Técnico en educación infantil

Descripción
El técnico en educación infantil (TEI) trabaja con niños de edades comprendidas entre los cero y los seis años de edad.
Realiza juegos y otras actividades educativas para promover el desarrollo físico y mental, y desarrollar el comportamiento social del niño.
Actividades laborales
Los técnicos en educación infantil (TEI) organizan juegos y actividades educativas individuales o colectivas destinados a afianzar y promover el desarrollo físico y mental y el comportamiento social de niños en edad infantil (de los 0 a los 6 años).

Este profesional ejerce su actividad en el sector de la educación formal y no formal y en el sector de los servicios sociales de atención a la infancia.

Puede trabajar como:
  • Educador infantil en el primer ciclo de la educación infantil (de 0 a 3 años) en instituciones dependientes de organismos estatales o autonómicos y locales, y en centros de titularidad privada.
  • Educador infantil en instituciones o programas específicos de trabajo con menores (0-6 años) en situación de riesgo social, o en medios de apoyo familiar.
  • Educador en programas o actividades de ocio y tiempo libre infantil con menores de 0 a 6 años: ludotecas, casas de cultura, bibliotecas, centros educativos, centros de ocio, granjas escuela, etc.
Si trabaja en el primer ciclo de educación infantil o en instituciones y programas con menores, siempre lo hace bajo la supervisión de otros profesionales, como el maestro de educación infantil o el director o coordinador de la institución educativa.

El técnico en educación infantil programa y organiza actividades destinadas a estimular el desarrollo físico y la sociabilidad de los niños, y también, promueve la facilidad de expresión de los niños narrando cuentos y organizando sesiones de simulación de roles o teatro infantil, recitación de poemas para niños, danzas y canciones infantiles, conversación y discusión.

Observa a los niños para poder evaluar sus progresos y poner al corriente a las familias de los resultados logrados o de los problemas detectados, y diseña y aplica estrategias de actuación con las familias, para mejorar el proceso de intervención.

También debe supervisar a los niños durante sus actividades para garantizar su seguridad y resolver los conflictos que puedan acaecer.

Es responsable de evaluar el proceso de intervención y los resultados obtenidos, elaborando y gestionando la documentación asociada al proceso y trasmitiendo la información con el fin de mejorar la calidad del servicio.

Algunos técnicos deben supervisar a otros trabajadores o desempeñar tareas afines, como la de gestión de documentación.
Perfil profesional
Para ser un técnico en educación infantil (TEI), es recomendable tener las características siguientes:
  • Disfrutar con el trabajo humano, y en especial, con el trato con los niños.
  • Tener iniciativa y sentido común.
  • Tener paciencia y saber tratar adecuadamente a los niños y a sus familias.
  • Tener energía, entusiasmo y dedicación.
  • Saber organizarse y planificarse.
  • Tener aptitudes creativas y prácticas para poder diseñar actividades de interés y estimulantes para los niños.
  • Poseer capacidad para animar, motivar e inspirar a los niños.
  • Saber mantener el orden y las rutinas.

Competencias
  • Actitud responsable.
  • Activo.
  • Afectuoso.
  • Amable.
  • Atiende las necesidades emocionales de bebés y niños pequeños.
  • Capaz de calmar y tranquilizar a los niños.
  • Capaz de realizar observaciones.
  • Conocimiento sobre el desarrollo de los niños.
  • Consuela a los niños cuando se sienten mal.
  • Da de comer a bebés y niños pequeños.
  • Educado.
  • Empático.
  • Establece una buena relación con los padres.
  • Estimula el desarrollo del niño.
  • Flexible.
  • Habilidades sociales.
  • Imaginativo.
  • Lee cuentos a los niños.
  • Planifica y supervisa actividades de juego.
  • Proactivo.
  • Proporciona un ambiente estimulante a los niños.
  • Responsable.
  • Supervisa y registra el progreso del niño.
  • Viste a bebés y niños pequeños.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados