrontar los desafíos de la FP en el nuevo curso se encuentran las siguientes…
 
  1. Ofrecer una evaluación más flexible al alumnado, así como concederle cualificaciones de una manera más fácil.
  2. Aumentar el uso de plataformas virtuales y en línea apropiadas para la FP y que sirvan para informar, involucrar y comunicarse con el alumnado de una manera óptima.
  3. Proporcionar a los aprendices la posibilidad de teletrabajar para poder realizar sus prácticas profesionales.
 
Conoce algunas propuestas que FPEmpresa ha recomendado para garantizar que las clases teóricas y prácticas en la FP tengan continuidad durante el curso 2020-2021. O bien conoce consejos y buenas prácticas de educación online para que la Formación Profesional continúe en cualquier escenario posible que marque el COVID-19.
 

¿Sabías que…?

 
  • En España, un 28% del alumnado está escolarizado en estudios de Formación Profesional, por debajo de la media de la OCDE (32%), según el informe Education at a Glance 2020 de la OCDE.
 
  • Las enseñanzas de FP son las que más crecen en el curso 2020-2021, con un 5,2% más de estudiantes respecto al año anterior, según el informe Datos y cifras. Curso escolar 2020-2021, publicado recientemente por el Ministerio de Educación y Formación Profesional.
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último