Educando la mirada: la fotografía como herramienta de enseñanza-aprendizaje

Mª del Valle Cecilia Montilla Coronado, Orientadora; Javier Gómez Pérez, Jefe Dpto. Formación Evaluación e Innovación Educativa; Esperanza Falcón Nuviala, Profesora de Ámbito Socio-lingüístico del IES Diego de Guzmán y Quesada (Huelva)
30/01/2012

Justificación

Cuando se habla de la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación en la enseñanza, la imaginación visualiza inmediatamente aulas con ordenadores conectados a internet y pantallas digitales; pero, las TIC son mucho más que todo eso. Las herramientas de manipulación de la imagen y el sonido forman también parte de las TIC y en numerosas ocasiones son las grandes olvidadas por la administración a la hora de dotar a los centros.

Por otra parte, es importante conocer la efectividad de medidas implementadas en el aula que permitan la extrapolación y el tratamiento de situaciones parecidas a las que rodean dicha experiencia. Además, queremos apuntar que las expectativas iniciales del alumnado no se asomaban, siquiera, a las del profesorado, ya que el grupo era especialmente apático y poco inclinado a valorar positivamente sus logros. Al finalizar la experiencia, sí que habían cambiado su autoestima y las expectativas del alumnado y profesorado se acercaron en bastantes aspectos.

Descripción de la situación de partida

En el IES "Diego de Guzmán y Quesada" tuvimos ocasión de desarrollar una breve experiencia con alumnos del programa de Diversificación de 4º de ESO. El grupo estaba formado por 8 alumnos y 2 alumnas. Formaban parte de dicho  programa de diversificación curricular desde al curso anterior con lo cual se podía presumir una cierta cohesión grupal aunque, realmente, no existía una consolidación total. Por otra parte, a este grupo se había incorporado  un nuevo alumno, búlgaro, que repetía curso, hecho que  necesitó de actuaciones especiales para  el nuevo grupo y sus interrelaciones.

La información de que se disponía era la facilitada por el profesorado del año anterior y especialmente por la orientadora que, en la tutoría específica, había trabajado el curso precedente, y lo volvería a hacer en este, las relaciones entre ellos, el respeto, la tolerancia, la ayuda mutua, etc. Valores todos ellos muy ausentes en la mayoría de los componentes del grupo. La situación familiar de la gran mayoría no ayudaba, ya que carecían de estimulación, de reconocimiento, de apoyo y ayuda y en tres casos, al menos, hasta de las mínimas condiciones de alimentación, higiene y cuidados básicos.

Se puede decir que tenían experiencias muy negativas para que las personas de su entorno, confiaran en ellos, les dieran oportunidades o  fomentaran oportunidades de crecimiento personal. Ellos y ellas no confiaban en sí mismos porque así lo habían aprendido.

La experiencia

Es de una manera fortuita como surge ya que tres de los profesores que atendían a este alumnado, compartiendo conversaciones de pasillo sobre las situaciones detectadas, deciden colaborar para sacar partido de una de las materias en concreto. El profesorado implicado fue el profesor de la materia de EPV, fundamentalmente, la orientadora como tutora del grupo y la profesora del ámbito socio-lingüístico. Éstas dos últimas reforzarían los aspectos trabajados y conseguidos tanto a nivel personal y grupal- tutoría, como a nivel lingüístico y de expresión- ámbito. Pero la protagonista principal fue la materia de EPV ya que es en ella en la que se basó esta experiencia.

El planteamiento inicial que puso en marcha la experiencia fue enseñar los rudimentos más básicos de la fotografía a los alumnos y aprovechar la metodología de trabajo propia del aprendizaje de las técnicas fotográficas, que requiere de una práctica y ensayo repetitiva y exigente, buscando la adquisición por parte de los alumnos del gusto por el trabajo riguroso y bien hecho. Y sin más pretensiones se fue trabajando durante algo más de un trimestre al ritmo que marcaban las numerosas dificultades derivadas del hecho de que el centro no contaba apenas con medios materiales para ello.

Una vez iniciado el proceso de enseñanza-aprendizaje, se pudo observar cómo la fotografía constituía un elemento motivador para estos alumnos que mostraban habitualmente poco interés por las actividades académicas más rutinarias y, sorprendentemente, enseguida se convirtió en un lenguaje que los alumnos manejaban con una soltura considerable y con el que manifestaban sin reparos su visión sobre el mundo y sobre si mismos, así como sus creencias y valores.  Además, se apreció cómo desarrollaban una perseverancia no acostumbrada en este tipo de alumnos y unos hábitos de trabajo (orden, pulcritud, etc...) que supuso un excelente aprendizaje de cara a un futuro laboral más o menos próximo.

La parte culminante de esta experiencia fue la exposición de algunas de las fotografías realizadas por estos alumnos para que fuesen contempladas por el resto de la comunidad educativa. El hecho de mostrar sus trabajos, frecuente para el resto de los alumnos, supuso todo un reto para los alumnos de diversificación al que se enfrentaron inicialmente con temor, pero, posteriormente, con gran tesón e ilusión; por lo que, después de que la exposición fuese contemplada por sus compañeros, profesores y familias todo el esfuerzo realizado se convirtió en un ejemplo de superación que se tradujo en un incremento de su autoestima.

Conclusiones y valoración

La enseñanza de la fotografía en sus diferentes aspectos y su utilización como herramienta didáctica interdisciplinar, aportó los siguientes hechos:
Como consecuencia de esta experiencia, se observó el gran potencial que trabajar de manera transversal e interdisciplinar con las imágenes a través de la fotografía podía tener para los alumnos con más dificultades a la hora de seguir el desarrollo normal de las actividades académicas más tradicionales, por las siguientes razones y evidencias:
Para terminar, hemos de señalar que, aunque todo lo dicho ya es positivo, lo mejor de esta experiencia está aún por hacer, ya que esperamos poder explorar un futuro próximo las posibilidades que ofrece la utilización de la fotografía para trabajar de forma integrada contenidos curriculares de distintas materias y ámbitos, si disponemos de los medios necesarios para llevar a cabo este esfuerzo innovador, incorporando a todo ello, inseparablemente, las tecnología de la información y comunicación, de forma habitual.

Las personas implicadas hemos manifestado una alta satisfacción con los logros y, sobre todo, porque las expectativas iniciales depositadas en esta experiencia como son la posibilidad de progresar a niveles personales y de autoestima, se vieron conseguidas al final de la experiencia. Por último, las apreciaciones del alumnado estuvieron en consonancia con tales pretensiones.
Categorías
1 Comentarios
Educando la mirada
isabel
Hace 8 años y 7 meses
Me ha gustado ver que sigue habiendo profesores interesados en innovar y trabajar con los alumnos de diferentes formas. La responsabilidad se potencia. El sentirse protagonista mejora la autoestima. Las relaciones en el grupo mejoran. Todo muy positivo. Enhorabuena.
Comentar
Nombre
Correo (No se mostrará)
Título
Comentario Límite 500 caracteres. Sólo puedes introducir texto sin formato HTML.
He leído y acepto la política de privacidad
Suscríbete a nuestras publicaciones
Cursos relacionados
Lo más leído
Lo último