Desde los departamentos de orientación de los centros de secundaria tenemos que cubrir necesidades de variada índole e intensidad y, mayoritariamente vinculadas a la atención a la diversidad

Entrevista

Pilar Blasco Calvo es Doctora en Ciencias de la Educación y Jefa del Departamento de Orientación del Instituto de Educación Secundaria Sorolla de Valencia.

  • 14/12/2009

  • Valora

  • Deja tu comentario

Descárgate el proyecto ORIENTAD@S (Proyecto de Orientación Académica y Profesional) en formato *.pdf


Explíquenos brevemente en qué consiste el proyecto ORIENTAD@S (Proyecto de Orientación Académica y Profesional) ¿Cuáles han sido los mayores logros alcanzados hasta ahora? ¿Y las principales dificultades a las que ha tenido que hacer frente?

ORIENTAD@S
es el proyecto de orientación académica y profesional del IES Sorolla de la ciudad de Valencia que cada curso se organiza, diseña, articula, coordina y evalúa desde el departamento de orientación que dirijo. Se trabaja básicamente en la sesión semanal de tutoría con cada grupo de ESO y Bachillerato y se complementa con actividades de orientación que se realizan dentro y fuera del centro.

Destinatario directo de este proyecto es el alumnado de nuestro centro y sus padres. En él nos implicamos muchas personas: el profesorado en general y, en particular el profesorado tutor de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato que asume la fase de información; personalmente me involucro e implico en la fase de asesoramiento en la que realizo intervenciones en todos los grupos desde 3º de ESO a 2º de Bachillerato y coordino, junto con la jefatura de estudios y la vicedirección del centro, las actividades de orientación que se programan y realizan tanto dentro como fuera de él.

Uno de los mayores logros alcanzados ha sido implantarlo en el centro adjudicándosele espacios, tiempos y diseñando materiales para ser trabajado preferentemente a nivel grupal pero también a nivel individual. Desde el inicio de cada curso académico nuestra comunidad educativa sabe que a partir de enero comenzamos a trabajarlo con materiales que elaboramos en el departamento de orientación: para el alumno (cuadernos de orientación de 3º, 4º de ESO, 1º y 2º de Bachillerato) y para el tutor (carpetas de orientación con la información complementaria al cuaderno de cada curso). Alumnado, profesorado, madres y padres saben que en el segundo y tercer trimestre se trabaja la orientación académica y profesional en las tutorías. Este trabajo se refuerza y enriquece con las actividades programadas para cada uno de los cursos.

Éste es un proyecto que se lleva a cabo con todos nuestros alumnos y en el que se intenta involucrar al colectivo de madres y padres en su conjunto. Se trabaja a nivel preventivo, tanto con aquellos estudiantes que tienen definido o perfilado su itinerario académico y profesional como con aquellos que presentan una mayor indefinición. Lógicamente con estos últimos se profundiza más y se trabaja desde otras dimensiones pero quiero resaltar que es ORIENTAD@S un proyecto dirigido a todos y cada uno de nuestros estudiantes porque desde mi punto de vista las tareas de orientación y asesoramiento son básicamente preventivas y se trabajan en equipo. Las fases de autoconocimiento e información se trabajan en la sesión semanal de tutoría con cada grupo. La fase de asesoramiento se trabaja también en esa sesión y en otras previamente concertadas con actividades programadas al efecto.

Otro logro importante es la colaboración, facilidades y apoyo que tanto los diferentes equipos directivos como los componentes de la asociación de madres y padres de nuestro alumnado han prestado siempre a este proyecto. Por ejemplo, se edita un cuaderno de orientación para cada uno de nuestros alumnos desde 3º de ESO a 2º de Bachillerato. Es evidente que la actualización del mismo se realiza en el departamento de orientación pero la financiación corre a cargo del centro y de la asociación de madres y padres con la que mantengo reuniones periódicas para informarles de la puesta en marcha, seguimiento y evaluación del proyecto. Respecto al equipo directivo, manifestar que mantengo una reunión semanal de coordinación con el director a la que puntualmente y según necesidades acuden los jefes de estudios de diurno y nocturno y/o la vicedirectora del centro. Estos foros de encuentro, coordinación, debate y discusión son enriquecedores para todos.

