Los profesores de inglés como lengua extranjera (EFL) pueden ser más efectivos al usar una aplicación de software

Artículo de opinión

  • 18/04/2006

  • Valora

  • Deja tu comentario
El uso de aplicaciones de software en la educación tradicional, puede aumentar la efectividad de los profesores y mejorar la velocidad de aprendizaje de los estudiantes. Si los profesores pueden contar con herramientas que les "provean” de grupos de estudiantes más homogéneos cognitivamente, sus clases serán mucho más interactivas, con mayor participación de los estudiantes, y con enfoques orientados a desarrollar las etapas constructivas y conductivas del proceso de aprendizaje.

Lo anteriormente expuesto resulta mucho más evidente cuando nos referimos a profesores de inglés como lengua extranjera (EFL).

Existe abundante evidencia de que el proceso de aprendizaje de una lengua extranjera es un proceso individualizado. Cada estudiante posee habilidades/facilidades/condiciones pre-existentes distintas, y por lo tanto, requiere de asistencia individualizada para homologarse con su grupo. Esta condición limita el tiempo de atención personal que un profesor puede dedicar a cada alumno en una clase tradicional.

Por la otra parte, investigaciones recientes han denotado más explícitamente las diferencias que existen entre el aprendizaje de inglés como lengua extranjera, o el aprendizaje de inglés como segunda lengua (ESL). Dentro de las muchas diferencias, quizás la más observada por los investigadores, es la mayor necesidad que tienen los estudiantes de EFL de reforzar lo estudiado para mejorar su retención a largo plazo. Esta necesaria actividad de reforzamiento, les acarrea a los profesores el tener que dedicar horas extras a la corrección de las tareas y trabajos en casa, que lastimosamente merman sus horas de descanso o diversión.

Por ultimo, no existe una formula mágica que sirva de método para todos los estudiantes por igual. Esto obliga al profesor, a tener que usar múltiples recursos (textos, pictóricos, lúdicos, flash-cards, software, audiovisuales, etc.) para facilitar el proceso a sus alumnos.

Dentro de la gama de recursos, el software por su capacidad multimedia, quizás brinde la mejor alternativa de solución actual a este problema. Dentro de esta definición de software contemplamos tanto aplicaciones de aprendizaje asistido por ordenador (CAL-Computer Assisted Learning) como aplicaciones de e-Learning o aprendizaje virtual. Unos se pueden tomar en línea, conectados a la red, otros como aplicaciones residentes en las maquinas.

Existen en el mercado un sin número de aplicaciones bien hechas y de contenidos académicos muy amplios. Muchas dedicadas al desarrollo de un área en particular, u otras que cubren todas las áreas del proceso de adquisición de la lengua (vocabulario, gramática, pronunciación, comprensión auditiva, comunicación oral, lectura, y escritura). Muchas aplicaciones incluyen prácticamente un laboratorio de idiomas de uso personal.

En muchas el contenido viene ya dividido de acuerdo a programas académicos preestablecidos por niveles o unidades, otras son más generales en sus presentaciones. Casi todas estas aplicaciones incorporan ejercicios o exámenes para evaluar la retención de lo estudiado. Las aplicaciones que trabajan con plataformas administrativas (LMS- Learning Management System) por lo general acumulan los resultados de estos exámenes dentro del registro de progreso del estudiante. Estos registros pueden ser revisados por los profesores desde cualquier parte y a cualquier hora generalmente.

De este modo, estas aplicaciones funcionan como libros de trabajo para los estudiantes, que les permiten a los profesores estar enterados de las actividades llevadas a cabo por cada uno de sus alumnos. De forma individual. Sin necesidad de que el profesor deba corregir las tareas asignadas. E incluso, itemitizadamente.

Existe una aplicación en el mercado, que va incluso un paso más allá; es capaz de seguir las respuestas del estudiante, y obligarle a repasar las lecciones estudiadas dependiendo de sus respuestas. Este proceso automático de repasos, repasa con mayor frecuencia las lecciones donde presenta mayores problemas, se va espaciando en periodos de tiempo cada vez mayores para facilitarle el generar retención de largo plazo.

Creo que coincidirían conmigo en cuanto a que pedagógicamente es de mucho valor para un profesor el poder tener una radiografía detallada de cada estudiante en cuanto a su proceso cognitivo; es mucha la información que podría sacar el profesor para corregir y ayudar al estudiante en el proceso de aprendizaje.

De tal forma, que quisiera proponer a los profesores de EFL, el utilizar estas aplicaciones como "pre-acondicionadores u homologadores” de grupo, en el aspecto cognitivo. Es decir, usar estas aplicaciones para asignar tareas que deben ser cubiertas por los estudiantes antes de venir al aula. Esto les permitiría tener mucha mayor participación de sus alumnos en clase y avanzar mucho más rápido en sus programas académicos.
Deja tu comentario
Subscripción a publicaciones
podrás recibir información de las publicaciones de Educaweb te ofrece