He suspendido la selectividad... ¿qué hago?

Redacción de Educaweb
23/06/2017

Durante este mes de junio, los estudiantes se examinan de la selectividad, la prueba que les permite acceder a la universidad. Aunque más del 86% de los estudiantes que se presentan aprueban1, hay un porcentaje de alumnado que no supera el examen.
 
¿Has suspendido la selectividad? En primer lugar, elimina la sensación de fracaso de tu mente. Suspender las pruebas de acceso a la universidad es un bache, pero tienes otras opciones, como repetir el examen en septiembre, presentarte a la selectividad el año que viene o acceder a un ciclo formativo de grado superior.
 
En segundo lugar, ahora es un buen momento para analizar qué ha pasado:
 

Me he quedado en blanco

 
Muchos jóvenes que se presentan a la selectividad viven el examen con mucha angustia, con la sensación de jugarse su futuro a una sola carta. Si tú eres uno de ellos y el estrés te ha pasado factura, ha llegado el momento de mejorar tus habilidades para enfrentarte a los retos.
 
Piensa en qué es lo que te produce estrés: ¿La nota que tienes que conseguir es más alta que tu media de bachillerato? ¿Te presionan para sacar buenos resultados? ¿Crees que te falta planificación u organización para estudiar? Cuando tengas identificados los factores que te preocupan, consulta las técnicas para reducir la presión. Aquí tienes algunas recomendaciones para enfrentarte a los exámenes sin nervios.
 

Creo que no he estudiado lo suficiente

 
¿Tienes la sensación de haber aprobado por los pelos algunos exámenes del bachillerato? Quizás tu problema es que no has consolidado los conocimientos. ¿Crees que podrías haber estudiado más para la selectividad? Todavía estás a tiempo de prepararte para el examen de septiembre. Organízate, elabora tu propio plan de estudio e infórmate de las técnicas de estudio que te ayudarán a lograr tu objetivo.


No me ha dado tiempo de responder a todas las preguntas

 
En ocasiones, el problema puede ser la gestión del tiempo durante el examen. Aunque hayas estudiado y te enfrentes a las pruebas con tranquilidad, si le dedicas más tiempo del necesario a una pregunta puede que no te quede suficiente para responder a las demás. En este sentido, los expertos recomiendan leer atentamente los enunciados y otorgar minutos a cada pregunta en función de:
 
1. Lo claras que tengas las respuestas
2. Los puntos que vale cada pregunta
3. Dejar 5 ó 10 minutos para repasar antes de entregar el examen
 

Me han bajado la nota por escribir con faltas de ortografía


Los examinadores pueden suspender a un estudiante que cometa faltas de ortografía y se exprese mal. Es muy importante que seas capaz de redactar con claridad y corrección, por eso, si durante el bachillerato has tenido problemas con la ortografía y has suspendido la selectividad en junio por este motivo, debes reforzar este tema antes de presentarte al examen de septiembre. Recuerda que unos estudios superiores requeren el dominio de la expresión escrita, ¡sin duda!
 
En cuanto a la claridad expositiva, una buena estrategia es realizar un esquema de lo que quieres explicar antes de empezar a escribir.

 
He aprobado pero la nota no me llega

 
Si has aprobado la selectividad pero la nota de corte no te llega para entrar al grado que has elegido en primera opción, tienes varias alternativas:
 
1. Puedes presentarte a la siguiente convocatoria de selectividad. No hay límite en el número de convocatorias a las que presentarse para aprobar o mejorar los resultados (de la fase obligatoria o de asignaturas optativas). Como ya has analizado en qué aspectos has fallado, puedes mejorarlos de cara al próximo examen.

2. Plantéate estudiar otro grado de la misma rama de conocimiento. Si no has entrado en Biotecnología, quizás puedas acceder a Biología. Si te decantas por esta opción, es muy importante ver con detalle el plan de estudios y su organización para poder escoger bien y realizar una preinscripción coherente.

 3. La selectividad no es la única vía de acceso a la universidad. Aunque no es un acceso directo, puedes realizar un ciclo formativo de grado superior y después cursar un grado. En este sentido, es importante que elijas un título de FP de una familia profesional vinculada a la rama de conocimiento del grado que te interesa. Por ejemplo, si quieres cursar un grado de la rama de ciencias de la salud, deberás matricularte a un ciclo formativo de la familia de sanidad, como el de Técnico/a Superior en Higiene Bucodental.

 

Nota al pie:

1.- Según el informe "Datos y Cifras del Sistema Universitario Español 2015-2016", el porcentaje de aprobados respecto al total de presentados es del 86,6%.
Publicado
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos Relacionados
Lo más Leido
Lo último