Una de las principales dificultades con las que me encuentro es la de programar tiempos en mi horario de trabajo para dar cobertura a las tareas propias de orientación y asesoramiento. Y recalco, lo de programar tiempos porque son tantos los frentes que tenemos abiertos en los departamentos de orientación dada la diversidad de nuestro alumnado que, en ocasiones, es difícil llegar a dar cobertura como se merece a este o a cualquier proyecto de orientación en un centro. Yo, personalmente, cuento con una gran ventaja y es que en mi formación académica y en mi trayectoria profesional las funciones de orientación y asesoramiento han ocupado siempre un lugar privilegiado, apuesto por ellas, me las creo, las defiendo y disfruto cuando las ejerzo. Debe ser por eso por lo que siempre o casi siempre encuentro tiempo para llevarlas a cabo.

Otra dificultad importante reside en las amplias funciones que debe asumir el tutor o tutora de un grupo para realizar con eficacia su trabajo, tareas que ocupan buena parte de su tiempo de dedicación a la tutoría.

Otra dificultad -que afortunadamente ha sido subsanada- es la de concentrar toda la información en un cuaderno y diseñar uno para cada curso. Antes, se facilitaba la información en hojas sueltas que nos íbamos encontrando en los cajones de las mesas y con las que se hacía algún que otro barco de papel. Ahora, en 3º y 4º, el tutor proporciona y recoge en cada sesión semanal de tutoría el cuaderno de orientación y, en la última sesión programada se le da al alumno para que lo lleve a casa. En Bachillerato se le proporciona el cuaderno al estudiante en la primera sesión y se responsabiliza de traerlo a cada una de las sesiones programadas con algún que otro olvido, todo sea dicho.

¿Cuál es la situación actual de la orientación académica y profesional en los centros educativos?


Enlazando con la pregunta anterior, desde mi punto de vista es una situación difícil o, mejor dicho, bastante difícil y complicada de abordar con garantías de éxito.

La realidad actual es la que manda y, en ella, las necesidades a las que tenemos que dar cobertura desde los departamentos de orientación de los centros de secundaria son de variada índole e intensidad y, mayoritariamente, están vinculadas a la atención a la diversidad de nuestro alumnado.

Afortunadamente cada vez son más las medidas y programas que tenemos activados en los centros para atender como se merece la diversidad del alumnado. Ello supone involucrarnos muy directamente en el diseño, desarrollo, coordinación y evaluación de cada una de las medidas y programas activados en los centros. Es evidente que gastamos buena parte de nuestra energía y de nuestras fuerzas en dar cobertura y asesoramiento a otras funciones que también tenemos encomendadas. Ello hace que se releguen, en ocasiones, las funciones de orientación académica y profesional a un segundo plano a la hora de ser abordadas. Pero yo me pregunto: ¿es que no son tan importantes como otras las tareas de orientación académica y profesional en cualquier etapa educativa?. Yo personalmente lo tengo muy claro. Para mi son muy importantes y debo involucrarme en ellas, por lo que no me queda más remedio que seguir una milimétrica planificación de mi trabajo y dedicarles tiempo, esfuerzo y cobertura siempre desde una labor de equipo en la que asumo la planificación, coordinación y grueso del trabajo, pero cuento con la colaboración del profesorado en general y de los tutores en particular así como con el apoyo de la comunidad educativa y del equipo directivo.

¿Existe una indefinición del rol del orientador en los centros educativos?¿Qué funciones, tareas y aptitudes deben tener estos profesionales para realizar su trabajo en condiciones óptimas?

