Orientación Académica

5 motivos para hacer un curso de verano

¿Por qué hacer un curso de verano?

Los cursos de verano son una oportunidad perfecta para formarte si no dispones de tiempo libre durante el resto del año. Permiten mejorar habilidades y competencias, ampliar conocimientos en un campo específico y descubrir nuevas áreas de interés personal y profesional. 

Por qué hacer un curso de verano

Los cursos de verano se caracterizan por su flexibilidad y su corta duración. Puedes cursarlos de manera presencial, semipresencial u online y suelen durar entre una y cuatro semanas, aunque también pueden ser de uno o varios días.

Además, la oferta de cursos es muy variada. Puedes realizar cursos de múltiples temáticas, como por ejemplo, idiomas, psicología, informática, educación, deporte, bienestar personal, medio ambiente, comunicación, saludeconomía, arte y cultura

A continuación, encontrarás 5 motivos para realizar un curso de verano:
  • Mejorar conocimientos y competencias. Los cursos de verano pueden ayudarte a actualizar tus conocimientos. La formación a lo largo de la vida es imprescindible para cualquier persona. Además, debido a su duración limitada, puedes concentrarte en potenciar algunas de tus competencias profesionales y enriquecer tu currículum
  • Aumentar tu red de contactos. En los cursos de verano podrás conocer tanto a alumnos como profesores o profesionales que harán aumentar tu red de contactos (networking, en inglés).
  • Reciclarte y explorar nuevos ámbitos de estudio. Puedes realizar un curso ya sea porque quieres reciclarte en conocimientos específicos (como los idiomas) o bien, porque buscas una formación acorde a tus nuevos intereses y aficiones (por ejemplo, un curso de música).
  • Poder elegir entre multitud de temas. En verano, las universidades, los centros formativos y las asociaciones programan un amplio abanico de cursos. Esto permite que te puedas introducir en cualquier tema que sientas curiosidad, y quizás, abrirte las puertas a formarte más sobre ello en un futuro.
  • Combinar ocio y aprendizaje. También puedes formarte por placer. Aprender porque te apetece profundizar en un aspecto concreto. Aunque creas que el curso que has elegido no te ayudará a progresar profesionalmente, te permitirá adquirir nuevas competencias que podrás aplicar en tu práctica profesional y personal.
En algunos casos, como los profesores y maestros, los cursos de verano realizados en algunos centros específicos, sirven como méritos en futuras convocatorias públicas para el acceso a la función docente.

Además, ten en cuenta que existen diferentes becas y ayudas para realizar cursos de verano.

Es recomendable que conozcas los criterios que te ayudarán a escoger tu curso de verano y encuentra tu curso de verano.