El Ministerio de Educación propone que 4º de ESO tenga un carácter orientador e incluya un perfil de Bachillerato y otro de FP

Noticia

El ministro de educación Ángel Gabilondo ha propuesto que 4º de ESO tenga un carácter "orientador" con dos perfiles, uno de Bachillerato y otro de Formación Profesional

  • 28/01/2010

  • Valora

  • Deja tu comentario
Redacción de Educaweb.com
En la rueda de prensa posterior a la conferencia sectorial de educación, el ministro de educación Ángel Gabilondo ha propuesto que 4º de ESO tenga un carácter "orientador" con dos perfiles, uno de Bachillerato y otro de Formación Profesional.

Gabilondo ha apuntado que el alumnado que al terminar 3º de ESO no esté en condiciones para acceder a uno de los dos perfiles, podrá optar entre repetir curso, cursar un programa de diversificación curricular o un Programa de Cualificación Profesional Inicial (PQPI). Además, el plan pretende reforzar las medidas de orientación académica y profesional para luchar contra el abandono escolar, se persigue ofrecer una atención más individualizada a los estudiantes, que ponga en valor el estímulo, el mérito y el esfuerzo personal.

Esta es una de las casi 100 medidas que contiene el documento "Propuestas para el pacto de estado de educación", elaborado a partir de las propuestas del propio ministerio y de las distintas autonomías y con la finalidad de mejorar la calidad de la enseñanza. El ministro ha presentado el texto ante los representantes de las comunidades autónomas y se propone que, a partir de ahora, los cambios educativos legislativos requieran dos tercios de apoyo parlamentario para garantizar la estabilidad normativa.

Aparte de la educación secundaria obligatoria, el documento propone medidas en todas las etapas educativas:

Educación infantil:


Se propone la ampliación del Plan Educa3 financiado por el Ministerio de Educación y las Comunidades Autónomas para incrementar la oferta de plazas en este primer ciclo de educación infantil. También se quiere promover la detección temprana de necesidades específicas de apoyo educativo, en especial las asociadas a discapacidad y contribuir desde el sistema educativo a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

Educación Primaria:

Es necesario que desde los primeros años de escolaridad se ponga el acento en los aprendizajes imprescindibles, relativos a los conocimientos, procedimientos y valores necesarios, para garantizar que los estudiantes finalicen la educación obligatoria habiendo adquirido las competencias básicas necesarias para su desarrollo personal y profesional.

Bachillerato:

Entre las medidas propuestas destaca establecer convalidaciones recíprocas entre las materias de Bachillerato y los módulos de los Ciclos Formativos de Grado Medio con el fin de que los alumnos que cambien de opción formativa tengan convalidadas las materias aprobadas.

Formación Profesional:


La Formación Profesional tiene una especial importancia en el contexto económico actual y en las medidas para reducir el abandono escolar. El documento propone agilizar el procedimiento de elaboración y actualización de las cualificaciones profesionales, títulos de FP y certificados de profesionalidad. Promover una mayor cooperación entre las administraciones, las empresas, y los agentes económicos y sociales en el diseño y planificación de las enseñanzas profesionales. Y por último, adoptar las medidas necesarias para flexibilizar el sistema de FP de manera que permita un tránsito más fluido y la transversalidad entre los diferentes niveles de Formación Profesional y entre los diferentes niveles educativos (FP, Bachillerato y estudios de Grado universitario) para dar respuesta a las nuevas demandas sociales.

Universidad:

El documento persigue avanzar hacia la completa integración en el Espacio Europeo de Educación Superior y desarrollar la Estrategia 2015. También se prevé una mejora de las becas, ayudas y préstamos, y en particular, las becas salario para Grado y de las becas para Master. Otro aspecto a destacar es la mejora de la movilidad nacional e internacional, incrementando la tasa de titulados que hayan cursado un período de formación en el extranjero.

Formación, empleo y transferencia


El documento apuesta por dar importancia a la formación continua. Entre las propuestas destaca adoptar programas de ayudas a empresas para ofertar contratos de trabajo, en particular, para menores de 24 años. Impulsar programas de ayudas para jóvenes menores de 24 años con empleo, pero sin titulación básica, para que puedan completar su formación. Adoptar medidas para flexibilizar la oferta de formación permanente, para adaptarla a las circunstancias y horarios de los adultos, a través de sistemas modulares y aumentando la oferta de educación a distancia de acuerdo con los avances tecnológicos.


Deja tu comentario
Ver comentarios