Las funciones vinculadas con la orientación educativa, psicopedagógica y profesional en la Comunidad Valenciana se desarrollan básicamente en el capítulo IV, artículo 85 del Decreto 234/1997, de 2 de septiembre, del Gobierno Valenciano por el que se aprueba el Reglamento Orgánico y Funcional de los Institutos de Educación Secundaria en sus apartados 1, 2 y 3. Son funciones muy amplias y, por otro lado, legisladas hace años. Desde mi punto de vista se deben concretar más y adaptar a la realidad actual de nuestros centros y de los tiempos que vivimos.

Esa redacción amplia y genérica que presentan, unida a que cada centro docente es un mundo y unida también al propio perfil formativo que tenemos los orientadores de los centros de educación secundaria, creo que abonan el terreno para que cada uno abordemos las tareas de orientación académica y profesional con un toque especialmente personal.

Para mí, el orientador u orientadora de un centro además de tener consolidadas las competencias específicas propias de su trabajo y de ser un profesional con alta cualificación técnica, debe poseer, como cualquier otro docente, algunas cualidades personales por ejemplo: debe ser abierto y receptivo, debe saber escuchar, asumir sus fallos y rectificar ante ellos, saber comunicar y motivar, tener habilidades sociales, ser percibido en el centro como un profesional más a todos los efectos y que el resto de compañeros lo vea como uno más, no diferente al resto de profesores, conciliador, versátil, que dinamice, tolerante, que contribuya a resolver problemas cuando los haya, capaz de trabajar en equipo?

Lo dicho anteriormente está estrechamente vinculado con la formación inicial y continua que debemos tener los profesionales que nos dedicamos a la orientación. Pero ¿responden nuestros planes de estudio a dicha formación inicial? ¿Cómo se está llevando a cabo la formación permanente para los orientadores?... Mejor dejamos estas cuestiones para otra entrevista.

Por último comentar que yo no concibo las tareas de orientación en solitario. En mi opinión, en los departamentos de orientación de los centros el trabajo debe realizarse en equipo. Yo, como orientadora, formo parte de un equipo tanto cuando estoy dentro de mi centro como cuando estoy fuera de él. Comparto mis vivencias y experiencias profesionales con otros compañeros y compañeras de los que siempre aprendo e intento rentabilizar con ellos el trabajo que realizo.

¿Qué supone para usted haber ganado el II Premio Educaweb de Orientación Académica y Profesional?

A nivel personal supone una fuerte inyección de moral; una gran alegría, unas sensaciones y vivencias difíciles de describir con palabras que he compartido y comparto con mi familia y con mis amigos; una fuerte motivación y un reto para seguir trabajando en esta línea, fomentando las tareas de orientación académica y profesional y mejorando el proyecto curso a curso.

A nivel profesional este premio supone el reconocimiento a nivel nacional del trabajo realizado y me impulsa a seguir trabajando en esta línea con mayor tesón. El hecho de haber resultado premiado y haber sido valorado por profesionales de reconocido prestigio expertos en el campo de la orientación académica y profesional provenientes del ámbito académico, laboral e institucional me ha aportado confianza y reconocimiento a mi trayectoria profesional. Por otro lado, el reconocimiento de compañeros y compañeras de trabajo de mi centro y de otros centros, de instituciones y servicios y de otros profesionales más o menos vinculados con mi tarea profesional me ha hecho reflexionar y me ha aportado fuerza para seguir investigando y trabajando en esta línea.

Además supone la posibilidad de difundir y dar a conocer el proyecto ya que ORIENTAD@S puede aportar ideas y planteamientos fácilmente transferibles a otros contextos, a otros profesionales y a otros centros porque vale la pena apostar por dedicar tiempo, esfuerzo, trabajo y dedicación a las tareas de orientación académica y profesional en los centros educativos y es que "nadie dijo que orientar fuera fácil? como muy acertadamente indica el lema de las bases de la convocatoria de estos premios en su segunda edición.

Por último, quiero aprovechar el foro de esta entrevista para animar a orientadores y orientadoras de centros a dar a conocer sus experiencias y proyectos y a presentarlos a certámenes como éste. Os aseguro que merece la pena.


Deja tu comentario
Ver comentarios
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece