Reparadores de elementos arquitectónicos en altura

Descripción
Los reparadores de elementos arquitectónicos en altura restauran, reparan y realizan el mantenimiento de edificios y elementos arquitectónicos altos, como chimeneas industriales. Emplean varios tipos de herramientas y materiales para desempeñar su trabajo. Es imprescindible seguir las medidas de seguridad.
Actividades laborales
Los reparadores de elementos arquitectónicos en altura restauran, reparan y realizan el mantenimiento de estructuras altas, como chimeneas industriales, monumentos y torres. Para realizar su trabajo utilizan andamios, escaleras y cuerdas.

Entre las tareas que desempeñan se cuentan:
  • Reponer o reparar elementos y materiales dañados: hormigón, ladrillos, cantería y tejas.
  • Construir chimeneas de acero.
  • Reponer cristales rotos.
  • Soldar metales.
  • Pintar.
Por razones de seguridad, suelen trabajar en equipo.

Los reparadores de este tipo deben llevar ropa de protección, lo que incluye casco de seguridad y calzado de protección, y otros elementos como auriculares y guantes de protección.

Algunos reparadores han de realizar trabajos lejos de casa, a veces durante largos períodos de tiempo.
Perfil profesional
Para realizar este trabajo, se requiere:
  • Estar físicamente en forma y poseer una buena resistencia física, ya que este trabajo requiere realizar ejercicio físico (agacharse, levantar pesos, etc.).
  • Que te gusten las alturas.
  • Trabajar bien en equipo.
  • Estar al tanto de cuestiones en materia de salud y seguridad en el trabajo.
Es preciso seguir siempre las medidas de seguridad y tener sumo cuidado al trabajar a altas alturas.

Aunque muchas compañías proporcionan el transporte, resulta útil disponer de permiso de conducir.

Este trabajo puede no resultar adecuado para personas que sufren afecciones cutáneas como eczema o respiratorias como el asma.
Competencias
  • Buena forma física.
  • Capacidad para concentrarse.
  • Capacidad para ganarse la confianza de los demás.
  • Capacidad para sobrellevar un trabajo rutinario.
  • Capacidad para trabajar en equipo.
  • Capaz de seguir un programa.
  • Capaz de trabajar con las manos de forma habilidosa.
  • Capaz de trabajar con vencimientos.
  • Capaz de trabajar en alturas.
  • Confiable.
  • Conoce la normativa de salud y seguridad en la construcción.
  • Habilidad para los números.
  • Mezcla metales.
  • Permiso de conducir completo.
  • Presta una atención especial a la normativa en seguridad y salud.
  • Restaura, repara y mantiene estructuras de altura.
  • Sustituye o repara hormigón, obra de ladrillos, mampostería y tejas dañados.
  • Trabaja en equipo.
Estudios oficiales
A continuación se relacionan algunos de los estudios oficiales (ciclos formativos o carreras universitarias) que permiten ejercer esta profesión. Hay que tener en cuenta que dependiendo del ámbito de especialización, es posible que se tenga que complementar la formación con otros cursos más específicos del sector. La formación continua es un aspecto clave para la mejora profesional.
Cursos relacionados